lunes, 7 de septiembre de 2015

Sobre cuentas oficiales y cuentas piratas


Las redes sociales y la imagen tienen una importancia cada vez mayor en cualquier ámbito, para una persona, una empresa o una institución. También en el fútbol, que no escapa a algo que ya es cotidiano. Quizá pueda parecer que es simplemente una cuestión menor para un club deportivo y que es más importante contratar a un delantero goleador o a un pívot reboteador. Seguro que muchos dicen que es un detalle o algo sin importancia, pero no lo es. Por eso mismo, me gustaría destacar el trabajo de la persona que está realizando una labor enorme con las redes sociales del Real Racing Club, aunque esa función de community manager ya ha sido reconocida por medios locales y nacionales, como la Cadena Ser o el Canal Plus. Hasta las aficiones rivales se han rendido a su trabajo, por ejemplo con la cartelería previa a los partidos. El nombre de esa persona, que es un poco la voz del Racing en la sombra, es Dani Quevedo.


Recuerdo con pena como el Racing hizo su entrada en Twitter con un sobrino de Ángel Lavín, alias Harry, al que contrataron con un sueldo bastante elevado. Tuits intrascendentes que aparecían publicados a horas intempestivas de la noche y llenos de erratas dejaban a la institución en mal lugar. Después de la liberación del club la presión popular hizo que un local de hostelería cediese la cuenta @realracingclub al Racing y se comenzó a trabajar de una manera seria. Se consiguió sacar una APP para Android e iOS, un trabajo colosal realizado por Eduardo Calzado y el propio Dani Quevedo.

El club estaba a punto de desaparecer y todo amenazaba ruina, pero no se quiso dejar de lado una faceta que la propia afición había reclamado y que consideraba algo necesario. Había varias cuentas que utilizaban el escudo y el nombre de la institución. Este mes de julio se ha conseguido recuperar la cuenta de Instagram, cedida por un chico llamado Adrián. El Racing le agradeció públicamente su detalle. No ocurrió lo mismo con Facebook y han tenido que crear una nueva página y empezar de cero.

La persona que maneja esa cuenta pirata, que utiliza el nombre del Racing, tiene unos 5.400 Me Gusta y juega al despiste y al engaño haciéndose pasar por un canal de información oficial cortando y pegando los comunicados de prensa del club. Las redes sociales son un gran reclamo y también realizan una labor informativa. Son muy importantes para muchos aficionados racinguistas, especialmente para los que residen fuera de nuestra comunidad. No entenderé jamás como un supuesto racinguista es capaz de usurpar la identidad del club, ni que réditos puede sacar con ello. ¿Dinero? ¿Protagonismo? ¿Publicidad?

No querer ceder una cuenta de Facebook es totalmente legítimo, aunque discutible en este caso. Ocurrió anteriormente en otra red social y el desenlace fue favorable al Racing. Era algo de sentido común. Lo que no tiene discusión es la utilización del trabajo que hacen otros. Eso es algo que no es de recibo. La gota que ha colmado mi paciencia es ver como este personaje incluso crea un evento para el encuentro de este fin de semana contra la UD Logroñés sin ningún rigor, incluso colocando una imagen del otro equipo de la ciudad riojana, la SD Logroñés. Patético.


Parece que algunos se creen en posición de pedir hasta una audiencia con el Papa o de convocar un evento en nombre del Racing, que no es otro que el partido liguero del domingo. Parece que incluso el Racing les debe pedir permiso, hacerles una reverencia y darles las gracias por la "publicidad" que hacen. En un arrebato de cordura deberían cambiar el nombre de su página y que no induzca al error, no jugar al despiste y aprovecharse de ello para otros fines personales. Se les debería caer la cara de vergüenza cuando pasean por los Campos de Sport, por la sala de prensa o por la reuniones de la APR dándose golpes en el pecho y asegurando ser grandes racinguistas.


Juzguen ustedes:





'Suky' Rebaque

2 comentarios: