miércoles, 11 de noviembre de 2015

Osmar Barba: "En Corea tengo todo lo que necesito"


De Santoña a Seúl. Osmar Barba triunfa en Corea del Sur después de hacerlo en Tailandia. Normalmente los jugadores salen del equipo de su tierra con pocos minutos jugados en la élite y aún menos repercusión. Es muy duro ser canterano y los halagos se los suelen llevar los extranjeros... Ahora el central cántabro destaca en el FC Seoul y no sólo por su altura, 1,92. El español se ha convertido en el primer extranjero que es distinguido con ser uno de los capitanes de la plantilla. 

Osmar llegó a debutar en Primera División con el Racing y disputó con los santanderinos 13 encuentros en la máxima categoría. Su salida fue por la puerta de atrás con el descenso a Segunda y recaló en el exótico Buriram United tailandés con el que levantó hasta seis títulos. Su buena labor le permitió fichar por uno de los clubes más potentes del continente, en ese comento era el subcampeón de la AFC, la Champions asiática. 

¿Qué tal en esta segunda temporada en Corea del Sur? ¿Se la esperaba así?
Está siendo mucho mejor de lo que me pensaba en comparación con mi primera campaña aquí. Si que me esperaba estar más adaptado a la liga y al tipo de juego coreano, pero la verdad es que no me imaginaba estar tan adaptado a todo en general. Tampoco esperaba tener el protagonismo que me han dado y encontrarme tan a gusto en el equipo tanto fuera como dentro del campo.

En liga y AFC no habéis estado a la altura de lo esperado, ¿os ha podido la presión?
El equipo se ha renovado mucho respecto al bloque que tenía hace unos años. Además, desde que llegué cambiamos el sistema de juego con lo que se debe esperar un tiempo para conseguir un bloque fuerte. Muchos jugadores se han tenido que adaptar a un nuevo sistema. Nadie nos ha puesto la presión de tener que salir campeones, así que tampoco nos lo tomamos como un fracaso. El lamento es más personal por quedarnos fuera de la máxima competición que por la presión puesta por el club o el entrenador. 

Ahora mismo estáis jugando la fase final del torneo regular, ¿qué tal marchan las cosas?
Después de ganar la FA Cup ya no jugamos con más objetivo que el de quedar cuanto más arriba mejor ya que hemos conseguido el pase directo a la ACL del año próximo... Aun así en cada partido peleamos por ganar porque aquí la afición valora mucho la entrega, hay que pelear por ellos y por que sigan apoyando al equipo. Hasta ahora, hemos jugado tres partidos de esta fase y hemos conseguido dos victorias y un empate. Las sensaciones son buenas y creo que podemos terminar el año entre los tres primeros puestos.


¿Puedes explicar cómo funciona la K-League para todos aquellos que no la siguen?
La K-League se compone de 12 clubes, de tal manera que jugamos tres rondas completas contra cada equipo, con la diferencia de que no coinciden el orden de los partidos, es decir, cada jornada es pactada por sorteo a principio de año al igual que el campo donde se disputa el encuentro. Después de jugar esas 33 jornadas, la liga se separa en dos grupos, los seis primeros, siguiendo con los puntos acumulados hasta el momento, se siguen jugando el primer puesto y las plazas de acceso a ACL; y por otro lado los seis últimos se disputan evitar el descenso. En este grupo solamente uno desciende directo y el penúltimo juega una promoción contra el segundo clasificado de la segunda división para ver quien se queda en K-League o quien desciende de categoría.

¿El Jeonbuk Motors, el líder, es tan buen equipo como indica la clasificación?
Después de jugar varios partidos contra ellos ves que también se les puede ganar. Lo que sí he podido notar es que quizá tienen mas convencimiento en lo que hacen, como se suele decir, hacen dos cosas pero las hacen perfectas. Además, considero que tienen a gente más desequilibrante arriba que te puede resolver un partido en cualquier momento. Con todo esto suelen conseguir la mayoría de los puntos hasta junio o julio y luego se dejan más puntos por el camino, pero para entonces ya tienen bastante ventaja.

En cambio habéis ganado la FA CUP, ¿qué tal las celebraciones?
Me sentí muy contento y muy aliviado al mismo tiempo, el año anterior la perdimos en la final y también tenía muchas ganas de conseguir un trofeo en Corea. Además lo que conlleva ganarla es jugar la ACL al siguiente año, eso lo más importante. 

Le vimos en las celebraciones con una bandera española, ¿no tenía a mano una de Cantabria o una con el lábaro?
Pues no, la verdad es que no tenía ninguna de Cantabria, pero además como aquí en Corea es mucho más igualado que en Tailandia no estaba preparado para ganar nada. Al menos no quería preparar nada por si acaso al final no ganábamos el título.

¿Cuál será su meta para el próximo año?
La primera meta siempre es la misma que es jugar cuantos más partidos mejor... Es a lo que vine aquí y es lo que me hace feliz así que eso es lo más importante. Después, el objetivo, como cada año, es ganar la ACL que es lo máximo que puedes ganar en el fútbol asiático, así que siempre tendré ese objetivo en la cabeza mientras siga jugando aquí. Y en la liga, al menos seguir dejando al equipo en los primeros puestos y ya veremos si más adelante se puede pensar en un título en esta competición.



¿Qué tal es la vida en Seúl? ¿Se vive mejor que en Tailandia o en España?
La vida aquí me ha sorprendido muy gratamente. No sabía nada de Corea cuando llegué y ni mucho menos me esperaba estar tan bien aquí y que me gustara tanto esta ciudad. En España se vive muy bien, sin embargo me gusta más esto por la actividad que tiene la ciudad y las opciones que tienes para todo lo que quieras en el momento que lo quieras. Tiene contrastes de gran ciudad y puede resultar un poco estresante, pero también encuentras parques y rincones donde relajarte de una ciudad tan bulliciosa. Con Tailandia no hay mucha comparación posible... Siempre diré que Tailandia es un país genial para visitar e ir de vacaciones pero, bajo mi punto de vista, no lo es tanto para ir a vivir o trabajar durante un largo periodo de tiempo.

¿La gente le para por la calle y le reconoce en plan estrella?
Es una ciudad con millones de personas y es muy difícil que te reconozcan, pero alguna que otra vez sí que me han parado para sacar una foto, pero en contadas ocasiones. Esa es otra cosa buena de aquí, que por famoso que consigas ser siempre puedes ir a tomar un café tranquilo a donde sea.

¿Tiene algún tipo de anécdota que le haya ocurrido en estos dos años allí?
La verdad que no se me ocurre ninguna para contar, llevamos una vida bastante normal y muy parecida a la que tendríamos en España...  Salimos a comer, tomar cafés o aprovechamos los días libres para visitar alguna zona nueva de la ciudad. La mayor anécdota que puedo contar ha sido el descubrimiento de la comida coreana y que, sorprendentemente, me guste tanto. Eso sí, hay algo que aún se me resiste y creo que va a seguir así por mucho tiempo que es comer el pulpo todavía con vida cuando lo metes a la boca.

¿Sigue desde la distancia la actualidad racinguista?
Pues la verdad que no mucho, más que nada lo que me pueden contar desde casa ya que el equipo ha cambiado tanto que no conozco a casi nadie en la plantilla actual, entonces si leo una noticia del Racing apenas sé de quien hablan.

¿Qué futuro crees que tiene un club como el Racing?
Me gustaría un mejor futuro para el club de mi región, pero por lo que puedo escuchar, insisto, que es muy poco, no parece que la recuperación del Racing vaya a ser a corto plazo. Siempre y cuando la política no se separe de lo que es la propia competición y la deportividad con la que se debería sostener una institución como el Racing. El objetivo principal debería ser el beneficio de muchos, desde los aficionado, los trabajadores del club hasta los jugadores, y no de unos pocos. En un club pequeño como el Racing si se hacen bien las cosas todo el mundo ganaría. Los aficionados verían un mejor espectáculo cada partido y pagarían para ello, los trabajadores tendrían buena reputación en el mundo laboral por trabajar en la entidad y los jugadores de la casa se pelearían por llegar a jugar en el equipo que les enseñó todo lo que saben, con la consecuencia de poder venderlos y que el club recupere el dinero invertido en ellos con creces.

Son muchos los futbolistas cántabros que tienen que buscar el pan fuera de casa, ¿echa de menos que no haya tantos jugadores de la tierra en la plantilla verdiblanca actual?
Como decía, el Racing se debería sostener con jugadores de casa y sólo unas pocas plazas para jugadores de fuera. Por ejemplo, aquí, quizá el desarrollo futbolístico puede ser más lento que en Europa pero tienen las plazas para extranjeros limitadas a cuatro con lo que al final el bloque principal lo mantienen los jugadores locales y son los que tienen más opciones de jugar, mejorar y quizá llegar a jugar en Europa algún día. Esto se debería trasladar al Racing cambiando lo de extranjeros por jugadores de otras provincias, pero en mi opinión debería ser algo parecido.

¿Le gustaría volver a España? ¿Tuvo ofertas de Europa?
Lo cierto es que desde que llegué a Asia no he tenido la opción de volver a Europa, es decir que no he recibido ninguna oferta, pero aquí tengo los tres puntos más importante que un futbolista busca cuando va a un equipo que son: proyecto deportivo, proyecto económico y estabilidad familiar. Aquí tengo las tres cosas ya que es un club grande en Asia y que tiene una gran empresa detrás que lo respalda con lo que los dos primeros puntos están cubiertos, y por último, el tema de la familia tampoco me puedo quejar ya que a mi mujer también le encanta vivir aquí, así que poco más puedo pedir. En caso de que un día llegara una oferta de allí no puedo decir al cien por cien que haría pero tendría que ser algo muy bueno para dejar lo que tengo aquí. Ahora mismo estoy en un club grande, con grandes objetivos donde me respetan y valoran mi trabajo y cada día consigo un poquito más de importancia en la institución así que a día de hoy pienso que mi carrera futbolística está en Asia y, si puede ser, en Corea del Sur por mucho tiempo. En cuanto a volver a España, casi más de lo mismo, sinceramente me apetecería mucho más conocer ligas como la inglesa o la alemana, en caso de volver a Europa, antes que volver a España pero como te digo, nunca se puede dar nada por seguro.


Adrián Rebaque

No hay comentarios:

Publicar un comentario