miércoles, 4 de noviembre de 2015

En busca del racinguista perdido


A día de hoy el Racing cuenta con unos 8.200 abonados, una cifra más que respetable teniendo en cuenta que el club milita en 2ª B. Sin embargo, aún no ha llegado el día en el que la mayoría de esos socios hayan acudido a El Sardinero para ver jugar a su equipo. De hecho, en las cifras “oficiosas” que se proporcionan después de cada partido (recordemos que en esta categoría de bronce del fútbol español no hay tornos, luego el control exacto de asistentes es imposible) indican que la mejor entrada de la temporada se produjo en el Racing – Atlético Astorga, en la segunda jornada, y aún así, solamente acudieron el 73% de los abonados. Quizá alguno menos ya que algunos de los asistentes lo harían comprando entradas.


En el cuadro hay algunos datos que llaman poderosamente la atención. Por ejemplo, que en dos partidos ni siquiera se haya llegado al 50% de abonados en los Campos de Sport. Además, insistimos en que también hay gente que entra siempre con una entrada ocasional para el encuentro. Puede ser que el juego del equipo de Pedro Munitis no invite, de momento, a hacer un esfuerzo por acudir al estadio, pero que en algunos partidos falten más de 4.000 abonados, parece demasiado.

Sin embargo, y aunque nos parezca un dato preocupante, la asistencia a El Sardinero es la más alta de todos los recintos de nuestro grupo con gran diferencia. Basta un ejemplo, la asistencia a los estadios de los clubes que jugaron como locales en la décima jornada de este Grupo I de 2ªB:


A pesar de todo, sería interesante buscar la manera de aumentar la asistencia a los partidos de casa. Quizás se podría estudiar por qué hay tantos socios que no van y obrar en consecuencia. Puede que sea cuestión de retrasar los partidos una hora para que no se solapen con las copiosas comidas dominicales o cualquier otro factor. Todo sería cuestión de estudiarlo y trabajarlo, pero ya que la institución cuenta con más de 8.000 abonados, se debe aprovechar. También intentar no perder a esa gente de cara a próximas campañas ya que si no han acudido a muchos encuentros será más complicado que renueven el abono. Para el partido del domingo ante el Burgos las entradas costarán entre 10 y 30 euros, un poco más baratas de lo normal... En busca del racinguista perdido.

Raúl Lastra

No hay comentarios:

Publicar un comentario