sábado, 19 de septiembre de 2015

Incidentes en Tafalla


La nota más triste del Peña Sport-Racing nada tuvo que ver con el fútbol. Un grupo de ultras del Osasuna, de la Peña Indar Gorri para más señas, se desplazaron a Tafalla con el objetivo de agredir a los aficionados cántabros y armados hasta los dientes. El encuentro no era de alto riesgo ni nada parecido, pero afortunadamente la presencia en las cercanías de varios efectivos de la policía foral, debido a una carrera ciclista, evitó males mayores. Los incidentes se saldaron con una decena de heridos leves y unos cuantos identificados por las fuerzas de seguridad, que requisaron varios palos y todo tipo de objetos de ataque que podrían haber ocasionado una desgracia.
Los heridos fueron atendidos por erosiones y golpes en una ambulancia, que también se encontraba en la zona por la celebración de la carrera ciclista. Otras tuvieron que acudir directamente al centro de salud de Tafalla y precisaron de varios puntos de sutura. La pelea se produjo en torno a las cuatro y veinte de la tarde, dos horas antes del inicio del partido.

Desde que comenzó la competición en 2ªB se ha producido toda una serie de incidentes relacionados con los grupos de aficionados más jóvenes y radicales del club, incluso antes, ya que el amistoso de pretemporada en Burgos también hubo problemas. En este caso de Tafalla la culpa, desde luego, no fue de los cántabros. En el último partido en casa ante el UD Logroñés se registraron también problemas y en Aranda de Duero fue agredido un guardia de seguridad lo que ha ocasionado multas y sanciones para aficionados racinguistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario