martes, 11 de agosto de 2015

La paciencia de Munitis


Pedro Munitis quedó satisfecho del penúltimo ensayo antes de comenzar la competición oficial. Su equipo gustó más ante la Ponferradina que en ocasiones anteriores. “Estoy muy contento con el juego del equipo durante la mayor parte del partido. Venimos diciendo desde el principio lo mismo, seguimos entrenado, seguimos preparándonos, seguimos teniendo algún desajuste que nos ha costado caro, pero creo que la línea es buena”, aseguraba el del Barrio Pesquero. Esos desajustes costaron dos goles después de dominar los primeros 25 minutos ante los bercianos. “Creo que ha sido el mejor partido que hemos hecho hasta ahora. Es el camino a seguir y tenemos que continuar así. Queda un montón por hacer y mucho trabajo, pero estamos a semana y media de empezar la competición. A ver si hacemos un buen partido el sábado también para llegar con la moral lo mejor posible”, decía el técnico. El Racing disputa su último encuentro amistoso el sábado a las siete de la tarde en Galizano ante el Sestao River.


Al equipo verdiblanco le cuesta marcar goles, los concede con relativa facilidad en errores puntuales y no termina de ganar un partido. En el entorno racinguista ha cundido cierto desánimo al que no es ajeno Pedro Munitis. “Yo también estaría preocupado, cuando vas de copiloto vas casi echando el pie para frenar, pero los que tenemos que estar tranquilos somos los que llevamos el coche. Somos conscientes de la situación en la que estamos. Queda mucho trabajo, faltan incorporaciones y todo está siendo complicado. No se pasa de estar a punto de morir, de estar no sé cuanto tiempo en coma, a tener de pronto la energía de un chaval de 18. El Racing estaba destruido y hay reconstruirlo. Eso lleva tiempo. Entiendo que el aficionado de paciencia no entiendo mucho, pero la situación es la que es”, indicó. Suena un poco a la herencia recibida, como si no hubiese existido un ascenso a Segunda, pero es cierto que todo en el club está cogido con bridas. “El Racing ha estado a puntísimo de desaparecer, nos hemos quemado con cuatro o cinco jugadores del año pasado, es un equipo nuevo… Nos toca hacer como el ave fénix, resurgir de nuestras propias cenizas y eso lleva tiempo. Hay que tener paciencia”, matizó el mítico ex futbolista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario