domingo, 1 de noviembre de 2015

El hundimiento


Este Racing puede ganar partidos tal y como ocurrió ante el Valladolid B la jornada pasada. Es un grande en la categoría y tiene el potencial para ello… Pero los problemas que tiene como conjunto siguen ahí latentes, incluso cuando logra sumar los tres puntos. Son problemas que se arrastran desde hace tiempo y que no se han corregido ni un poquito. Si el rival es más serio, la cuesta se transforma en montaña… En el Reino de León presenciamos el hundimiento del barco capitaneado por Munitis. El susto de Halloween fue de impresión. El racinguismo gritó, aulló, de dolor y rabia.

Ya en el minuto tres el Racing fue capaz de pegarse un tiro en el pie y dejar a todos muy claro que iba a ser una tarde de agonía. Un disparo de Villarejo golpeó en la cabeza de Fede y Sotres se confío creyendo que el balón iba fuera… El portero reclamó que le habían hecho falta. No lo pareció y no dejaba de ser una manera de exteriorizar su frustración. Sotres lleva muchas semanas muy nervioso y no transmite ninguna seguridad bajo palos. Óscar Santiago debería darle un descanso.

El festival del horror se prolongó un poco más. En el minuto 13 una falta de entendimiento entre los centrales racinguistas originó una falta de Alain en una ubicación muy peligrosa. Aketxe logró transformar en gol el libre directo con un Sotres poco inspirado. El delantero vasco marcó 20 goles la pasada campaña con la Cultu y antes cuajó también una gran campaña en el Sestao de Ángel Viadero. Sí, es top en 2ªB. 2-0 antes del primer cuarto de hora. Esto es Halloween.

Antes de cumplirse el minuto 20 ya sonó el hit de esta campaña pidiendo más “testiculina”. También algunos silbidos. Pero todo es susceptible de empeorar. En el minuto 37 un contragolpe de la Cultu por la izquierda terminó con un disparo de Aketxe que se estrelló en el travesaño de la portería defendida por Sotres. El delantero vasco tuvo hasta moviola y volvió a chutar cuatro minutos después casi desde el mismo sitio. En esta segunda ocasión el balón se fue un poco más arriba. El marcador se quedó corto para los leoneses.


No hubo remontada épica tras el descanso y lo que continúo fue la fiesta del terror. Ver el 2-0 en el marcador activaba el modo pánico del racinguismo. El conjunto verdiblanco trató de recortar distancias sin éxito, aunque generó más ocasiones en esta segunda mitad gracias a la entrada de Dioni. En el minuto 49 un pase al hueco a Migue lo aprovechó el jienense para llegar a la línea de fondo, darse la vuelta y centrar al área. El remate de cabeza de Chus Hevia se fue desviado, pero cerca del poste derecho.

En el minuto 59 un nuevo desconcierto en la defensa verdiblanca terminó con Dani Sotres fuera del área y poco después evitando un nuevo gol de los leoneses. El guardameta local también quiso su cuota de protagonismo y protagonizó un paradón en el 62- Leandro atajó un remate de Dioni desde dentro del área pequeña. Buenos reflejos de un arquero que jugó en Segunda con el Elche y la Ponferradina.

Para rematar este apocalipsis racinguista el árbitro expulsó a Migue, que se perderá el próximo partido ante el Burgos. Una baja sensible de uno de los pocos futbolistas que está aportando cosas positivas. El colegiado riojano también mandó al vestuario a Pinillos, el entrenador de porteros. Desde luego no fue el día de los guardametas del Racing… Óscar Santiago está pidiendo a gritos una oportunidad. Munitis pudo hacer utilizado el último cambio disponible para dar unos minutos a Borja Granero o a Docal. El equipo no carburaba y tenía a Migue con una cartulina amarilla, pero el técnico del Barrio Pesquero parecía en estado catatónico y no agotó los cambios, algo que extraña mucho.

Y la guinda de este pastel de calabaza la puso Dani Sotres realizando un feo gesto a una afición racinguista, que fue lo mejor del club. Los hinchas respetaron al portero y le perdonaron su espantada de hace dos años a Huelva, él debería hacer lo mismo y guardar la compostura. Mientras futbolistas como Sotres o Iñaki tuvieron un gesto muy malo con los hinchas a otros se les vio muy tocados por la derrota, sobre todo a los de casa. En el caso del riojano se da el agravante de que actuó como capitán del equipo en León y por tanto, debería respetar todavía más el escudo y a los seguidores de la institución que le paga. Unos aficionados, que al igual que hicieron con Sotres, le han perdonado sus devaneos con el Alavés este verano.

Adrián Rebaque


Cultural Leonesa 2
Leandro, Aitor Núñez, Santi Santos (Tejedor, min. 50), Bardal, Villarejo, Iosu Villar, Sultán (Javi Navas, min. 45), Gonzalo (Coutado, min. 70), Aketxe, Cristóbal y Víctor.

Racing 0
Dani Sotres, Borja San Emeterio, Iñaki, Alain (Dioni, min. 45), Mikel Santamaría, Fede San Emeterio, Migue García, Dani Rodríguez (Coulibaly, min. 80), Chus Hevia, Álvaro Peña y Artiles.

Goles: 1-0, minuto 2: Fede San Emeterio, en propia puerta después de que rebote en él un disparo de Villarejo. 2-0, min. 14:Aketxe, de falta directa.

Árbitro: Grado Soto (Colegio Riojano). Amonestó a los locales Aketxe, Javi Navas y Víctor y al visitante Migue García, en dos ocasiones. Además, expulsó al entrenador de porteros racinguista, Javier Pinillos.

Incidencias: Estadio Reino de León. Con unos 3.000 espectadores, más de 500 desplazados desde Cantabria. El club local homenajeó a su abonado número 1, Enrique Lamberto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario