viernes, 24 de julio de 2015

El éxito de la ampliación


La segunda ampliación de capital del Racing ha sido un éxito. En realidad era el apéndice de otro gran éxito, una primera ampliación que fue un auténtico triunfo popular y que atomizó el accionariado del club con unos 13.000 accionistas. En esta segunda se han recaudado 621.055 euros que suman un capital total de 2.717.605. El mínimo exigido por el Consejo Superior de Deportes era de 2.661.620 antes del día 27 de julio, así que el objetivo se ha cumplido. La llamada “plataforma de los hombres buenos” ha cumplido su promesa de poner el dinero que faltaba. Además, han logrado reclutar a empresas solventes que pueden ser importantes para el futuro. La tarea no ha sido sencilla y han tenido que trabajar muy duro para atraer al capital. Las llamadas, reuniones, mails y documentos han sido cientos.
En esta segunda ampliación ha habido poco más de 100 impositores. Los tres principales han sido Inmoarrabi, un empresario de Bangladesh y Hummel, la firma de ropa deportiva danesa que viste al equipo. La empresa vasca ha puesto 300.000 euros y se queda con algo más del 26% del club. Es el máximo accionista de la entidad, aunque ha delegado todo su poder en el Consejo de Administración. El presidente del Racing, Manolo Higuera, calificó a Inmoarrabi como un “ángel de la guarda”. Es cierto que la empresa de capitales de riesgo es la más interesada en que el Racing sea viable, pero han demostrado mucha comprensión y creen en el proyecto, al margen de que llegasen a Santander de la mano de Francisco Pernía. Higuera ha dejado claro que no hay ningún tipo de “conspiración” detrás y que sin su buena voluntad no habría ahora mismo Racing.
El empresario de Bangladesh ha aportado 216.000 euros, lo que le deja como propietario de un 8% del Racing. También han renunciado a tener un consejero y confían plenamente en la labor del Consejo y en el proyecto de los ex futbolistas. En ningún caso vienen con la idea de figurar o mandar en la institución. La presencia de la familia Botín en el club ha sido clave en esta inversión que ha sorprendido a muchos. Incluso se ha incluido una opción de recompra para estos títulos por si quisiesen recuperar su dinero. La empresa Hummel también entra a formar parte del accionariado del club, aunque con una inversión menor a la realizada por los dos anteriores, tal y como se comprometió a la hora de convertirse en la firma que viste al conjunto racinguista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario