jueves, 10 de diciembre de 2015

El absurdo rencor de Iñaki


Se  podía haber ido en paz, aunque Iñaki Saénz ha preferido embarcarse en una guerra. Sin razones. Sin motivos. De una manera absurda. Él quiso forzar su salida del Racing de una manera poco profesional y en Santander solamente ha encontrado cariño del racinguismo.. Pero parece que el riojano también se ha ido enfadado y lleno de rencor. Esta mañana en su presentación dejó esta perla: "Lo más complicado ha sido este medio año, yo tenía mucho cariño a la gente de allí y creo que no se han portado todo lo bien que deberían". Ver para creer. O quizá Iñaki viva una realidad paralela.

El lateral ya entrenó ayer con sus nuevos compañeros, pero hasta este jueves no se ha puesto delante de un micro. En su presentación oficial dijo haber sufrido mucho en su anterior club: "Sobre todo estas dos últimas semanas, por mi situación en Santander, han sido un poco agobiantes, pero ya estoy contento de estar aquí y ahora me tengo que acoplar a mis compañeros y tratar de hacerlo lo mejor posible". El Consejo de administración del club cántabro ha hecho lo que tenía que hacer, lo que haría cualquier equipo. Al final, la situación era insostenible y ha obtenido un beneficio de algo más de cien mil euros, entre lo que se ahorra y lo que gana. "Era una situación que para todos era beneficiosa y tanto ellos como yo estamos contentos por finiquitar el contrato", aseguró el futbolista de Calahorra. Sus sentimientos hacia los aficionados verdiblancos han causado un gran revuelo en las redes sociales. El defensa parece que se ha convertido en el nuevo Casquero, tal vez con mayor motivo. No parece que Iñaki tenga razón en su afirmación. La afición del Racing nunca se portó mal con él. Todo lo contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario