miércoles, 24 de junio de 2015

Incertidumbre bajo palos


La situación de la portería del Racing es bastante peculiar. Si el club finalmente se queda en 2ªB no cuenta con ningún portero y si logra la permanencia en los despachos y afronta la campaña en Segunda podría contar con dos guardametas peleando por la titularidad: Mario Fernández y Germán Parrero. El arquero alicantino sigue teniendo contrato con el Espanyol, pero el club catalán le ha instado a que se busque una nueva cesión. Germán estaría encantado de regresar al Racing, pero en la categoría de plata. No le faltarán ofertas ya que ha rendido a buen nivel en los partidos que ha disputado. Pedro Munitis está encantado con el guardameta y no dudaría en contar con él.
El caso de Mario Fernández Cuesta es llamativo. Ha pasado de héroe a villano en poco tiempo. El capitán cometió errores graves en la recta final del campeonato perdiendo la titularidad. Su contrato especifica que quedaba libre si había descenso, entre otras cosas porque el club no podría pagarle. En Segunda División tampoco interesaría, ya que tiene una de las fichas más altas de la plantilla y consideran que pueden encontrar un portero de garantías a menor coste, caso de Parreño. O incluso otro más, que sería suplente, y ahorrar dinero. Con el canterano David Puras como tercer portero o segundo dependiendo de la categoría en la que esté la escuadra santanderina y el dinero que exista para fichajes y fichas, que será muy poco.

Dentro de la extraña planificación de la plantilla que tiene que realizar el Racing, sin saber si jugarán en 2ªB o 2ª, la portería está ahora mismo en el aire mientras otros clubes no tienen que esperar a nada ni resolver incertidumbres. Por ejemplo, el portero cántabro Iván Crespo, que interesaba a los racinguistas, ya ha fichado por el Lleida, que quiere ser uno de los gallitos de la categoría de bronce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario