viernes, 31 de julio de 2015

Bajar, bajar y volver a bajar


No se engañen, no es una anécdota más en una temporada para el olvido, es un descenso en toda regla. El Racing acaba de vivir el tercero de la temporada, después de Ponferradina, Sabadell y Elche. La entidad vendió optimismo. Manolo Higuera se mostraba contundente. Este partido lo íbamos a ganar, por un abrazo de Pescador a Tebas en el 85’ y un impago del rival a AFE en el 91’.
Todo lo que sube, baja. La moral, los ascensores, los globos, los miembros viriles y el Racing. El club vive con el culo pegado a un subibaja diabólico. Hasta que un día llega Hacienda y te baja del balancín cual padre diciéndole a su hijo de 15 años que está mayorcito para estas cosas y que deje ya de hacer el imbécil.
Cree el racinguista que todos son de su condición. Que Sepulcre era Pernía, que Anguix era Harry, que Dean Johnson era Ali Syed y que el tejido empresarial ilicitano no nos llegaba a la suela del zapato. Estábamos equivocados, porque de zapatos en Elche saben un montón, y Pikolinos le da mil vueltas al Banco Santander. Nosotros tenemos Botas y Botines y ellos muchas alpargatas.
El zapato ha salvado al Elche, no nos importa, iremos descalzos a la Bien Aparecida a pedirle otro milagro, lograr otro ascenso de 2ªB a 2ª, de las cloacas del fútbol al chiringuito de Tebas al cual Anguix se refería. Tebas se lo quería calzar, y se lo calzó.
Fue terrible aquel año. Un cúmulo de despropósitos deportivos e institucionales. El Albacete por revertir la liquidación, la Llagostera por no completar la ampliación, el Zaragoza por deudas, el Osasuna por amañar hasta los amistosos... Tantas balas, perdón, perdigones de una escopeta de feria que, como todas, falla.
Al final, no sólo se trata de gestionar la miseria, sino comérsela también. Prepárense para una ración de realidad dura, fría y angustiosa.
Centrémonos: Hacienda, Celta B y Atlético Astorga. A empezar con buen pie, con un pie metido en una albarca folklórica y revillesca (porque necesitamos el aval del Gobierno para seguir andando) y no un modelo exclusivo de Martinelli.

Racinguista, no hay camino, se hace camino al subir, al bajar, al subir, al bajar…

Pierre Alain Mahé

No hay comentarios:

Publicar un comentario