domingo, 11 de octubre de 2015

El bueno, el feo y el malo: Racing - Pontevedra


El bueno
El bueno es el Racing B, ese del que tanto hablan, y que ganó 0-2 al Laredo en San Lorenzo. El bueno es el Racing de Ferrol que lidera el Grupo I de Segunda B con dos puntos de ventaja sobre el UD Logroñés. O el Racing de Avellaneda, que es cuarto en Argentina. Desde luego, no puede ser el Racing de Santander, que está dos puntos por encima de la promoción a Tercera con el presupuesto más alto del grupo y tiene a todos sus aficionados con el alma en vilo. No puede ser bueno este Racing de Santander que por primera vez en su historia fue eliminado de la Copa por otro conjunto de Cantabria. No puede ser bueno este Racing capaz de desintegrar en el césped todo lo conseguido desde su liberación y hacer que sus aficionados discutan entre ellos y piten a sus futbolistas. Al final, no mataron al club los saqueadores, al Racing le puede matar el fútbol.


El feo
Afortunadamente el Pontevedra no viaja con su mascota porque si no el público huiría despavorido de las playas de El Sardinero como si les atacase Godzila. Roelio es un hueso. Una tibia, por concretar. Quizá no lo hayan adivinado por la foto. Ya saben, por aquel Pontevedra mítico del ‘Hay que roelo’. Claro que la mascota parece cualquier cosa. Prefiero no concretar en esta ocasión, pero los gallegos le pusieron un par... El Mundo Deportivo eligió a la mascota del club gallego como la más fea del mundo, aunque cuando la miras dos veces, no te parece tan horrenda como en la primera impresión. Roelio nació hace quince años y ya ha celebrado un ascenso a 2ªB. Aquí hemos sido capaces de despiezar a la Vaca Tula. No tenemos nada. Mejor un hueso, que lamerse las heridas.


El malo
Luisito vestía traje; Pedrito, chándal. El gallego le ganó la partida al cántabro y desde luego no en el ámbito de la moda. No me gusta el chandalismo en los banquillos, lo reconozco, pero también sé que poco tiene que ver con el trabajo final que desarrolla un técnico. Hace poco en una entrevista a Pedro Munitis el veterano técnico cántabro José Ramón Moncaleán, que entrenó a Luisito en la Gimnástica de Torrelavega, le preguntó: “¿Cuál es tu concepto futbolístico para este Racing?”. La respuesta del ex futbolista del Racing no pudo ser más imprecisa: estudiamos al rival y en función de tal y cual, bla, bla, bla… Luisito fue Luisón. Un coloso. Con un equipo humilde maniató a un Racing, que pese al triunfo de Gijón sigue con los mismos problemas que arrastra desde la campaña pasada. Y Munitis, desorientado, sigue sin encontrar el problema... Parece que ni siquiera lo ve. Dos victorias le impidieron ver el bosque. Por ejemplo, ¿no hay un lateral derecho mejor en el B? Óscar, que fue tu mejor hombre en el arranque liguero, sin convocar. Y así una detrás de otra. Mal en la defensa de las jugadas de estrategia, mal en la creación, mal, mal, mal...

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario