domingo, 15 de noviembre de 2015

Salvado por la campana


A falta de un minuto para que se cumpliera el tiempo reglamentario Pedro Munitis salvó su cabeza con un gol de Álvaro Peña. Las vueltas que da la vida y el fúbol. El Racing se queda a tres puntos de la fase de ascenso, aunque está realizando una campaña muy pobre.

Munitis se había mostrado impasible durante toda la semana pese a haber recibido ese ultimátum del Consejo, pero durante el partido sí que dejó aflorar sus nervios… El hombre tranquilo se mostró exaltado y tuvo sus más y sus menos con los rivales. Se jugaba mucho. Al final, todos eran conscientes de que solamente un triunfo del Racing le permitía seguir en su puesto y llegó, aunque fuese in extremis. Pese a todo, el equipo cuajó un partido aceptable ante un rival muy complicado. Los cántabros fueron más efectivos que un conjunto chacinero obstinado en tratar de jugar bien al fútbol. La posesión o el buen trato de balón no siempre sirve para ganar los partidos.

Hubo mucho respeto y pocas ocasiones en la primera mitad. El Racing estuvo bien colocado y tratando de presionar un poco más arriba a un Guijuelo que fue fiel a su estilo de tocar el balón y sacarlo siempre jugado desde atrás. El cambio de estilo le salió bien a Munitis.

Un centro chut de un activo Óscar Fernández en la banda derecha que se fue alto y un disparo desde la frontal de Néstor Gordillo, también por encima del larguero, fueron las pocas ocasiones del primer cuarto de hora. No se hacían daño dos de los gallitos del corral I de 2ªB.

En el minuto 21 Borja Granero remató de cabeza un balón un córner botado por Álvaro Peña. El balón se fue cerca de la escuadra. El Racing bordeó la paparda con una desafortunada acción del portero Óscar Santiago, que debutaba en competición liguera. Su mal despeje le cayó a los pies del grancanario Gordillo, que se vio sorprendido por el regalo y no pudo rematar a gol con la meta vacía. Justo a punto de cumplirse los 45 minutos reglamentarios una jugada iniciada por Coulibaly terminó con el balón en los pies de Dioni, el andaluz dribló a un defensa y disparó bien a puerta, pero el portero Kike Royo salvó el gol.

El empate servía de poco a un Racing algo mejor que en otras salidas y más intenso, pero eso era insuficiente para doblegar al Guijuelo. En la segunda mitad los cántabros siguieron aplicando su receta: presionar la salida de balón de los charros. El Racing estuvo mejor en ataque y solamente las buenas intervenciones del guardameta local, Kike Royo, impidieron que los santanderinos tuvieran un partido más tranquilo. El arquero detuvo un buen balón a Dioni, pero no pudo con el segundo intento del malagueño en esta segunda mitad. Era el minuto 55 y Dioni fabricaba el primer tanto tras una jugada de Coulibaly. Este Racing no ha perdido cuando ha marcado primero y sigue en esa línea.

En el minuto 60 Coulibaly perdonó el 0-2 tras una buena jugada de Óscar Fernández. Este Racing tiene más perdón que el Papa Francisco. Y cuando se perdona, se paga… El fútbol no es como el cristianismo. Siete minutos despuésde error del africano, Artiles cometió un penalti tonto y Jonathan lo transformó para igualar la contienda. Óscar Santiago estuvo a punto de parar el lanzamiento, acertó el sitio y le faltó poco para atajar el balón.

El gol de empate descompuso a los racinguistas. Tampoco ayudaron los cambios de Munitis, que reemplazó a Óscar, su jugador más en forma y destacado mientras Artiles pedía la sustitución a gritos.

El Guijuelo no supo salvar el punto que tenía y el Racing puso recomponerse volviendo a lo mejor había hecho. En el 78 un disparo de Dioni se marchó alto y en el 82 Kike Royo tuvo otra gran intervención para atajar un remate de cabeza de Isma Cerro a centro de Fede San Emeterio. Esa fe tuvo su recompensa porque en el minuto 89 llegó el gol que salvaba a Munitis. Un pase de Dioni desde la izquierda lo remató desde el punto de penalti Álvaro Peña. El Racing había planteado un buen partido sobre el césped artificial de Guijuelo y se llevaba los tres puntos de forma justa. El conjunto chacinero acumula tres derrotas consecutivas sin renunciar a su fútbol de toque. Ahora lo que necesita el Racing y Munitis es encadenar varios triunfos consecutivos porque las antorchas siguen encendidas.

Adrián Rebaque


Guijuelo 1: Kike Royo, Raúl Ruiz, Ángel Sánchez, Ramiro (Carmona, min. 90), Jonathan, Javi Rey, Carlos Ramos (Julián Luque, min. 27), Rubén Palazuelos, Nacho Rodríguez, Nestor Gordillo y Piojo (Aitor Aspas, min. 62).

Racing 2: Óscar Santiago, Fede San Emeterio, César Caneda, Mikel Santamaría, Borja Docal, Borja Granero, Óscar Fernández (Isma Cerro, min. 70), Álvaro Peña, Artiles (Dani Rodríguez, min. 78), Dioni y Coulibaly (Migue García, min. 83).

Goles: 0-1, minuto 55, Dioni; 1-1, minuto 70: Jonathan, de penalti; 1-2, minuto. 89: Álvaro Peña.

Árbitro: Muñiz Ruiz (Colegio Gallego). Amonestó a los locales Jonathan, Raúl Ruiz y Néstor Gordillo y a los visitantes Borja Granero, Mikel Santamaría, Artiles, Dioni y Álvaro Peña.

Incidencias: Campo Municipal de Guijuelo. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en los atentados terroristas de París. El saque de honor lo realizó un piloto guijuelense, Lorenzo Santolino, que se proclamó Campeón de España de E1 el pasado fin de semana. Hubo unos 1.500 aficionados en las gradas, un centenar de ellos racinguistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario