jueves, 23 de julio de 2015

La pelota en la raya


El Racing quiere tener hechos los deberes para poder estar en Segunda División si finalmente cae el Elche, algo que cada vez parece más cercano. El presidente del club santanderino, Manolo Higuera, sabe que para eso hay que arreglar la situación de la entidad con la Agencia Tributaria. Sin el famoso certificado positivo de Hacienda no habría opción posible de aprovechar la caída de los ilicitanos. Durante la rueda de prensa de presentación del defensa navarro Mikel Santamaría, el dirigente se refirió de nuevo a ese problema con el fisco: “Siento ser reiterativo, pero el nudo gordiano que tiene el Racing es solucionar el problema de Hacienda. Para eso necesitamos la complicidad de la Administración Tributaria y de las administraciones regionales, que vean que hemos entregado una hoja de ruta y que la estamos cumpliendo. Dijimos que se cubriría la ampliación de capital y se ha cubierto, que pagaríamos a los jugadores y empleados y se ha pagado. Estamos cambiando poco a poco la imagen del club y eso tiene que dar confianza a las instituciones. Al final, todo esto es una cuestión de confianza y esas acciones deben servir para generarla. Si solucionamos el problema con Hacienda el escenario será más que ilusionante”. De momento, los políticos están colaborando, pero el club también se ha encontrado con muchos detractores a una posible operación de ayuda al Racing, aunque fuese por medio de avales.

Preguntando por la situación del Elche y si tenía tiempo de seguir la actualidad del equipo ilicitano, Manolo Higuera consideró que “las noticias del Elche no da tiempo a valorarlas. ¡Todos los días son 12! No tengo claro nada, un día escucho al presidente decir que va a pagar y al otro que los empresarios de allí no ponen dinero si no se va él. Dicen que están negociando con los futbolistas para que retiren denuncias y he hablado con varios y no lo han hecho ni lo van a hacer. Es difícil valorar la situación del Elche, solamente digo que nosotros no podemos llegar al 31 de julio sin estar preparados. Si llega la pelota a la raya de gol tenemos que ser capaces de empujarla”. El pasado de futbolista del presidente racinguista dejó una bonita metáfora sobre un gol que daría un ascenso en los despachos: “Que la pelota llegue a la línea de gol depende del extremo, que es Elche, o de otros jugadores, como la LFP. Nosotros tenemos que arreglar lo nuestro y empujar dentro ese balón. Estar en disposición de dar el paso… Mi impresión es que yo la quiero empujar y tengo esperanzas de que la pelota llegará allí”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario