jueves, 6 de agosto de 2015

Empezar mal


No está ofreciendo una buena imagen el Racing de Pedro Munitis en la pretemporada. Falta gol, profundidad y sobran desajustes y errores. El técnico del Barrio Pesquero no deja de repetir que no está preocupado y es lógico, estos partidos veraniegos no valen para nada. Curiosamente, después de ganar en Sarón, la única victoria holgada hasta la fecha en estos bolos veraniegos (1-3), dejó claro que su escuadra no comenzará la competición oficial a un nivel alto. “Va a ser complicado llegar en nuestro mejor momento. Complicado no, va a ser imposible llegar bien al inicio de temporada. Ante la selección de la AFE tuve ocho jugadores del primer equipo y el día que más he tenido disponibles han sido diez. Así es muy difícil”, se lamentaba el entrenador del Racing.
Y es que el técnico parte de cero. El equipo es prácticamente nuevo y a los aficionados les va a tocar aprenderse de nuevo nombres y asociarlos a caras y dorsales. “Estamos formando un equipo completamente nuevo y con el inconveniente de no tener disponibles a todos los jugadores de la plantilla. Son momentos de pruebas que ni siquiera estamos pudiendo hacer por esas ausencias… No es lo ideal, pero es lo que hay”, comentaba Munitis.
Pueden sonar a excusas manidas, pero es la realidad con la que trabaja el cuerpo técnico. Quizá sea la mejor campaña para no empezar al cien por cien. En 2ªB, el Racing se puede permitir algunos “despistes” mientras llegue a la recta final de la competición al máximo. Si es campeón de grupo será un cara o cruz en una eliminatoria a doble partido. Y se comprobó en el último ascenso desde la categoría de bronce que un club campeón de grupo puede perder cuatro o cinco partidos y empatar más de un decena sin poner en peligro el liderato. No parece que el grupo que le ha correspondido al club santanderino sea especialmente “caro” para cumplir el objetivo de ser campeón.

A Munitis se le nota preocupa. Se lo toma muy muy muy en serio. “Son momentos para trabajar, probar, ver en que podemos equivocarnos y en que vamos acertados, pero pocas posibilidades estamos teniendo de hacer pruebas… Estamos aguantando el temporal. Yo no soy capaz de hacer un equipo en tres semanas si a eso le sumamos que no tienes a los jugadores para trabajar…. Todos debemos ser conscientes de la situación en la que estamos y tener paciencia…”, reflexionaba el entrenador. Otra cosa será que la afición verdiblanca tenga ese aguante si llegan empates o derrotas ante rivales modestos como el Celta B o el Atlético Astorga.  Desde luego, los hinchas deben recordar que la temporada es muy larga, que la temporada es en realidad dos partidos al final. O así debería ser si todo va bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario