lunes, 9 de noviembre de 2015

Huracán Tchité


El domingo al terminar el partido ante el Burgos todo el racinguismo hablaba de Pedro Munitis, pero el lunes por la mañana el protagonismo ha recaído en otra persona: Mohamed Tchité. El delantero africano se ha incorporado a los entrenamientos del conjunto cántabro a petición propia y gracias a su buena relación con el cuerpo técnico. El Consejo de administración ha dado también su visto bueno debido a a que Memé había dado su aprobación a la modificación del convenio de acreedores, ya que también se le debe dinero de su etapa en el Racing. Para él será como pagar un gimnasio especializado en fútbol… Llevaba muchos meses entrenando en solitario, en ocasiones en las playas de El Sardinero, a la espera de encontrar un nuevo destino para seguir jugando al fútbol a sus 31 años de carnet. El atacante ha completado una exigente sesión de trabajo transmitiendo buenas sensaciones. Está muy delgado y en aparente buena forma física, pese a que son más de dos años sin competir a nivel profesional de manera continuada.
Con su castellano limitado ha explicado que tardará aproximadamente un mes en estar al cien por cien en el aspecto físico, aunque dice que no se encuentra mal porque ha estado entrenado en solitario. Si mientras se pone en forma le surge una buena oferta se irá a probar fortuna donde sea. Si convence en La Albericia a los técnicos del Racing y el Consejo puede acceder a sus peticiones económicas podría firmar por el equipo santanderino. Mientras, el delantero vive en Parbayón donde adquirió una casa hace años.


La temporada pasada militó en el Petrolul de Rumanía, pero jugó poco y tuvo problemas musculares. Llegó ya con la campaña empezada a un club envuelto en muchos problemas económicos que le dejó un buen cañón. Jugó once partidos de liga y dos de Copa, aunque muy pocos minutos: 655. Solamente disputó tres encuentros completos y en el resto tuvo minutos sueltos: 3, 17, 19, 29... Marcó un único gol en la Copa, casi nada más llegar. El Petrolul terminó sexto en la tabla. Los impagos motivaron que Tchité no continuara en Rumanía.

La temporada 2013/2014 el delantero africano jugó muy poco en el Brugge, que terminó tercero en la Jupiler League. Tchité tuvo 183 minutos repartidos en cuatro encuentros: 6, 23, 81 y 75 a principio de campaña. Casi un año en blanco. El futbolista explicó en su momento que le quisieron vender a un conjunto chino y eso generó problemas, él no quiso ir a Asia y rescindió el contrato de manera más o menos amistosa. Tuvo ofertas, incluso de España, pero sus altas pretensiones económicas impidieron siempre que firmarse por algún club. La temporada anterior, en el mismo club de su país de adopción, jugó 29 encuentros y anotó seis goles. Fueron 20 partidos de liga (1.248 minutos y cinco goles), cinco encuentros de Europa League (marcó un gol), dos de la clasificatoria para la Europa League , uno de Copa y otro del play-off por el título en que jugó 36 minutos. No está mal.


La campaña anterior militó en el Stantard de Lieja, que fue quinto en la Jupiler, y compitió en 38 partidos, 3.020 minutos, con un buen registro goleador: 18 tantos (ocho en liga, cuatro en la UEFA League, tres en el play-off por el título y tres en Copa en el mismo partido y ante un rival menor). En la 2010/2011, también con el conjunto de Lieja, ganó la Copa y fue subcampeón de la Jupiler League. Esa campaña disputó un partido con el Racing, ante el FC Barcelona (0-3), y 33 con los belgas. Jugó 17 de liga con nueve goles y cuatro asistencias, diez del play-off con tres tantos y seis de Copa con cinco goles. En total: 17 goles en 2.752 minutos en Bélgica.
Han sido más de dos años casi en blanco, en un jugador bastante castigado, y con una lesión de menisco de por medio. Los médicos del club cántabro en su momento creían que tenía más edad de lo que señalaba su ficha. Si puede o no aportar algo a este Racing es una incógnita. A una parte de la afición del Racing parece que le haría ilusión el regreso del delantero africano estando el equipo tan mal y tan necesitado de un ’9’; a otra en cambio les parece una broma de mal gusto en un proyecto de cantera y futuro. De momento, Tchité vuelve a correr por La Albericia. Regreso al pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario