domingo, 6 de septiembre de 2015

La guerra del CD Lugo

Tino Saqués, presidente del CD Lugo

Hoy el periódico La Voz de Galicia vuelve a la carga con el escándalo del CD Lugo y parece que el culebrón y la guerra entre las dos directivas, la actual y la saliente, tendrá muchos más episodios. Desde el diario gallego se recuerda que la ex directiva del club lucense todavía no ha aclarado cómo es posible que no exista respaldo documental para la transferencia de 457.000 euros del club a cuentas del ex presidente Bouso y del ex consejero Víctor Ferreiro. La ex directiva contestó ayer a los datos filtrados de la auditoria, publicados por La Voz de Galicia, con una escueta nota a la que se ha sumado hoy una carta de Quique Setién. Los medios y las notas de prensa tampoco son el lugar más adecuado para demostrar con papeles y certificados operaciones financieras.

Según La Voz de Galicia el comunicado emitido por Bouso tampoco aclara en qué fechas realizaron los supuestos préstamos al CD Lugo, que no están en la contabilidad oficial del club, según la auditoría de Senn Ferrero Asociados, aunque en el comunicado los ex directivos dicen que "esta actividad está reflejada en los balances que han sido aprobados anualmente por las asambleas de socios y se encuentran archivadas en las oficinas del club". La anterior directiva del conjunto lucense recuerdan que los balances fueron auditados por la firma SACE, aprobados por la LFP y compartidos anualmente con las asambleas de socios, y que la ética y la ley rigió siempre sus actuaciones". Miguel Cabaña escribe en el medio gallego que "los ex directivos aseguran que los 457.000 euros recibidos del club los invirtieron en la compra de acciones del club para garantizar su constitución como SAD. Sin embargo, curiosamente, las aportaciones de dinero para la sociedad tuvieron que hacerse antes del 14 de junio del 2013, mientras que la salida del dinero del club para los dos directivos se produjo un mes y medio después (30/7/2013)".


Tino Saqués no ha querido valorar estas informaciones ni los datos de la auditoria, que está sin concluir. “Mi responsabilidad es velar por los intereses del CD Lugo y de los accionistas que represento. Todos los informes se harán de forma exhaustiva y con total transparencia. Y en cuanto tengamos el informe final de la empresa auditora se convocará a una junta de accionistas para exponer la situación financiera y contractual del club”, aseguró a La Voz de Galicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario