sábado, 5 de septiembre de 2015

Un lechazo y gracias


Un punto y gracias. Es complicado ganar partidos jugando sin delantero y defendiendo fatal las jugadas de estrategia del rival. El Montecillo resultó ser la montaña esperada y el encuentro se puso cuesta arriba desde el inicio. Al Racing le cuesta arrancar los partidos y la temporada. Solamente la calidad individual, que salió desde el banquillo, sirvió para resolver la papeleta y sacar una renta de un puntito, que tal y como están las cosas, supo a lechazo. Eso es lo que se llevó el Racing.

El equipo entrenado por Pedro Munitis dominó más en la primera parte, pero sin profundidad, mientras que la Arandina aguardaba agazapada para usar sus armas. Era un falso dominio de los cántabros, lo que le interesaba a los locales.

En el minuto 21 llegó la opción más clara del Racing. Óscar, muy activo por la derecha, recibió el balón dentro del área, superó al arquero de la Arandina CF y a punto estuvo de marcar pero la zaga local impidió que rematase con claridad ya con el portero de los ribereños batido.

El segundo periodo comenzó con el tanto de cabeza de Pau Franch, su especialidad. Los remates con la testa del espigado atacante de Castellón eran el gran peligro de la Arandina… Lo escribíamos en la previa de racinguismo.com ¿Y quién y cómo marcó? Pues eso.

No se descompuso el Racing con el gol, aunque casi todo el mundo se temía ya lo peor. Munitis realizó los tres cambios a la desesperada casi de manera consecutiva y fueron determinantes. Álvaro Peña, Dioni y Migue García entraron al terreno de juego y cambiaron radicalmente el ataque estancado del Racing. Tanto fue así que después de un remate con el pie de Artiles, que detuvo el portero rival (minuto 58), Álvaro Peña anotó el gol de la igualada. El centrocampista vasco combinó con Dioni por la derecha y marcó con un tiro cruzado bien colocado ante el que nada pudo hacer Álex. Peña deslumbró a los aficionados con 40 minutos de un nivel digno de una categoría superior, en la que por cierto, militaba la campaña anterior.

Con el 1-1 el Racing probó a jugar de una manera más combinativa, sin tanto balón en largo y cambios de orientación, que fue la tónica de la primera mitad, quizá por el estado del terreno de juego. De este modo intentaron ganar los tres puntos, aunque el oficio de la Arandina les cortó las alas. La defensa del conjunto castellano fue un Ribera del Duero recio y con cuerpo. En el 72 Migue García colgó un buen centro desde la derecha que fue cabeceado fuera por poco por Dani Rodríguez y en el 86. el extremo jienense recién incorporado cruzó en exceso un disparo desde la derecha. Poco bagaje para sumar los tres puntos. Hubiese sido excesivo.

Pedro Munitis siguió aferrándose al discurso de la paciencia con un punto más: "El equipo se ha adaptado a las condiciones del partido. No nos vinimos abajo con el gol en contra, fuimos capaces de igualar y en el tramo final merecimos ganar. Seguimos mejorando, somos un grupo nuevo y hay que tener paciencia porque no existe una varita mágica, sólo trabajo y tiempo".

'Suky' Rebaque


Arandina CF: Álex, Borja Plaza, Mauri, Pajarero, Sergio Noche, Gonzalo, Adri, Manu, Pau Franch (Fran Adeva, 78), Nico (Zazu, 83) y Carlos (Ruba, 70).

Racing: Dani Sotres, Borja San Emeterio, César Caneda, Santamaría, Francis; Kamal (Álvaro Peña, 54), Fede San Emeterio, Dani Rodríguez, Óscar (Migue García, 60), Artiles; Coulibaly (Dioni, 58).

Árbitro: Bueno Prieto (Colegio madrileño). Amonestó a los locales Borja Plaza, Sergio Noche, Nico y Fran Adeva, así como a los verdiblancos Fede San Emeterio, Coulibaly y Francis.

Goles: 1-0. Minuto 54. Pau Franch; 1-1. Minuto 61. Álvaro Peña.


Incidencias: Unos 3.000 espectadores, casi medio millar de aficionados racinguistas en el graderío. Álvaro Peña y Migue García debutaron con el Racing.



No hay comentarios:

Publicar un comentario