domingo, 18 de octubre de 2015

La misma lluvia, la misma nada

Sotres, desesperado, haciendo 'El Grito' de Münch

Empate a cero y gracias. El Racing tuvo suerte de sumar un puntito después de recibir las del pulpo en Somozas. El equipo de Pedro Munitis evidenció los mismos problemas que viene padeciendo ya desde que se hizo cargo del equipo la pasada campaña. Los mismos errores de siempre; la misma lluvia gallega. El mensaje de que Munitis no debe continuar va calando hasta los huesos y se hace cada vez más evidente… Es un clamor. No será el único culpable y no se puede cambiar a toda la plantilla, pero el barco racinguista está a la deriva…

El equipo local jugó con su segunda equipación, roja, porque en todas las camisetas del Racing hay demasiado verde. Los cántabros tuvieron que utilizar la ropa de entrenamiento, la equipación de urgencia de la pretemporada. Si en este club puede salir algo mal, sale mal. Solamente falta fichar a Murphy de delantero top y que se caiga al suelo por el lado de la mantequilla.
A los 30 segundos la presión asfixiante sobre Francis ya dejó en evidencia al lateral, al que le sigue alineando y al Racing. Iban a sufrir… Y mucho. El Somozas tiene un campo pequeño, presiona bien y es un equipo trabajado… Hasta aquí, todo normal. Lo llamativo es que tocó también el balón mucho mejor que el conjunto cántabro y le ganó la posesión. Así está el Racing. Recibió un baño. Otro más.

A los siete minutos un saque de esquina terminó con el remate de Antonio Bao, uno de los centrales locales. Fede le obstaculizó un poco y el defensa no pudo rematar mejor. Dominaba el Somozas y hacía correr al Racing. Chus Hevia trataba de moverse en la punta de ataque, desasistido, aunque creó algo de peligro escorándose a la izquierda, pero en dos casos (minutos 4 y 12) sus buenos centros no encontraron a ningún rematador. Falta un delantero o llegar desde atrás con más efectivos. Falta jugar a algo. Casi nada.

La banda de Francis era un coladero, una constante en este arranque de temporada. Una constante en su trayectoria. Había poco juego y el Racing caía en la trampa del Somozas. La trampa de 2ªB. El rival puede atascar tu juego, pero este equipo de Munitis cierra su grifo ofensivo él solito.

El primer disparo de puerta del partido y la mejor ocasión de los 45 minutos iniciales llegó en el 20. Un centro medido de Iñaki, Gran Reserva de La Rioja, permitió a Dani Rodríguez rematar solo de cabeza. El gallego picó el balón de arriba abajo, pero muy suave y centrado. El portero local Javier Mandaluniz, ex de la Gimnástica de Torrelavega, no tuvo problemas para atrapar el esférico.

No despertó el Racing, el Somozas seguía muy serio y con la pelota en sus pies. En una jugada larga tuvieron la posesión de la pelota unos cuantos minutos para finalizar la acción con un disparo de Pablo Antas. El Racing se limitaba a ser intenso y correr detrás del rival. El mundo al revés. De falta directa Antón de Vicente buscó la escuadra de la portería de un inédito Dani Sotres. El balón se fue alto. El guión estaba claro. Ellos eran los buenos.

El primer tiempo terminó con susto para el Racing. Un centro lateral llegó en buenas condiciones al ‘9’ gallego, Mario Barco (autor la semana pasada de un hat-trik), y Francis apenas les molestó. El atacante remató alto con la cabeza. Pedro Munitis se hizo unas fotos con unos niños antes de irse al vestuario como si no pasara nada, como si todo funcionase correctamente, pero se había dejado el gas de la cocina encendido y todo podía explotar.

Saltaron con más ganas los dos equipos  tras el descanso, pero el Racing lo iba a pasar todavía peor que en la primera mitad. Ver para creer. En contra de todos los pronósticos el grande fue el equipo que sonaba a pueblo. Los verdiblancos son un histórico venido a menos que arrastran su prestigio semana a semana. No son un hidalgo que no tiene para comer porque son el club rico del grupo… Son los ricos que malgastan talento.

En el minuto 60 un saque de esquina volvió a poner en jaque a la zaga cántabra. Cualquier de las siete jugadas de estrategia que tiene el Somozas terminan en los remates de Antonio o Mateo, éste segundo no pudo rematar dentro de los tres palos por poco. El equipo de Munitis era incapaz de salir de la cueva. La desesperación de los verdiblancos la plasmó Fede protestando al árbitro. El colegiado le mostró la cartulina amarilla por ello. Era la impotencia.

En el minuto 66 Pablo Antas disparó a puerta en una falta directa y el balón tocó en la barrera desviándose… El esférico se estrelló en el larguero con Sotres ya batido. La mejor ocasión del partido. La jugada continuó y Mario Barco, el delantero cedido por el Lugo, peinó demasiado la pelota y se escoró lejos del poste. El Somozas achuchaba a un Racing atascado.

En el 68 Añón estuvo a punto de marcar tras un centro del camerunés Leuko, pero una mano salvadora de Sotres lo impidió. Otra gran ocasión. El Somozas mereció el triunfo. Muy duro. El dominio de los gallegos era total.

Munitis retiró a Fede para dar entrada a Isma Cerro… Ya de jugar sin centro del campo por lo menos tener uno más arriba, debió pensar el técnico. El Racing solamente se encomendó a alguna contra con un Somozas volcado en ataque y a la aparición de Migue. Pero las mejores ocasiones siguieron siendo para los locales. Añón se fue de tres defensas cántabros y disparó a puerta de manera milagrosa y trastabillado, pero Sotres pudo detener la pelota en dos tiempos. En el 90 el moreno Leuko, también cedido por el Lugo, se fue de dos y colgó otro centro peligroso… Uno más. Hasta el final fueron los locales los que buscaron la victoria con un Racing catatónico. O Racing, ¡oh! Racing.

Fran Díez



Somozas 0: Mandaluniz, Leuko, Juanmi, Álex Bao, Antonio, Mateo, Añón, Antón de Vicente, Mario Barco (Quique Cubas, min. 83), Joseba y Antas (Remeseiro, min 90).

Racing 0: Dani Sotres, Francis, Iñaki, Alain, Mikel Santamaría, Fede San Emeterio (Isma Cerro, min. 72), Migue García, Dani Rodríguez, Chus Hevia (Paulino Miguélez, min. 82), Peña y Artiles (Coulibaly, min. 77).

Árbitro: González Hernández (C. Castellano-Leonés). Amonestó a los locales Alex Bao, Leuko y David Añón. Por parte del Racing vieron la amarilla: Migue y Fede.

Incidencias: Complejo Deportivo Municipal Alcalde Manuel Candocia, unos 800 espectadores. Césped en buenas condiciones, aunque rápido debido a que fue regado antes de que comenzara a llover. Entrada pobre con unos poquitos aficionados cántabros, la mayoría de la peña Núkleo Asón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario