viernes, 30 de octubre de 2015

El reino de los cielos


En el Reino de León todavía no ha ganado nadie esta temporada, pero el Racing de Pedro Munitis quiere alcanzar allí su particular reino de los cielos, la paz y la tranquilidad que darían tres puntos. No será tarea sencilla. Una cruzada. De momento, nada de comodidades. El equipo viajará en el día a diferencia de ocasiones anteriores esta temporada. Salen mañana a las nueve de la mañana. "Me hubiera gustado que fuera de otra forma, ir el día antes, descansar, hacer un entrenamiento de reactivación, pero las cosas están como están en el club", indicó Pedro Munitis. Los futbolistas no estarán solos en León el sábado a las cinco, unos 500 hinchas racinguistas viajarán para animar a su equipo. El partido se podrá ver por internet en la web del Racing por 3,95 euros.

Borja Granero es la gran novedad en la convocatoria. También el regreso de Borja San Emeterio, aunque el gemelo será titular a diferencia del valenciano, que quizá tenga algunos minutos en la segunda mitad. Isma Cerro, César Caneda y Kamal, ex e la Cultural, se quedarán sin viajar. Munitis no ha querido dar muchas pistas, pero el equipo no variará mucho a de los últimos choques. Tampoco el concepto: tener la pelota. Un posible once sería el formado por Sotres, Borja, Alain, Mikel, Iñaki, Peña, Fede, Migue, Artiles, Dani Rodríguez y Hevia. El asturiano volverá a ser el '9' de este Racing y parece que los gemelos de Sierra de Ibio vuelven otra vez a la titularidad.

La Cultural y Deportiva Leonesa llega en un gran momento y acumula cuatro partidos sin perder en las últimas cuatro jornadas, además de la imbatibilidad como local desde que arrancó el campeonato. Un triunfo ante los cántabros les metería en las plazas de fase de ascenso. Tienen 16 puntos, uno más que el Racing, y los mismo que el Lealtad, que es cuarto. Han marcado pocos goles, 10, y han encajado los mismos. El balance del Racing es de 15 a favor y 10 en contra. Los leoneses son un conjunto muy sólido y complicado de batir con futbolistas curtidos en la categoría como Santi Santos o Aketxe.

El Racing ha jugado contra la Cultural en León 27 veces a lo largo de la historia, casi siempre fue en Segunda División, 16 ocasiones. En ocho ganaron los leoneses, hubo siete empates y 12 triunfos cántabros. Arbitra la contienda el riojano César Soto Grado (tienen apellidos que suenan casi a vino). Tiene fama de tarjetero, seis cartulinas de media, y de ser algo casero. Una pena que no repita Espasandín.

Fran Díez

jueves, 29 de octubre de 2015

Un pitagorín en el banquillo de la Cultu

Un año después de que Juan Ferrando naciera se disputó en España el Mundial de Naranjito. A los 18 años ya estaba en un banquillo. Su vida es una carrera fulgurante por el área técnica y por los libros siempre sin perder de vista el balón. Viéndole trabajar en su mesa del Reino de León cualquiera le puede confundir con un estudiante preparando un examen de la Universidad. Y no se equivocarían demasiado...
Las lesiones le apartaron muy pronto del césped, pero le movieron solamente unos metros más allá: directo al banquillo como entrenador. “Es un pitagorín del fútbol”, me decía un viejo zorro del área. Este deporte ha cambiado mucho y lo hará todavía más. Los técnicos están cada vez más preparados, aunque la esencia sigue siendo la misma. El entrenador de la Cultural Leonesa tiene solamente 34 y seguramente más títulos en su currículum que años. Es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Barcelona especializado en 'Rendimiento deportivo', aunque no se detuvo ahí. Obtuvo los títulos nacionales de entrenador y empezó a acumular programas de posgrado sobre 'Nutrición y dietética deportiva' o 'Masaje deportivo'. A éstos les siguieron el 'Diploma de Estudios Avanzados' (DAS) y el 'Master en Alto Rendimiento' (DEA) otorgados por el INEFC y el Laboratorio de Fisiología de la UB. En 2011, con 30 años, se doctoró por el Departamento de Medicina de la Universidad de Zaragoza. Su tesis doctoral llevaba por título: 'Effect of body vibration training on the ability to jump (SJ) professional footballers’. Ferrando es hasta la fecha el investigador más joven que ha publicado en la prestigiosa revista 'Journal of Sports Science & Medicine'. ¡Bendito pitagorín!
Toda su vida ha estado destinada a prepararse para ser entrenador de élite. Ha realizado diversas investigaciones, estudios de fisiología, nutrición, psicología deportiva… Lo tiene clarísimo: “Yo quiero ser un gran entrenador y como gran entrenador intento tener conocimientos de todos los departamentos y de todo lo que conforma el fútbol, ya sea medicina, ya sea preparación física, ya sea de todos los niveles”.
Pese a su juventud y el tiempo dedicado a los estudios tiene ya sobrada experiencia en el banquillo. Sobre todo se dio a conocer dirigiendo al Sheriff Tiraspol de Moldavia, un club bastante peculiar que fundó en 1997 una empresa de seguridad llamada Sheriff, claro, y que se ha convertido en el gran dominador del fútbol de su país. Con el club moldavo disputó la fase de grupos de la UEFA League en la campaña 2013/2014 y ganó una Supercopa. Solamente les faltó un punto para superar la ronda europea y era un grupo complicado con el Tottenham, Anzhi y Tromso.
La pasada temporada la comenzó en el Ergotelis griego, pero la locura económica y social helena le devoró enseguida. Antes fue entrenador del Europa, trabajó en la escuela del Espanyol como coordinador de campus y metodológico, hizo el 'Prácticum' en el FC Barcelona B; y entrenó al Premià, al Terrassa y al Hospitalet. En la temporada 2012/2013 formó parte del cuerpo técnico del Málaga como entrenador de los juveniles. Su equipo ganó la Liga del Grupo X cuando aún quedaban seis partidos para concluir la competición y fue la escuadra más goleadora y menos goleada de esta categoría.
Hace años que colabora con deportistas de élite en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat. Es experto en aplicar nuevas tecnología de entrenamiento al deporte y en su trayectoria ha tenido el placer de trabajar como entrenador, analista, coaching staff y preparador físico en España, Italia, el Reino Unido y Canadá. No sabemos cómo le ha dado tiempo a todo, pero Ferrando encajaba de maravilla en el perfil de la Aspire Academy de Qatar: joven con idiomas y sobradamente preparado. 
Fran Díez

Y Qatar conquistó León

La Reconquista termina en el siglo XXI con el Reino de León (aunque sólo sea el estadio) en manos de Qatar. Ni en el Civilization pasan estas cosas… Las vueltas que da la Historia. En enero de 2011 la Cultural Leonesa estuvo al borde del abismo como tantos y tantos otros clubes españoles. La entidad bajó la persiana de sus categorías inferiores e incluso presentó los papeles de su disolución. Al club se le calculaba una deuda de unos seis millones de euros tras varias décadas en el pozo de la 2ªB y había dado con sus huesos en Tercera por una sanción administrativa. Un grupo de valientes idealistas salvó el math-ball e incluso lograron recuperar la categoría de bronce para un equipo que llegó a jugar una temporada en Primera División en los años cincuenta. Eran otros tiempos ya muy lejanos. Resucitaron el filial y volvieron a trabajar el fútbol de cantera, pero el lastre seguía ahí.

En julio de 2015 se vivió otra situación límite. A punto de disolverse, la institución consiguió un dinero sobre la bocina para evitar un nuevo descenso administrativo y la liquidación definitiva. La pasta procedía del Golfo Pérsico, 200.000 euros. Vivir en el alambre. Hubo un milagro, pero no cristiano. Una lotería, aunque con sus contrapartidas. Nadie regala nada. El resto del dinero para competir esta campaña sin apuros, 1.700.000 euros, lo están poniendo en sucesivos pagos los “benefactores” árabes. Ya nadie se queda sin cobrar. ¡Qué vivan los petrodólares o los gaseodólares! Ahora mismo el club está inmerso en una ampliación de capital que supondrá el desembarco definitivo de los nuevos propietarios. Qatar, un estado dominado por la familia Al Thani desde mediados del siglo XIX, apenas tiene poco más de dos millones de habitantes de los que menos de un 20% son realmente qataríes. La mayoría de sus habitantes son trabajadores procedentes de la India o Nepal y que no viven en muy buenas condiciones precisamente. Les tratan como ganado y se habla incluso de esclavitud. La monarquía absoluta de Qatar es bastante aperturista y no demasiada estricta comparada con otros emiratos vecinos… Comparados con el ISIS todos parecen amables. Pero tampoco hay que engañarse demasiado, Qatar es lo que es, aunque su publicidad sustituyera a la de Unicef en la camiseta del FC Barcelona. Es el país más rico del mundo si atendemos al PIB y tiene unas desigualdades sociales abismales. El cielo y el infierno sin el purgatorio de la clase media.

El dinero para salvar a la Cultural lo puso la Aspire ZoneFoundation, la AZF,  que aglutina a varias empresas, una de ellas la Aspire Academy. Es todo un conglomerado de empresas relacionadas con el deporte: Aspire Logistics and ASPETAR Qatar Orthopedic and Sports Medicine Hospital y unas cuantas sopas de siglas más. También incluye clubes de fútbol. Hace tres años compraron el Eupen KAS, un club belga que también estaba en quiebra. Milita actualmente en la segunda división, aunque tiene aspiraciones de ascenso (fue tercero la pasada campaña y se quedó a las puertas de subir a la Jupiler League). El equipo les sirve para probar en Europa a los muchos jóvenes futbolistas africanos que tienen en cartera.

Esta escuela deportiva de Qatar nació en 2004 vía decreto del Emir y se ha convertido en una de las más prestigiosas del mundo sobre todo gracias a sus modernas instalaciones de Doha y las inyecciones ingentes de dinero. Los jóvenes entran con 12 años y hasta los 18 se les forma académica y deportivamente en el mejor centro de alto rendimiento. El Aspire Zone es un complejo deportivo de 225 hectáreas ultramoderno donde entrena la élite del país y que ya ha acogido competiciones del máximo nivel. No hay nada igual en todo el planeta y no falta de nada. Pabellones, piscinas, pistas de entrenamientos, clínicas…


Aspire no era ninguna desconocida para los que siguieran un poco el fútbol internacional cuando llegó a León. Alguno de sus  embajadores internacionales permanentes quizá les suene: Raúl González Blanco, Messi o Pelé. Su sección de fútbol tiene además un marcado acento español. Su director general es Iván Bravo y muchos de los entrenadores y técnicos son de nuestro país. Roberto Olabe, ex portero de la Real Sociedad, es el director de fútbol, Félix Sánchez es el seleccionador Sub-19, Tintín Márquez, Juan Luis Delgado… Los entrenadores españoles son aproximadamente un diez o un quince por ciento del total de los técnicos porque hay prácticamente de todos los países.


La historia de cómo llegó el dinero árabe a León es de sobra conocida, como siempre en este país, lo importante son los contactos. Alguien conoce a alguien que abre tal o cual puerta. El gerente de la Cultural, y líder de una heroica junta gestora que trataba de salvar al moribundo club, Felipe Llamazares, había sido árbitro ACB durante muchos años y era una persona muy conocida en el ámbito del baloncesto nacional. El abogado canario José Lasa había jugado muchos años como base, en el Real Madrid y también en León y otros muchos clubes. Él era el hombre que representaba los intereses de Aspire en España y los qataríes buscaban un club de fútbol para comprar… Asistencia y canasta.

Una de las cuestiones que se suele pasar por alto es que la Academia se fundó para formar y educar exclusivamente a jóvenes deportistas masculinos. Nada de mujeres. Algo inaceptable en Occidente.

Aspire nació en 2004 vía decreto del Emir y con esa idea de escuela deportiva, pero en 2008 se incorporó a una unidad estratégica de negocios (SBU) y pasó a no depender directamente de la familia Al Thani. La idea original seguía siendo la misma, pero se internacionalizó y se dispuso a explotar el negocio a lo grande. Además de ayudar a jóvenes del país se empezó a captar talento deportivo en países en vías de desarrollo y potenciarlo. Los niños también estudian inglés, matemáticas, física, química, etc. con los mejores profesores y con la metodología más avanzada… Pero no todos llegan a la élite del deporte o reciben tantas atenciones. Los pocos qataríes del programa no tendrán problemas económicos en su vida, pero muchos otros de diversos países se quedarán por el camino. Solamente los dos mejores de cada escuela internacional acuden al centro de alto rendimiento de Doha. Por las diferentes sedes de la Aspire Academy han pasado estos años más de dos millones de chavales... Una cifra significativa del volumen de esta “fábrica” de deportistas de élite. En 2008 abrieron una academia en Senegal que es hasta el momento su franquicia más exitosa.

Aspire ZoneFoundation es una empresa y como tal persigue sus objetivos y quiere unos beneficios. Ellos se ocupan de la base. Otra empresa de Qatar, aunque en este caso pública, es QIA, Qatar Investment Authority, la propietaria del PSG y se mueve en el mercado de la élite y los mega fichajes de talonario. Este fondo de inversión fue fundado en 2005 para gestionar el superávit que generaba el petróleo y el gas natural del país. ¿Por qué esta locura inversora, tanto pública como privada, por el fútbol en Qatar? Los motivos son varios, aunque ninguno reconocido oficialmente. Unos económicos, como negocio futuro para cuando se termine el gas y el petróleo, otros políticos o publicitarios. El fútbol una manera de acercarse a Occidente de forma amigable y de diferenciarse de sus vecinos. En cualquier caso siguen una estrategia muy elaborada y recuerden: nadie regala nada.


El desembarco de AZF en la Cultural forma parte del Proyecto HOPE (Esperanza), que trata de ofrecer la experiencia en el fútbol profesional a los chicos cuando cumplen 18 años. Por este motivo tienen convenios con el Real Madrid, Villareal, Real Sociedad, Red Bull Salzburgo, el LASK Linz o clubes propios como el KAS Eupen. A veces, un convenio no es suficiente. Casi nunca. Lo que está haciendo esta empresa no difiere en nada de lo que hace la familia Pozzo (dueños del Granada, Udinese o Watford entre otros clubes) o Red Bull, que tiene ya clubes en Austria, Estados Unidos, Brasil, Ghana y Alemania. Mover futbolistas, mover dinero.

Aspire controla las selecciones inferiores de Qatar y necesita que esos jóvenes de 18 años compitan y entrenen con profesionales, pero en los últimos años dispone de una “cuadra” de cientos de jugadores de todos los países. Ya no es solamente la selección de Qatar… Es un negocio. Otra vez sale la palabra negocio. Como si fueran un superagente FIFA con miles de jóvenes futbolistas en cartera. Su programa 'Aspire Football Dreams' tiene un marcado carácter humanitario, por lo menos sobre el papel. Se puso en marcha en 2007 y ya alcanza a 18 países en vías de desarrollo de tres continentes: Asia, África y América Latina. Allí buscan niños futbolistas y les mejoran. Es curioso que un país como Qatar, con un respeto hacia los derechos humanos laxo dentro de sus fronteras, se preocupe tanto por ayudar al desarrollo en lugares tan lejanos. En el fútbol se mueve y se gana mucho dinero. El negocio que propone Aspire no es muy diferente del que hacen clubes y representantes, pero a gran escala. Y al igual que algunas agencias de representación han seguido el camino lógico: comprar clubes para colocar su mercancía.

Los éxitos en el fútbol qatarí gracias a la lluvia de millones no han tardado en llegar. En 2015 la selección Sub-19 de Qatar, formada íntegramente por estudiantes de Aspire, logró el título en el Campeonato de Asia de la categoría en Myanmar. Era la primera vez que el emirato ganaba este certamen. En la categoría Sub-16 lograron clasificase. Otro éxito. En atletismo también han logrado triunfos muy destacados, por ejemplo con el saltador de altura Mutaz Essa o el lanzador de martillo Ashraf El Seify, ambos en la élite mundial.

Todo es muy bonito y color de rosa sobre el papel, pero cualquiera puede ver el lado oculto de todo el entramado qatarí. El reverso tenebroso ya no lo es tanto y el escándalo de la FIFA ha puesto bajo el foco mediático la gran corrupción de los dirigentes del fútbol mundial. Qatar compró su Mundial de 2022, ya es algo obvio y demostrado, y al final, este tipo de academias del fútbol no deja de ser un negocio a largo plazo como lo puede ser fomentar el turismo o invertir en energías renovables. Aspire formó parte de esa trama corrupta que compró votos del Comité ejecutivo de la FIFA. A través de ella se invirtió dinero en países que luego votaron por su candidatura. Esa es una de las líneas de investigación, aunque por supuesto se niegue.

También se sospecha que los mejores futbolistas extranjeros del programa terminarán nacionalizados y formarán parte de la selección de Qatar en el Mundial de 2022. Pero ese tampoco es el objetivo, aunque seguro que habrá algunos casos. Por ejemplo, su selección de balonmano se “reforzó” con algunos nacionalizados, pero de un grupo previo de 28 convocados para el Mundial solamente había ocho extranjeros. La meta es elevar el nivel de los deportistas locales con los mejores técnicos, instalaciones y algún refuerzo, claro.

En el caso de la Cultural Leonesa, como club de prueba y ensayo, las dudas que se generan son las de siempre en este tipo de proyectos con posibles conflictos de intereses… ¿Interesa más formar jugadores de Qatar o ascender? ¿Deben jugar siempre los qataríes o los futbolistas locales? ¿Se cortará alguna vez la línea de crédito? ¿El programa sigue adelante si no se celebra el Mundial en Qatar? ¿Qué ocurrirá después de 2022?

El nigeriano Babalola en la Cultural
La Cultural ya está inmersa en el proyecto 'HOPE' (ESPERANZA) de Aspire. 'HOPE' se corresponde con las siglas de Habituating Overseas Professional Experience, algo así como adaptación a la experiencia profesional en el extranjero. Es un programa por el cual sus jóvenes pasan una temporada en clubes europeos entrenando o competiendo con la idea de que mejoren de cara al Mundial de 2022. Los dirigentes de la Academia consideran que la 2ªB es una categoría idónea para sus propósitos y por eso han adquirido el club español. Es una competición dura y exigente, con nivel, pero no profesional. La afición no va a protestar tanto si juega un chaval de Qatar de 18 años.

Esta campaña han llegado ocho jugadores de la órbita Aspire, todos menores de 20 años. La mitad se ha quedado en el filial, que milita en la Primera División Provincial, sexta categoría del fútbol español. Los otros cuatro tienen ficha con el primer equipo. Ninguno de ellos marca la diferencia en la categoría y les está costando tener minutos.

Los defensas qataríes Tameem Al-Muhaza y Sultan Al-Brake tienen 19 años y se proclamaron campeones de Asia en la categoría con su selección. Han jugado el Mundial Sub-20 en Nueva Zelanda y son también habituales del combinado olímpico, el Sub-23, que disputará el pre-olímpico asiático. En teoría, de lo mejorcito de su país. Al-Muhaza suele jugar de central, aunque en España le ubican en el lateral derecho; Al-Brake ocupa el carril zurdo. Ninguno de los dos es la galaxia perdida, pero sueñan con jugar la Copa del Mundo de 2022 y es posible que lo consigan si finalmente el Mundial se disputa en su país.

Más ha gustado en León el nigeriano Stephen Babalola, de 19 años. El típico futbolista africano, rápido y potente, más vistoso que otra cosa. El pequeño ecuatoriano Jhegson Sebastián Méndez, de 18 años e internacional con las categorías inferiores de su país es el otro joven talento captado por Aspire y enrolado en las filas de la Cultural. El sudamericano estuvo a punto de recalar en el LASK, de la segunda austriaca, también club satélite de la empresa qatarí, aunque finalmente se decantaron por darle una oportunidad en España. Todavía no ha tenido minutos. La Cultu puede ser un sitio ideal para colocar a los talentos captados en Latinoamérica. Allí los qataríes están invierto mucho dinero en buscar jóvenes futbolistas.

De momento, si el gran objetivo de Aspire es rodar y curtir a jóvenes futbolistas en la rocosa 2ªB española parece que están fallando. Sultan Hussain Al-Brake ha disfrutado de 175 minutos de juego. El nigeriano Babalola sí que jugó en los dos partidos de Copa del Rey y ha tenido algo de presencia en siete encuentros ligueros, pero sólo en tres fue titular: 233 minutos. Tameen ha competido en cuatro partidos, 324 minutos. Un balance pobre. El técnico Juan Ferrando asegura que a los jugadores que llegan de fuera se les da un cariño especial, pero los que tiran del carro siguen siendo los Santi Santos, Aketxe, Matador y compañía. El proyecto Aspire camina muy muy despacio. Un camello no atraviesa el desierto en un día.
Fran Díez
Las espectaculares instalaciones de la Aspire Zone

miércoles, 28 de octubre de 2015

Los que más juegan


El futbolista de la plantilla del Racing que más minutos ha jugado en estas diez primeras jornadas es el portero Dani Sotres. El guardameta no se ha perdido ni un minuto y es el único que ha jugado todos los encuentros completos. El jugador de campo que más tiempo ha utilizado Pedro Munitis es Dani Rodríguez con 853 minutos. El centrocampista gallego ha jugado las diez jornadas, pero fue sustituido en dos encuentros. Le sigue Mikel Santamaría, que disputó nueve choques completos, pero estuvo ausente en uno: 810 minutos. Con más de 700 minutos están Francis, Artiles y Fede. Pedro Munitis ha utilizado a 20 jugadores. Solamente cuatro han tenido presencia en todos los partidos: Sotres, Dani Rodríguez, Francis y Coulibaly. El senegalés jugó los dos primeros choques completos y luego siempre ha tenido algún minuto.

Entre los cinco jugadores con menos minutos están tres canteranos: Óscar, Unai y Paulino. Los otros dos han sido Isma Cerro, pese a que ha intervenido en seis partidos, y Kamal, que pasó de ser un fijo para los técnico a no entrar en las convocatorias.

Certamen literario Todo Racing



Todos somos racinguistas, ya sea del Racing Club de Avellaneda o del Real Racing Club de Santander. Muchos aficionados de Cantabria tienen en la Academia un segundo equipo y esa es la idea, plasmar ese sentimiento en papel o en un documento. Pensar, escribir, crear, compartir.. En síntesis: dedicarle tiempo al Racing en una faceta novedosa: un certamen literario. El Racing de Santander ya lo tuvo con motivo de su centenario y ahora es el turno del club argentino, aunque no nos cierran la participación en él. Son muchos los hinchas de la Academia que están relacionados con la actividad artística y, en esta oportunidad, el Departamento de Cultura los invita a participar masivamente de un nuevo concurso literario destinado a todos los simpatizantes del club. No habrá ningún límite de edad y la única condición será presentar un cuento que incluya a Racing de alguna manera. 

Quienes se sumen a la iniciativa deberán enviar su escrito antes del 5 de noviembre. Fuera de ese plazo, no se aceptarán textos. El jurado estará compuesto por reconocidos escritores racinguistas y por dos artistas de lujo: Diego Capusotto y Pedro Saborido. Además, habrá premios para los mejores relatos. 

Es el deseo del Departamento de Cultura, encabezado por Javier Oyuela, que los hinchas se involucren en esta instancia que apunta a construir más y mejor cultura académica. 

Bases y condiciones del concurso:

1- PARTICIPANTES Y CATEGORÍAS
La condición única para la participación es ser hincha del Racing Club, sin limites de edad. 
Se  establece además una sola categoría: Cuento 

2- TEMA
La temática deberá involucrar a Racing Club en cualquiera de sus actividades:
deportivas, sociales, culturales, etc. Las obras que no establezcan ese hilo conductor no serán tenidas en cuenta 

3- EXTENSIÓN
La extensión del cuento deberá tener como mínima extensión dos carillas y como máximo ocho en A4, realizadas en una sola cara y con doble espacio.  El tipo y tamaño de la letra será “arial 12”. Las obras deberán ser inéditas y enviarse al correo concursoliterariorc2015@gmail.com con nombre y apellido, DNI, domicilio, teléfono fijo o celular y dirección de correo electrónico y titulo del cuento.

4- PREMIOS
Se otorgarán los siguientes premios que no podrán ser declarados desiertos ni
acumulativos:
1º Premio: Una camiseta del plantel autografiada y una medalla
2º Premio: Un libro de Pablo Costantino (07/03/99) y un libro de Carlos Balmaceda (El Principe de Avellaneda) y un producto de Locademia
3º Premio: Un libro de Carlos Graneri (Aguafuertes Racinguistas) y un libro de Diego Ciochi (Racing te quiero contar)  y un producto de Locademia

Los tres cuentos ganadores serán publicados por el Racing Club, en la página Oficial y el Facebook del Departamento de Cultura

5- DERECHOS
Todas las obras aceptadas y premiadas quedarán en poder del Departamento de Cultura de Racing Club, quien podrá reproducirlas como parte de las actividades culturales del club, o difundirlas en una futura antología de cuentos mencionándose en todos los casos el nombre del autor y el título de la obra. El autor conservará todos los derechos de propiedad intelectual conforme a la Ley 11.723

6- JURADO
Estará integrado por tres escritores Racinguistas: Carlos Balmaceda, Carlos Scarelle y Carlos Graneri juntamente con Diego Capusotto y Pedro Saborido.

7- FECHAS
Los autores podrán enviar sus obras, al correo electrónico: concursoliterariorc2015@gmail.com. El concurso se da por iniciado el 23 de setiembre de 2015 con fecha de cierre el 5 de noviembre. Los trabajos recibidos después de ese día no seran tenidos en cuenta. El jurado emitirá su decisión el día 18 de noviembre.

8- NOTIFICACIÓN DE RESULTADOS Y ENTREGA DE PREMIOS
El 19 de noviembre se publicaran los ganadores en la pagina oficial del Racing Club, y los premios serán entregados en un evento con fecha a confirmar. Se notificará a los premiados mediante correo electrónico y llamado a los números telefónicos que ellos indiquen. 

Los ganadores del concurso deberán presentarse con su documento de identidad, a los efectos de a retirar sus premios. En caso de plagio, o de haber sido publicado el relato con anterioridad, éste será descalificado y su autor, en caso de haber resultado uno de los ganadores, desposeído del premio, que deberá ser reintegrado a las autoridades de Racing Club.

9 – ACEPTACIÓN
Por el solo hecho de presentarse, los concursantes aceptan las bases de esta convocatoria en su totalidad.

martes, 27 de octubre de 2015

Los goles del Racing


Cuando Caye Quintana marcó el gol del empate para el Valladolid B el pasado domingo, el Racing se descompuso durante unos cuantos minutos. "Ante la primera dificultad o murmullo el equipo desaparece", sintetizó Pedro Munitis en la rueda de prensa. Su plantilla es joven y no tienen demasiado oficio, parece que su mentalidad es muy frágil ante los contratiempos o que se bloquea ante la exigencia de ganar todos los encuentros. Lo cierto es que este Racing no ha ganado ningún partido que empezara perdiendo... Tampoco ha perdido si ha marcado el primer gol. Por lo menos, ese desastre del gol en contra, al contrario que la temporada pasada, nunca llega a las primeras de cambio. Ninguno de los goles recibidos por el club montañés ha sido marcado antes del minuto 30.

La escuadra de Munitis ha anotado 15 goles y ha encajado 10, una diferencia de +5 goles que está lejos de la mejor del grupo, la del UD Logroñés: +10 (15-5). Solamente cuatro clubes presentan un balance mejor que los cántabros: el Logroñés de Pouso (+10), Racing de Ferrol (+9), Guijuelo (+8) y Lealtad (+6).


De los 15 goles que ha anotado el conjunto verdiblanco nueve han sido en casa y seis a domicilio. Los tantos están muy repartidos en el conjunto montañés, hasta diez futbolistas han tenido éxito viendo puerta. Artiles con tres goles es el máximo artillero del Racing. Dos goles han marcado Migue, Chus Hevia y Dioni; con un solo gol están Dani Rodríguez, Iñaki, Álvaro Peña, Fede, Coulibaly y Mikel Santamaría. De los diez partidos disputados ha habido tres en los que no se abrió el marcador para los cántabros, un dato preocupante (Celta B, Logroñés y Somozas). Tres goles se marcaron en la primer parte y 12 en la segunda, de ellos la mitad en el último cuarto de hora de partido. 


De los diez goles recibidos por el Racing, cinco han sido en El Sardinero y cinco lejos de casa. En tres partidos se logró mantener la puerta a cero (Izarra, Sporting B y Somozas). Solamente dos goles se encajaron en la primera mitad y ocho en los segundos 45 minutos, de ellos, solamente tres en el último cuarto de hora de los choques. Sorprende que el conjunto menos goleado del grupo sea el Guijuelo, un equipo que juega a tener la pelota y con un fútbol de toque. La posesión suele ser la mejor defensa, la escuela Barça. Solamente han encajado cuatro tantos en diez encuentros y dos se los hizo el Burgos. La Peña Sport y la Arandina han recibido 19, casi dos por encuentro.


El Racing ha ganado cuatro de los cinco partidos en los que se adelantó primero en el marcador (Astorga, Izarra, Sporting B, Valladolid B) y sólo se dejó empatar uno (Peña Sport). En cambio, el equipo santanderino ha perdido tres de los cuatro partidos en los que el rival marcó el primer gol (Celta B, Logroñés, Pontevedra) y sólo ha conseguido empatar uno en el que empezara perdiendo (Arandina). El único choque que terminó sin goles fue en tierras gallegas ante el Somozas. Esto tal vez sea una muestra de esa mentalidad poco combativa que tiene el conjunto de Munitis. El grupo se viene abajo enseguida y la prueba es que todavía nunca haya ganado un partido que empezase perdiendo. Si abre el marcador, con viento a favor, no ha perdido. Todo lo contrario.

Fran Díez @_FranDiez 
Gerardo Aedo @gaedot


Esclavos de nuestras palabras


Que los miembros del actual Consejo del Racing son honrados y trabajadores, creo que hay poca gente que lo dude. Bueno, alguno habrá, como siempre, pero, básicamente, la mayoría del racinguismo tiene fe en la actual directiva. Tan cierta es esta afirmación como lo es el hecho de que hay determinados factores del farragoso mundo del fútbol que nuestros nueve jinetes del Apocalipsis (en realidad ocho, porque Manolo Higuera lleva también el caballo de Inmoarrabi) no controlan bien, en la mayoría de los casos por desconocimiento del terreno sobre el que pisan.

Uno de los puntos negros del Consejo es, sin duda, la comunicación. Desde la errática campaña de abonados hasta el eterno anuncio del delantero sustituto de Koné, pasando por el triste caso Elche/LFP… La forma de transmitir la información del Racing no ha parecido demasiado acertada. Prácticamente, a ningún miembro del territorio racinguista, en el que conviven aficionados, medios de comunicación, incluso los propios directivos, le ha extrañado lo más mínimo la desaparición del mundo mediático del designado portavoz del Consejo. Después de un verano ajetreado, en el que íbamos a aparición diaria con declaraciones “top”, parece que se decidió enviar al portavoz titular al banquillo y sustituirle por otro compañero, aunque esa no fuera su posición ideal y tuviera que jugar a pierna cambiada.

Emulando a Ryan Giggs en los Red Devils, Manolo Higuera decidió ejercer de jugador-entrenador (presidente-portavoz), con la seguridad de que la experiencia que ya tenía delante de los micrófonos nos llevaría por el buen camino. Craso error. Como el que se toma tres gintonics antes de declararse a una chavala, Manolo Higuera se viene arriba en cualquier entrevista y augura unas buenas noticias que, desgraciadamente, casi nunca se producen. La última fue la de “que nos quiten los seis puntos si quieren… ¡si al final nos van a sobrar!”, como Torrente cuando se iba de fiesta con sus colegas y gritaba "¡Vamos chavales, que paga Torrente!”, aún a sabiendas de que su bolsillo estaba más vacío que el Coliseum Alfonso Pérez.

Estamos de acuerdo en que para vender cualquier producto, incluso un equipo de fútbol, hay que transmitir positivismo, pero hay que ir con cuidado de no excederse. Quizás, gran parte de la frustración que tenemos hoy en día, podría haberse mitigado levemente con declaraciones más moderadas. Dado que, quitando cuatro “estudiosos” del inframundo futbolístico, ninguno conocíamos bien a la mayoría de los jugadores que han llegado este verano al Racing, en vez de hablar de “la mejor plantilla de la categoría”, de “equipo top”, y demás… Podrían haber tirado del inmenso libro de tópicos del fútbol y haber lanzado un mensaje más sereno: “Tenemos una buena plantilla, pero es necesario que jugadores y técnicos se acoplen y que cojan el ritmo a la categoría. No será fácil, pero creemos que al final estaremos arriba y blablablá…”. ¿Sabéis los chistes esos que circulan por las redes sociales, en los que hay varias columnas con frases, y las combines como las combines, siempre resulta algo parecido? Pues eso.

A pesar de esos pequeños errores, con la certeza de que el aprendizaje forzoso que está llevando este Consejo dará sus frutos, yo sigo confiando en ellos. Claro que sí. Nadie nació aprendido. ¡Come on!

Raúl Lastra

lunes, 26 de octubre de 2015

El árbol y el bosque


Algunos malpensados insinuaban que nos alegraríamos del empate que hasta el minuto 85 reflejó el luminoso virtual de los Campos de Sport. Nada más lejos de la realidad. Lo más importante es la victoria y después, si se puede, el trato al balón. No me hubiese alegrado el domingo de hacer leña del entrenador caído pero, si me permiten otra metáfora silvestre, el árbol no debe impedirnos ver el bosque, siendo el árbol el 3-1 y el bosque los 85 minutos de fútbol gris que nos deparó el choque (quitando los 20 primeros minutos de la primera parte).

El Racing sigue sin convencer: se difumina sin el balón por falta de intensidad y tiene un escaso acierto de cara a gol por falta de '9'. La culpa aquí es del entrenador por no transmitir su voluntad a pesar de repetir hasta la náusea lo de la “intensidad” y del club por haber construido una casa sin tejado, o sea, sin delantero.

El árbol también es ese puntuco que nos separa del play-off. El árbol es el penalti inexistente que pone al Racing por delante. El árbol es la expulsión que deja al Promesas con diez. El árbol es el gol de Coulibaly cuando la desesperación era máxima. El árbol es el gol de Migue cuando la tranquilidad había vuelto. Muchos árboles que no son suficientes para conformar un bosque, ni para transformar a Munitis en Del Bosque. Aun así, Pedro agradó poniendo a Peña, despeñó a Isma por el cerro poniéndole de Fede y agradeció a la peña el apoyo en los momentos difíciles. La grada unida jamás será vencida y Munitis debería repartir agradecimientos a todo el respetable que acude a los Campos. Pedro tiene madera de entrenador y le falta el barniz de comunicador.

El fabuloso remate en el empate vallisoletano hacía temer lo peor. Higuera a la hoguera y Munitis cruzando el Escudo. Francis se dejó las cerillas en casa, no se quemó el bosque pero tampoco es motivo para que el bombero saque pecho.

Una semana más, una semana menos. Me quedo con 20 minutos de la primera parte y los diez últimos con todo a favor. Ya es más de lo que se hizo ante el Pontevedra y el Somozas. La fase de ascenso es factible si Espasandín nos pita diez veces más.

Pierre Mahe

domingo, 25 de octubre de 2015

El bueno, el feo y el malo: Racing - Valladolid B


El bueno
¿Adivina quién viene a cenar esta noche? El invitado sorpresa del partido no fue Sidney Poitier sino Mohamed Coulibaly. El delantero, o lo que sea, senegalés acababa de fallar una ocasión clarísima a pase de Artiles para recordarnos que lo suyo con el gol es una historia de desencuentros amorosos y justo en la siguiente escena marcó el gol más importante de su carrera… Ha anotado muy pocos, este sería su quinto tanto oficial, según la Wikipedia, a sus 27 años. Dio la sensación de que el africano apenas rozaba el esférico, servido a las mil maravillas por Iñaki. Medio gol es del riojano, pero el pelo afro también juega. Igual si Coulibaly intenta realizar los tiempos del remate de cabeza de una manera ortodoxa envía el balón a la grada. Ya no vamos tan de Couli. Gracias, chaval. ¿Qué guionista hubiese puesto en su flequillo la salvación de Munitis y el racinguismo?


El feo
La alineación de Munitis ante el Valladolid B fue un canto al mediapuntismo taurino con 6 mediapuntas 6. El técnico del Barrio Pesquero mantuvo en el once a Fede San Emeterio cuando peor estaba, cuando se arrastraba nada más salir de una lesión grave, y le dejó fuera en la décima jornada, cuando la medular adolecía de presencia y trabajo. Sorprendente. Incluso que el entrenador no cuente con Kamal, el otro mediocentro defensivo de la plantilla. La apuesta por los “creadores” Dani Rodríguez y Álvaro Peña salió bien, muy bien, por momentos. El vasco cuajó un gran encuentro y el gallego se entendió muy bien con él, aunque terminó haciéndose invisible. Otro de los reyes del mediapuntismo, Isma Cerro, pasó desapercibido. Ni se despeinó. Lo que está claro es que este Racing es muy guapo cuando juega a tener la posesión del esférico, se gusta y gusta la grada; y muy feo sin el balón en los pies. La plantilla está (mal) construida para jugar a tocar.


El malo
A Julio Iricibar le sobró un 'ci' en su apellido. De verdad que en El Sardinero pareció Iribar. El guardameta del Valladolid B fue el villano de película al que solamente se le derrota en los últimos minutos del metraje y con mucha suerte. Tremendo su partido. Curiosamente, el arquero vallisoletano, de 22 años, debutó con su primer equipo la campaña pasada ante el Racing de Paco Fernández por la expulsión de Javi Varas. Los cántabros cayeron 3-1 en el Nuevo Zorrilla. Ya antes, con 20 añitos, le había convocado para un encuentro de Primera Juan Ignacio Martínez. Verle bajo palos explica el porqué su equipo es el rey del empate a cero en el grupo, aunque llevaba ya siete goles encajados en lo que va de campaña en 2ªB. Eso sí, cinco fueron en el mismo encuentro, ante el Lealtad en Villaviciosa y otros dos ante el Tudelano, en otros cuatro no hubo quien le marcara un tanto. Le apuntamos en la lista, tiene futuro.

Fran Díez

3-1: Un bonito espejismo


Le costó ganar un mundo al Racing, de hecho, sin la ayuda del árbitro lo hubiera tenido bastante más complicado… Y eso que no hizo un mal partido. Creó ocasiones y también dejó que las tuviese el contrario. Vimos lo mejor y lo peor de este equipo. En el intercambio de golpes el conjunto cántabro fue muy superior, pero la escuadra que entrena Pedro Munitis es intermitente y frágil. El 3-1 resulta engañoso, pero siempre es mejor mejorar con tres puntos más en la mochila... Ese es el consuelo que nos queda. Los problema sigue ahí, aunque no crecen como en la serie aquella.

El Racing salió con ganas de mandar y de tener el balón. La apuesta de sentar a Fede San Emeterio era arriesgada, pero a ratos le salió bien el experimento al técnico cántabro. A los tres minutos un disparo cruzado de Chus Hevia que atrapó en dos tiempos Julio dejó a las claras que el conjunto montañés quería vencer y convencer. Poco después, una buena internada de Francis, que se dejó ver más en ataque, no encontró rematador. El Racing trataba de triangular y abría el esférico a banda. Se comportaba como un colectivo, aunque ese cambio de concepto es complicado de una semana a otra: del patadón al toque en cinco días es un viaje más para el Delorean de 'Regreso al futuro' que para un conjunto de fútbol de 2ªB.

La escuadra de Munitis también enseñó la patita peluda de siempre. A los seis minutos un error clamoroso en la defensa de una estrategia dejó solo a Ángel delante de Sotres. El lateral pucelano no se esperó un regalo de ese calibre y remató de primeras y muy flojo a las manos del arquero cántabro.

El partido estaba abierto y la calidad de los racinguistas dejaba detalles. Artiles pisó línea de fondo y centró para Migue, que remató fuera con todo a favor. El colegiado señaló un saque de esquina que no era y posteriormente un penalti inexistente, o al menos, muy dudoso. Así todo resulta más sencillo. En Galicia, el Racing tiene un amigo que no es Rajoy... Espasandín Cores mostró la cartulina amarilla al central Cristian y Artiles se encargó de transformar la pena máxima en alegría. Magia potagia. Espasandín estaba espeso y casero, como los buenos caldos gallegos.

Con el marcador inaugurado el viento comenzó a soplar a favor. Todavía no se había cumplido el primer cuarto de hora cuando una internada de Chus Hevía terminó en un mano a mano del asturiano con el portero rival dentro del área. Julio desvió a córner el disparo forzado del ‘9’ del Racing. El equipo de Munitis disfrutaba de unos buenos momentos y estaba muy cómodo con el balón. La pareja formada por Dani Rodríguez y Álvaro Peña funcionaban en la sala de máquinas y la calidad de arriba hacía el resto. Un disparo lejano de Artiles tras un recorte eléctrico buscó la escuadra del arco rival como una serpiente venenosa tratando de picar al aventurero de película. La estirada del arqueo Julio desvió el balón a saque de esquina.

Pero la cabra tira al monte y el Racing se fue apagando solito. El Valladolid B comenzó a querer su dosis de balón y tiene jugadores muy técnicos para ello. En el minuto 25 un disparo peligroso de Caye Quintana lo rechazó Sotres y Alain lo envió a córner. El Promesas pucelano pasó a dominar el juego. Fue cuando Iñaki cortó un pase con la mano dentro del área. Penalti como una catedral. El árbitro, muy cobarde, movió la infracción un par de metros hasta el borde del área. Después de varios chuts que rebotaron en la muralla de piernas y cuerpos racinguistas esa jugada terminó con un espectacular disparo lejano de Casado… Sotres voló para tocarlo a saque de esquina. Tocaba sufrir, como siempre. Este Racing no tiene oficio para leer o matar los partidos.

Se revolvió el conjunto montañés antes del descanso. Dos acciones consecutivas de Migue por banda derecha crearon algo de peligro a un Valladolid B que todavía no conoce la victoria como visitante. Chus Hevia remató de cabeza en el corazón del área, pero Julio sacó bajó palos milagrosamente. Justo cuando se cumplía el minuto 40, Mikel Santamaría volvió a rematar de cabeza y Julio, de nuevo, se ganó el sueldo. El portero de los violetas fue el mejor del partido. La suya fue una gran actuación. Julio Iricibar debutó en 2014 con el primer equipo pucelano precisamente contra el Racing (3-1) por la expulsión de Javi Varas.

De los buenos minutos en la primera parte se pasó al caos en la segunda. Este Racing se viene abajo a la mínima. Sin balón, el conjunto santanderino languidece y se marchita. No es un problema de intensidad, es de juego. El equipo se paralizó y llegó el desastre. Un centro medido de Casado lo remató magníficamente y sin dejar caer el balón Caye Quintana a la escuadra. Un remate en escorzo al estilo karateca de Ibra. El año pasado fue compañero de Dani Sotres en el Recre y ya demostró en Segunda que es un buen delantero.

Con el empate llegaron los nervios, los murmullos, el drama, los cánticos de ‘échale huevos’ y hasta Coulibaly. Si perdonas arriba, tu centro del campo se vuelve invisible y eres blandito atrás pasan estas cosas.  El Racing estuvo grogui varios minutos y pudo encajar el segundo tanto. Un centro de Jose Arnáiz lo remató de cabeza Cristian por encima de la portería racinguista.

Se bloqueó el conjunto de Pedro Munitis. Su ofensiva era un quiero y no puedo. Un balón que colgó Peña que remató casi de espaldas Dioni, agarrado, y poco más. El malagueño aprovechó otro envío de Migue, pero Julio salió a sus pies y desbarató la jugada. En un contragolpe del Valladolid B, Alain muy lento, dejó un agujero en la zaga. El remate final de Caye Quintana lo sacó Mikel bajo palos con Sotres batido. Pudo ser el 1-2 y haber puesto al Consejo y a Munitis contra las cuerdas.


El corazón del Racing revivió con la descarga de adrenalina. Migue tuvo un par de acciones individuales consecutivas que atajó Julio. Eran ataques sin conexión y es una pena porque en la primera parte el equipo cántabro demostró que puede jugar bien el balón. En el minuto 74, Artiles volvió al encuentro y puso un centro perfecto a Coulibaly. El africano, dentro del área, tocó flojo y directamente al portero. Tendrán pesadillas con Julio.

El árbitro Sergio Espasandín, que la campaña pasada pitaba en la Tercera gallega, se encargó de facilitar la remontada. Expulsó al segundo entrenador del Valladilid B –el primer no se pudo sentar porque no dio tiempo a tramitar su ficha– y a Royo. Con ayuda del trencilla, tocaba la épica ante el Promesas… Una épica poco tolkiana. La nave cántabra se iba a pique. Los calambres en este equipo son el pan nuestro de cada de día… Todos parecían muertos. Y entonces un Iñaki gris botó una falta de forma espléndida y Coulibaly peinó lo justo, apenas rozó el esférico, y marcó el 2-1. Medio gol fue del riojano. El reloj marcaba ya el 84.

Para redondear el espejismo, Migue en jugada personal anotó el tercero en el minuto 87. Se había pasado del abismo y la miseria que hubiera sido el empate a la locura goleadora. Hubo muy buenos minutos y otros penosos. Se crearon muchas ocasiones de gol, que se fallaron, y los problemas siguen ahí… En León, el Racing tendrá la prueba del algodón ante la Cultural.

Fran Díez


Racing 3: Dani Sotres; Francis (Dioni, minuto 54), Alain, Mikel Santamaría, Iñaki; Peña, Dani Rodríguez, Migue, Artiles, Isma Cerro (Fede, al descanso); Hevia (Coulibaly, minuto 57).

Valladolid B 1: Julio, Casado, Royo, Cristian, Ángel, Espina, Mayoral (Pelayo, minuto 73), Renzo (Deve, minuto 83) Jose, Toni y Caye Quintana (Vega, minuto 77).

Goles: 1-0, minuto 9, Artiles de penalti; 1-1, min. 51 Caye Quintana; 2-1, min. 84 Coulibaly a pae de Iñaki; 3-1, minuto 87, Migue García.

Árbitro: Espasandín Cores (Colegio Gallego). Muy mal. Favoreció a los locales mucho y tuvo errores clamorosos. Amonestó a los racinguistas Isma Cerro, Peña, Hevia, Mikel e Iñaki; y a los visitantes Cristian, Casado, Renzo y Royo, este último expulsado por doble amarilla. También expulsó al segundo técnico del Valladolid B, que ocupa el banquillo visitante.

Incidencias: Unos 5.000 espectadores. Césped en buenas condiciones. Se encendieron los focos antes que en ocasiones anteriores. Antes de comenzar el partido se colaboró con una iniciativa solidaria de la Fundación SAR QuaVitae llamada ‘Kilómetros para recordar’ y que trata de ayudar a los enfermos de Alzheimer.

Las notas: Racing - Valladolid B


Dani Sotres   5/10
Estuvo muy inseguro en algunos balones, que no terminó de atrapar… Al menos los desvió. “No metas las que van fuera”, dice una máxima de los porteros. No está bien. Entre el 4 y el 5, le aprobamos porque ganó el Racing.

Francis   5/10
Sufrió muchísimo en defensa, como siempre, pero por lo menos esta vez se incorporó más al ataque. Terminó roto y acalambrado.

Iñaki   6/10
Por debajo de su nivel en ataque y en defensa. Se le debe exigir mucho más. El segundo gol fue un centro medido suyo y en la recta final del encuentro fue importante.

Alain   4/10
Sufrió más que en otros partidos y cometió algún error peligroso para su equipo. Muy lento.

Mikel Santamaría   6/10
Estuvo correcto en defensa y no abuso de los balones en largo como era su costumbre, incluso estuvo a punto de marcar de cabeza. Salvó un gol bajo palos.

Álvaro Peña   7/10
Mandó en el centro del campo, oxigenó el juego, ayudó en defensa y en la creación… Buen partido del medio vasco. Muy completo.

Migue García   7/10
Incisivo como siempre. Marcó un gol y fue una referencia ofensiva. Disparó mucho a puerta y puso buenos centros.

Artiles   7/10
En la primera parte fue el mejor, en la segunda despareció bastantes minutos, algo ya habitual. Pese a todo, buen partido del canario que marcó de penalti y dio varias asistencias que pudieron ser gol. 

Dani Rodríguez   5/10
Se entendió bien con Peña y en la primera parte fueron capaces de crear juego en la medular y de mantener la posesión del balón. Se fue desinflando.

Hevia   5/10
Le faltó gol, que es lo que piden a un ‘9’, pero remató tres o cuatro veces entre los tres palos. Estuvo en su sitio. Eso sí, algo lento.

Isma Cerro   3/10
No se despeinó. Deambuló por el campo sin tener muy claro qué tenía que hacer.

Fede San Emeterio   5/10
Salió a un partido roto para jugar de lateral derecho. Cumplió con lo suyo.

Dioni   4/10
Tuvo alguna ocasión y tiró buenos desmarques, pero no convirtió las ocasiones de gol que tuvo. Muy acelerado.

Coulibaly   5/10
Sigue siendo un sí, pero no. Tuvo una buena ocasión a pase de Artiles y disparó al muñeco. En el gol, parece que no llega a tocar ni el balón… Igual si marca los tiempos con la cabeza echa el esférico fuera.