lunes, 26 de septiembre de 2016

¿Quién paga la cubierta?


El Ayuntamiento de Santander y el Real Racing Club han refrendado hoy el compromiso de ambas administraciones con la reparación de la cubierta de los Campos de Sport del Sardinero y han acordado los pasos más inmediatos para poner en marcha las actuaciones más urgentes que garanticen la seguridad en el estadio. En lo que no están de acuerdo las partes es en quién debe pagar esas obras. De momento, los servicios técnicos municipales dicen que les corresponden al club de fútbol, pero el Racing recurrirá ese informe, primero por la vía administrativa y si fuera necesario por la vía judicial posteriormente. 

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el presidente del Racing, Manuel Higuera, se han reunido hoy junto a los concejales de Deportes, Juan Domínguez, y el de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, para acordar las actuaciones que se van a seguir.

En el encuentro, tanto el Ayuntamiento como el club han coincidido en que lo primordial en este momento es iniciar las obras de reparación más urgentes.

Por ello, el Racing analizará la posibilidad de acometer los trabajos y si la situación económica le impidiera comenzarlos en el plazo de seis días hábiles que han fijado los servicios técnicos municipales, el Ayuntamiento iniciará un procedimiento de urgencia para contratar los trabajos y ejecutarlos de forma subsidiaria.

Asimismo, los técnicos municipales valorarán si es necesario acotar algún área de seguridad hasta el inicio de las obras, por si el Racing no hubiera podido iniciar los trabajos en el plazo establecido.

Por lo que respecta al pago de las reparaciones, los representantes municipales han recordado a Higuera que existe una resolución administrativa en la que los técnicos municipales determinan que las obras las debe asumir el club, y tanto el Racing como el equipo de gobierno coinciden en que la obligación del Ayuntamiento es respetar dicha resolución, acatarla y hacerla cumplir.

Hoy comenzaron obras en la estación de bombeo de aguas
residuales valoradas en más de 300.000 euros
Higuera ha trasladado a los representantes municipales la intención del club de presentar un recurso contra dicha resolución, al entender que los costes debería asumirlos el Ayuntamiento.

El equipo de gobierno, por su parte, se ha comprometido a que los servicios técnicos municipales resuelvan cuanto antes el recurso y a respetar al máximo, tanto lo que determinen los técnicos, como lo que acuerden los tribunales si el Racing llegara a hacer uso también de su derecho a recurrir en otras instancias.

El bueno, feo y malo del Lealtad - Racing

Bueno
Los números. La fría estadística. Este Racing resulta imparable y es el equipo menos goleado de las tres categorías nacionales. En Tercera División hay un par de clubes que todavía no han encajado un gol en estas seis primeras jornadas, pero ninguno en Primera, Segunda o Segunda B, solamente el Racing. Con 16 puntos sumados de los 18 posibles y asentado en el liderato del Grupo I, el viento sopla a favor para el Racing que entrena Ángel Viadero. Lo importante es ir ganando los puntos, de los regalos arbitrales o de las ofrendas de los rivales no se acordará nadie dentro de unos meses, pero el equipo santanderino no debería dormirse en los laureles. En Les Caleyes el conjunto montañés venció, pero no convenció. El Lealtad no mereció la derrota, pero el Racing lleva ya esa inercia del campeón que hace que la balanza se incline siempre del lado del grande. Es algo bueno.


Feo
La camiseta azul piscina de la segunda equipación racinguista se estrenó con victoria. Para algunos es fea y para otros una preciosidad... Lo que es seguro es que no es gafe como la negra. Por Les Caleyes pasó a saludar Marcelino García Toral, ilustre vecino de Villaviciosa. La afición racinguista ha olvidado ya sus salidas traumáticas del club cántabro y el técnico asturiano recibió el cariño de los aficionados racinguistas… aunque no quiso atender la petición de saltar al césped al final del encuentro para saludar a los cientos de seguidores que le reclamaban. Otro técnico asturiano vivía todo lo contrario a unos cientos de kilómetros. La parte más amarga del fútbol. El Burgos de Paco Fernández perdía en El Plantío 0 a 1 con el Palencia lo que motivaba su destitución automática, aunque no se hizo oficial anoche. Los burgaleses se sitúan colistas a 15 puntos del Racing.

Malo
En el cine hay malos que son muy buenos. El árbitro del Lealtad-Racing se convirtió en uno de esos villanos protagonistas que terminan cayendo bien a un parte de la sala. Jon Ander González Esteban hizo un papelón en Les Caleyes. El colegiado de Barakaldo le ha pitado cinco veces al Racing y el conjunto cántabro siempre ha ganado con él en el terreno de juego salvo un empate intranscendente, la eliminatoria por el título de Segunda B ante el Albacete, el 1-1 en Santander. Hace dos temporadas pitó el encuentro del Racing ante la Cultural Leonesa en los Campos de Sport en aquel partido memorable de la liberación… Con  los aficionados regresando al estadio en masa tras la etapa Harry y un gol salvador de Koné al filo de que se terminara el tiempo reglamentario. La campaña pasada arbitró a los cántabros en Tudela y ante la Peña sport en El sardinero y ayer en Villaviciosa. Cuatro de cuatro victorias del Racing. A Jon Ander le deben de tratar bien en Castro.

Fran Díez

domingo, 25 de septiembre de 2016

La inercia del líder


No mereció perder el Lealtad. El Racing "robó" los tres puntos de Les Caleyes marcando un único gol de penalti dudoso y después de que el colegiado anulara un gol legal a los asturianos por un presunto fuera de juego que no era. También Gándara salvó un gol en la raya de gol… E incluso el balón golpeó los dos palos en una acción de Robert que no terminó dentro de la portería racinguista de milagro. Nadie se acordará del sufrimiento vivido ante el Lealtad con los tres puntos en el maletero de vuelta a Cantabria.

El equipo cántabro es líder, ha sumado 16 puntos de los 18 posibles y solamente ha encajado un gol en seis partidos… Visto así el bosque parece hermoso, aunque hay árboles que deberían ser podados. Mucho que corregir y mejorar. En Villaviciosa el Racing no disparó entre los tres palos ni una sola vez. Solamente fue capaz de marcar de penalti. Y además lo pasó muy mal en defensa… Tanto que resulta extraño que los racinguistas hayan ganado el duelo. La inercia del campeón. Roberto Aguirre, el entrenador del Lealtad, tenía claro que el árbitro vasco Jon Ander González Esteban había sido determinante en el resultado final. Y lo fue…

El Racing fue mejor que el conjunto maliayo en la primera parte, pero tampoco era capaz de crear ocasiones claras ni mostraba un juego fluido. Algo de Aquino, algo de César Díaz… Detalles. A la media hora el penalti que decretó el árbitro cambió el rumbo del partido. Fue un forcejeo dentro del área en el que cayó Borja Granero al suelo… Se puede señalar o no. Fue dudoso. Muy discutible. Es cierto que los cántabros habían sido mejores que los locales y el gol de Aquino desde los once metros lo reflejaba en el marcador. Con ese 0-1 se llegó al descanso.

En la segunda parte el Lealtad se comió al Racing como si fuese un tierno cachopo. El conjunto santanderino se quedó trabado. A algunos jugadores se les acabó la gasolina o esa fue la sensación que dieron. En el minuto 53, Pablo Gállego, el ex del Cácereño, batió a Iván Crespo pero afortunadamente Miguel Gándara llegó a tiempo de evitar el gol del empate sobre la raya. Cinco minutos después Robert se fue del canterano y su disparo golpeó primero en un palo y después en el otro paseándose por la línea de gol… Un pequeño milagro. Por un momento el futbolista, y parte de la grada, celebró el gol… Con un Racing grogui llegó el tanto del empate, pero el colegiado lo anuló por fuera de juego. No era. Un error clamoroso del trencilla. El equipo de Ángel Viadero tuvo 20 minutos horrorosos, pero la traca no le costó el partido.

Poco a poco los racinguistas lograron poner un poco de orden. Peña empezó a tocar un poco más el balón y el equipo montañés pudo capear el temporal con cierto oficio. Alguna falta y la lesión momentánea de Javi Porrón, el portero del Lealtad, rompieron el ritmo del partido. Aquino en el minuto 85 probó fortuna desde muy lejos, pero su disparo se fue muy alto. Les Caleyes es un campo muy complicado, el Lealtad es un buen rival y se ganó… Misión cumplida, pero a este Racing hay que exigirle mucho más. Si sestea lo normal es que se deje puntos.

Fran Díez


Lealtad, 0: Agustín Nicolás, Hernández, Sergio, Mendi (Garrido, min. 87), Alberto, Álex, Gállego (Jandrín , min. 73), Muñiz, Grande, Yosu, Robert.

Racing, 1: Iván Crespo, Gándara, Samuel Llorca, Mikel Santamaría, Camus, Borja Granero, Álvaro Peña, César Díaz (Sergio, min. 89), Caye Quintana(Coulibaly, min. 64), Héber y Dani Aquino.

Goles: 1-0, minuto 31: Daniel Aquino de penalti.

Árbitro: González Esteban, Jon Ander (Colegio Vasco). Muy mal. Erró en decisiones importantes y tuvo un criterio muy extraño a la hora de sacar las cartulinas. Amonestó a los locales Mendi, Alberto, Muñiz, Yosu, Garrido, Álex y Robert y a los visitantes Gándara y Héber.

Incidencias: Minuto de silencio por los tres fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido en Santander el sábado 24. Invasión de campo al finalizar el encuentro cuando todavía estaban presentes jugadores y árbitros. Unos 2.000 seguidores del Racing.

Las notas del Lealtad - Racing



Iván Crespo   6/10
Seguro. En la misma buena línea que mantiene, aunque tampoco se lució con paradas espectaculares.

Miguel Gándara   5/10
Se vio superado en demasiadas ocasiones y sufrió mucho defendiendo a Robert. Pese a todo se rehízo y salvó un gol cantado bajo palos, además de aguantar con una cartulina amarilla.

Samuel Llorca   6/10
Cada vez está con más confianza, incluso para incorporarse al ataque y sacar el balón jugado. Algún despiste con los balones largos a su espalda.

Mikel Santamaría   6/10
Correcto. El navarro estuvo contundente y no se complicó la vida.

Sergio Camus   6/10
Le tocaba jugar fuera de su puesto natural, pero cumplió con solvencia una tarea complicada. No se le puede subir que se incorpore al ataque como un lateral zurdo.

Borja Granero   6/10
Muy intermitente. Combinó momentos muy buenos con ausencias en un encuentro más de lucha,

Álvaro Peña   7/10
Cuando apareció hizo jugar al equipo y mantuvo el balón en una fase del choque en la que el Racing lo estaba pasando muy mal. Sacó la calidad a relucir.

César Díaz   6/10
Terminó agotado. Bien en la primera parte, en la segunda fue difuminándose.

Héber Pena   6/10
Le cosieron a faltas y desapareció demasiado en varias fases del encuentro abandonando la banda.

Dani Aquino   7/10
Fue de nuevo lo más peligroso que tuvo el Racing y peleó cada balón con los defensores asturianos, aunque se fue quedando sin gasolina en la segunda mitad. Mucha calidad, poco físico.

Caye Quintana   4/10
El delantero onubense no tiene todavía el ritmo de sus compañeros. Muy frío.

Mohamed Coulibaly   5/10
Le puso chispa, pero no estuvo especialmente acertado en lo que intentó.

Sergio Ruiz   sin calificar
Salió ya para ganar tiempo. El Racing no agotó los tres cambios.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Roberto Aguirre, el rey del empate


Pocos pueden presumir de tener un récord mundial en un deporte tan global como el fútbol, pero el entrenador del Lealtad, Roberto Aguirre lo luce en su currículum. El técnico asturiano ha regresado a su tierra después de 13 temporadas entrenando fuera. Con el Pájara Playas canario logró tres permanencias en 2ªB, luego pasó por el Lorca, Pontevedra, Zamora y Mensajero. Doce más uno entrenando en la categoría de bronce del fútbol español.

Roberto Aguirre es un entrenador que destaca por preparar muy bien a sus equipos en el aspecto defensivo. Son conjuntos ordenados y aguerridos. Un muro defensivo. Una roca. De ahí vino su récord mundial. Lo logró entrenando al Zamora en la temporada 2012/2013: diez empates consecutivos. El récord lo comparten con el Racing de Avellaneda de 1990, que encadenó también diez encuentros en tablas. “Es algo complicado de hacer. Increíble. Y precisamente el partido siguiente, con el que podíamos tener el récord en solitario, va y ganamos en casa al San Sebastián de los Reyes. Esa temporada empatamos 22 encuentros, estábamos ya un poco cansados de tanto empate y en partidos igualados casi tirábamos a arriesgar, o ganamos o perdemos, pero nada de sumar otro empate”, recuerda el entrenador.

El once del Zamora que logró el décimo empate ante
el Fuenlabrada igualando el récord del Racing de Avellaneda.

Aquella temporada con la escuadra zamorana fue histórica. En Zamora no se ganaba ni en una hora ni en semanas ni meses. “Fueron 22 empates, y solamente perdimos siete partidos, los que menos después de los equipos más fuertes de la categoría, el Oviedo y el Tenerife. Sin embargo tanto empate nos llevó a jugar la promoción y aquella campaña coincidía que era a dos eliminatorias por un lío anterior con el Alcoyano. De los cuatro clubes que la disputaban solamente se salvaba uno. Ya a la promoción llegamos marcando un gol de falta directa en el minuto 93 en Mieres. Luego eliminamos al Villanovense en la prórroga en la primera eliminatoria y al Constancia, 0-1 en Mallorca y… un empate a uno en Zamora”, rememora. Fue una temporada épica. “Además estuvimos cinco meses sin cobrar por lo que fue una experiencia de esas que nunca se olvidan y con un buen final de aquella permanencia tan sufrida”, narra.

Con esos antecedentes y con el rey del empate enfrente, no sería de extrañar que el Lealtad-Racing terminase en tablas. “Sumar un punto contra el Racing a nosotros no nos sabría mal, pero estamos con ese punto de ambición y de empuje por haber empezado bien el campeonato e intentaremos ir a por la victoria, pero es cierto que el Racing es un gran equipo y un empate no estaría mal”, reflexiona Aguirre.