martes, 14 de julio de 2015

Anguix vende humo



Juan Anguix, presidente del Elche, y Julio Martínez, director de gestión del club ilicitano, ofrecieron una rueda de prensa ayer vendiendo un falso optimismo y que en realidad sonó a los últimos estertores de un futuro cadáver. Creen que es imposible otro descenso del club franjiverde, pero dibujan un panorama desolador para la entidad a la que representan. El Elche CF en Segunda no es viable actualmente.
Ambos leyeron un texto en el que cargaron contra Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), y Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD) tras el descenso administrativo del equipo ilicitano. "¿Qué esconden Tebas y el TAD tras este ensañamiento?", leyó Martínez. El consejo acusó a la LFP de trato discriminatorio al Elche y denunció la "velocidad" del expediente sancionador que emitió el Juez Único y cuyo objetivo era, según Martínez, dejarles "sin margen de maniobra". "Está bien que el señor Tebas nos vigile, pero quién vigila al señor Tebas. Quién nos dice qué está pasando en el fútbol español", insistió Anguix. El dirigente garantizó que el próximo 1 de agosto demostrará que ha sido el presidente "que más dinero ha puesto en la historia del Elche". Quizá eso no le sirva para salvar a su club, aunque su trabajo no era sencillo.
Atacar al “vigilante” Tebas o requerir todos los certificados de Hacienda y Seguridad Social del resto de los clubes no suele funcionar. Tampoco lo hace vilipendiar a la máxima autoridad política del deporte nacional. Molestar a los socios de un club social del que no quieren que te expulsen refuerza precisamente los motivos para que te echen. Algo parecido le sucedió el verano pasado al Murcia. Anguix ha comentado que la deuda a corto plazo de la entidad es de 20 millones de euros, así que no son solamente los 7 millones que deben a los futbolistas los que necesitan de manera casi inmediata. ¡Y no tienen ni el balance económico de la temporada pasada! Como pasar cumplir con las ratios de la LFP…
Los nuevos dirigentes del club, que llevan apenas dos meses, se han encontrado con una deuda enorme y un montón de expedientes abiertos de todo tipo, desde los de la LFP hasta los de la Comisión de la Unión Europea. Lo han dado todo, pero quizá la tarea era imposible.
El presidente confirmó que el club pedirá la cautelarísima, suspensión cautelar de urgencia del descenso, ante la Justicia ordinaria, y que espera para este viernes o el lunes el veredicto. Una última carta, pero  es muy complicado que salga bien la mano. "El Elche, a pesar de los intentos, sigue duro y tiene un gran futuro por delante", apostilló Anguix, quien insistió en que el proceso sancionador del Elche "ha sido bastante raro". Sonó a pataleta. Quizá se mostró demasiado optimista dada la situación que maneja y que se enfrenta nada menos que a la LFP y el CSD y que ha cargando prácticamente contra todos los estamentos del fútbol, incluido un club de la capital al que ha acusado de tener un trato de favor.

El presidente del club franjiverde confía ya solamente en la justicia ordinaria: "Es donde podremos estar en igualdad de condiciones”. Anguix descartó que el Elche pueda estar en peligro de un nuevo descenso administrativo, en esta ocasión a Segunda B, por impago a los jugadores. "Sólo hay dos posibilidades que contemplamos: en Primera o en Segunda", explicó el mandatario del Elche, quien desveló que si el equipo finalmente desciende se verá obligado a vender jugadores "para rebajar la deuda". El mandatario no lo contempla, pero otros estamentos sí lo hacen. Vender jugadores a estas alturas no es tan sencillo y el Elche necesita muchísimo dinero en poco tiempo. Además, los impagos a jugadores es solamente una de las causas por la que pueden descender de nuevo al club… Y hay otras. Varias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario