martes, 3 de noviembre de 2015

Posibilidades de ascenso


Sólo cuatro equipos de los cuarenta que compiten en Segunda División B consiguen ascender al fútbol profesional al final de cada temporada. Si por estadística el objetivo es complicado, no vale con ser el mejor de la liga regular ya que como mínimo hay que disputar un play-off. Transcurrido casi un tercio del campeonato, el orden de los equipos en la clasificación nos da una idea real de quiénes son los mejores, y por tanto, los llamados a competir por tan anhelado ascenso.

La difícil situación del Racing, décimo en la tabla a 11 puntos del líder y a cuatro de la fase de ascenso, siembra muchas dudas sobre su potencial para volver a Segunda esta campaña. Parece claro que a estas alturas, a falta de 81 puntos por jugarse, es muy atrevido valorar cómo acabará el campeonato, pero si echamos la vista atrás, concretamente a las últimas cuatro campañas de Segunda B, podemos sacar una serie de conclusiones nada esperanzadoras.

En las últimas tres temporadas ascendieron tres campeones de grupo y un segundo. Hay que remontarse a la 2011/12 para ver subir a un tercer clasificado. Si nos detenemos a analizar qué posición ocupaban en la jornada 11 aquellos equipos que terminaron ascendiendo, se puede observar que en general todos esos clubes estaban colocados ya en cabeza a estas alturas del campeonato. 

Quizá el caso más llamativo y esperanzador sea el del Leganés en la temporada 2013/2014 que en la jornada 11 era décimo con 16 puntos a ocho del líder (Las Palmas B) y consiguió remontar hasta la segunda plaza. Los madrileños terminarían volviendo a la LFP el mismo año que los cántabros.



¿Cómo suelen terminar los equipos que años atrás se encontraban en una situación similar a la actual del Racing en la categoría de bronce del fútbol español? Nos fijamos en el Grupo I de las últimas cuatro campañas como muestra de lo que puede sucederle a la escuadra santanderina. La temporada pasada, tras la undécima jornada, el Compostela ocupaba la undécima posición del grupo con 15 puntos. Los gallegos concluyeron la liga en la sexta plaza fuera del play-off. En la 13/14, la SD Logroñés era décima disputados los once primeros encuentros con 16 puntos y acabó en el puesto once, muy lejos del ascenso. El Sporting B era noveno en la jornada undécima de la temporada 2012/13 con 15 puntos y finalizó la campaña en ese mismo lugar. El Getafe B por su parte ocupaba la décima posición del Grupo I con 15 puntos a estas alturas de campeonato en la campaña 2011/2012 y terminó octavo.

En general, estos equipos ocuparon al final de liga una posición similar a la que tenían en el primer tercio de la competición. Tampoco parecen datos que inviten a la esperanza. Es lo habitual. A estas alturas ya se puede atisbar el potencial de un equipo respecto a sus rivales de una manera objetiva. Todo esto sin contar con la sanción de la UEFA y los seis puntos menos que puede tener el Racing en su casillero a la espera de obtener una decisión favorable en este asunto.

Quedan solamente ocho jornadas para concluir la primera vuelta y el Racing se deberá enfrentar a cinco equipos que le superan en la clasificación (Guijuelo, Tudelano, Lealtad, el líder Racing de Ferrol y Coruxo). En la temporada 2013/2014 el equipo cántabro ascendió tras haber perdido sólo cuatro partidos, los mismos que ya pesan en nuestra clasificación a día de hoy. No queda mucho margen de error y sí mucho de mejora.


Gerardo Aedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario