lunes, 21 de diciembre de 2015

El Racing en serio


No saben cuánto tiempo he soñado con escribir estas líneas. Cuidado que ahí va: el Racing por fin completa un gran encuentro y reivindica su candidatura para el liderato. Este Racing “huele a cambio”, sigue con su “remontada” y ya tiene la necesaria “estabilidad para gobernar” en pocas semanas el Grupo I. Hasta le fecha, el equipo había estado incumpliendo todas las promesas desde que arrancara este proyecto. Todos salimos del campo o apagamos el ordenador con una sonrisa ayer. El graderío disfrutó, incluso cuando peor lo pasábamos, señal que este centenario club nos importa otra vez, que ya no hay motivos para quedarse en casa y recurrir a la abstención.

¡Entrega, entrega, entrega! Esa fue la propuesta con la que se presentaron los de Pedro Munitis ayer para solventar una muy difícil papeleta, ganar al líder absoluto de este inicio de campaña. Fallaron pocas cosas, quizás faltó autoridad en el centro y claramente las bandas estaban descompensadas. Como el brazo de un tenista, la banda derecha era claramente más potente que la banda izquierda. Coulibaly le pone ganas, Óscar velocidad, Dioni clase y Óscar Santiago la seguridad de la que carecía Sotres que se está quedando sin escaño en esta fiesta de la democracia. La primera parte fue espléndida, “la segunda ya tal” aunque tampoco fue mala.

El equipo salió demasiado castigado, con una acumulación de tarjetas absurda que pone el duelo contra el Coruxo cuesta arriba, sobre todo por la ausencia del delantero en estado de gracia Dioni Villalba. Con esta racha quizás importe menos quien está y quién no. La victoria es contagiosa. Y parte de culpa tiene Munitis. Un entrenador es un entrenador y un jugador es un jugador.

Hay otra buena noticia, y es que la comunión entre las gradas ha vuelto. La plantilla saludó a todo el estadio y los racinguistas son ya todos muy racinguistas, mucho racinguistas. Eso. Que una victoria es una victoria. Vamos, que contigo, este Racing tiene un futuro en serio.

Donde también hubo buen rollo, paz y tranquilidad fue en la sesión de control de la Junta donde se cruzaron loas al Consejo y agradecimientos a los accionistas/socios/aficionados. Allí también ganó la mayoría absoluta. Qué felicidad poder disfrutar de la Junta en streaming, iba a ponerme una serie pero no oye, mola más ver diez tíos vestidos de enterrador. Le agradezco a la excelentísima consejera de lo social su presencia y alegría porque ante tan lúgubre espectáculo llegué a pensar que el club ya se nos había muerto y que lo estábamos velando. Una junta es una junta y un consejero es un consejero...

Esta contracrónica se va de vacaciones y les desea unas muy felices fiestas. 

Pierre Mahe

No hay comentarios:

Publicar un comentario