martes, 27 de octubre de 2015

Los goles del Racing


Cuando Caye Quintana marcó el gol del empate para el Valladolid B el pasado domingo, el Racing se descompuso durante unos cuantos minutos. "Ante la primera dificultad o murmullo el equipo desaparece", sintetizó Pedro Munitis en la rueda de prensa. Su plantilla es joven y no tienen demasiado oficio, parece que su mentalidad es muy frágil ante los contratiempos o que se bloquea ante la exigencia de ganar todos los encuentros. Lo cierto es que este Racing no ha ganado ningún partido que empezara perdiendo... Tampoco ha perdido si ha marcado el primer gol. Por lo menos, ese desastre del gol en contra, al contrario que la temporada pasada, nunca llega a las primeras de cambio. Ninguno de los goles recibidos por el club montañés ha sido marcado antes del minuto 30.

La escuadra de Munitis ha anotado 15 goles y ha encajado 10, una diferencia de +5 goles que está lejos de la mejor del grupo, la del UD Logroñés: +10 (15-5). Solamente cuatro clubes presentan un balance mejor que los cántabros: el Logroñés de Pouso (+10), Racing de Ferrol (+9), Guijuelo (+8) y Lealtad (+6).


De los 15 goles que ha anotado el conjunto verdiblanco nueve han sido en casa y seis a domicilio. Los tantos están muy repartidos en el conjunto montañés, hasta diez futbolistas han tenido éxito viendo puerta. Artiles con tres goles es el máximo artillero del Racing. Dos goles han marcado Migue, Chus Hevia y Dioni; con un solo gol están Dani Rodríguez, Iñaki, Álvaro Peña, Fede, Coulibaly y Mikel Santamaría. De los diez partidos disputados ha habido tres en los que no se abrió el marcador para los cántabros, un dato preocupante (Celta B, Logroñés y Somozas). Tres goles se marcaron en la primer parte y 12 en la segunda, de ellos la mitad en el último cuarto de hora de partido. 


De los diez goles recibidos por el Racing, cinco han sido en El Sardinero y cinco lejos de casa. En tres partidos se logró mantener la puerta a cero (Izarra, Sporting B y Somozas). Solamente dos goles se encajaron en la primera mitad y ocho en los segundos 45 minutos, de ellos, solamente tres en el último cuarto de hora de los choques. Sorprende que el conjunto menos goleado del grupo sea el Guijuelo, un equipo que juega a tener la pelota y con un fútbol de toque. La posesión suele ser la mejor defensa, la escuela Barça. Solamente han encajado cuatro tantos en diez encuentros y dos se los hizo el Burgos. La Peña Sport y la Arandina han recibido 19, casi dos por encuentro.


El Racing ha ganado cuatro de los cinco partidos en los que se adelantó primero en el marcador (Astorga, Izarra, Sporting B, Valladolid B) y sólo se dejó empatar uno (Peña Sport). En cambio, el equipo santanderino ha perdido tres de los cuatro partidos en los que el rival marcó el primer gol (Celta B, Logroñés, Pontevedra) y sólo ha conseguido empatar uno en el que empezara perdiendo (Arandina). El único choque que terminó sin goles fue en tierras gallegas ante el Somozas. Esto tal vez sea una muestra de esa mentalidad poco combativa que tiene el conjunto de Munitis. El grupo se viene abajo enseguida y la prueba es que todavía nunca haya ganado un partido que empezase perdiendo. Si abre el marcador, con viento a favor, no ha perdido. Todo lo contrario.

Fran Díez @_FranDiez 
Gerardo Aedo @gaedot


No hay comentarios:

Publicar un comentario