jueves, 31 de diciembre de 2015

No son días para el fútbol

Piñol se tira a los pies de Puskas en un Real Madrid-Racing
disputado el 1 de enero de 1961

España no está hecha para el fútbol en Nochevieja, menos todavía para partidos en el primer día del año, jornada más apta para que rueden las resacas que los balones. No somos ingleses, por mucho que se empeñe Javier Tebas en hacer caja. Ese es el boxing day que pretende la LFP, el condenado fútbol negocio. Los deportistas o los aficionados les dan igual. Somos uvas para devorar a toda velocidad. 27 años llevábamos en España sin fútbol un 31 de diciembre y estábamos tan tranquilos. Ayer el Villarreal que entrena Marcelino García Toral derrotó 1-0 al Valencia y se cayó la última página del calendario. El mundo gira y gira y en la tele siguen cantando los mismos, como si todo fuera un programa eterno de 'Cachitos de hierro y cromo' en el que las décadas se funden como si diese igual el año en el que estamos y las pintas con las que vestíamos.

Desde 1988 no había fútbol en Nochevieja. Entonces la AFE se puso seria y dijo basta. Los futbolistas se plantaron y se impuso la lógica. Ahora parece que los sindicatos, de cualquier tipo, pintan un poquito menos y los centros comerciales abren también cuando les da la gana… Los engranajes tienen que seguir funcionando a cualquier precio y nada es sagrado. Ni el pedete lucido de fin de año.

El Racing, como casi siempre, ha sido pionero en esto de jugar en Nochevieja y figura entre los primeros clubes que disputaron un partido de Primera División un 31 de diciembre. Fue en la temporada 33/34. Se disputaron cinco encuentros, la jornada al completo, y los santanderinos ganaron 3-2 al Athletic en los viejos Campos de Sport de El Sardinero con un actuación sobresaliente. Esa ha sido la única campaña con jornada en Nochebuena y Nochevieja de todos los equipos.

El equipo montañés no tuvo tanto éxito en el siguiente encuentro disputado en Nochevieja. Fue en la temporada 39/40 y el Español ganó en Santander 2-3. En la temporada 50/51 el Racing venció al Alcoyano de la moral inquebrantable 3-1. Todavía hubo una cuarta ocasión con partido para los racinguistas un 31 de diciembre. Fue en la campaña 78/79, 0-2 ante el Hércules en El Sardinero con goles de Kustudic y Macanás. Cuatro partidos en la máxima categoría con balance en tablas: dos victorias y dos derrotas.

Pero hay algo todavía peor que jugar el 31 de diciembre… Y es hacerlo el día 1 de enero y encima hacerlo como visitante. Eso le ocurrió al Racing en la temporada 1960/1961 y además el rival era un Real Madrid que dominaba el fútbol mundial. Para colmo de males el viaje a la capital del conjunto cántabro fue muy accidentado. El autobús del Racing pinchó en el alto de Somosierra y los jugadores tuvieron que apearse y permanecer bastante tiempo a la intemperie bajo la lluvia y con temperaturas bastante bajas. Eran otros tiempos. Llegaron a Madrid con diez horas de retraso.

Pese a ser fecha festiva hubo unos 70.000 espectadores en el Santiago Bernabéu y el Racing perdió por goleada: 4-0. Eso sí, el encuentro fue más disputado de lo que reflejó el marcador final. Al descanso, el entonces pentacampeón de Europa solamente ganaba 1-0 con un gol de Puskas a pase de Paco Gento. El delantero magiar falló un penalti y hasta la recta final del encuentro no llegaron el resto de tantos, también con autores ilustres: Alfredo Di Stéfano y un par de Luis del Sol. El Racing no está para jugar un 1 de enero, así no se puede comenzar un año… Aquel terminó con descenso para celebrar las Bodas de oro del club. Eso es una resaca de Año Nuevo.

Fran Díez

Las 10 entradas de 2015


Apenas han pasado seis meses desde que nació racinguismo.com pero para finalizar el año seleccionamos diez entradas que por diferentes motivos han sido especiales, han tenido muchas visitas o adelantaron noticias de interés para los racinguistas. Se han publicado 325 informaciones en este espacio de tiempo (dos diarias de media), así que no ha resultado fácil para todos los que colaboramos en este portal elegir una decena de ellas. Hemos dejado al margen secciones fijas, crónicas de los partidos, las notas de las actuaciones después de cada encuentro, previas, análisis de los rivales o las columnas de opinión, todas ellas de gran calidad. Cada una tuvo su momento y era imposible quedarnos con unas pocas. Pierre Mahe, Fran Díez, Raúl Lastra, Adrián Gómez, Adrián Mediavilla, Gerardo Aedo, Jorge Hernández y Adrián Rebaque han firmado en nuestras páginas digitales y estamos encantados de poder leerles y de compartir nuestros sentimientos, proyectos, críticas e ideas racinguistas con todos ellos.

10. Pasamos revista a los Campos deSport. El deplorable estado del estadio racinguista dio mucho que hablar. El estadio impresiona a nuestros rivales de 2ªB, pero después de años sin el mantenimiento adecuado el hogar racinguista deja mucho que desear.

9. El hombre contra el cachopo. Una pequeña locura de Fran Díez en la previa del Sporting B - Racing. Lo cierto es que la fiebre del cachopo se ha extendido entre los aficionados verdiblancos.

8. Sobre cuentas y cuentosSuky Rebaque puso el dedo en la llaga con las cuentas pirata del Racing que pululaban por las redes sociales. La presión de este artículo motivó que se cerrara una de ellas.

7. El partido ante el Logroñés será televisado. También fuimos los primeros en anunciar las retransmisiones en streaming de los partidos de casa. La noticia tuvo una gran acogida y se sitúo entre las más vistas.

6. Olvidos y recuerdos del Racing de los cojones. Este reportaje de Gerardo Aedo ha sido también de las informaciones más visitadas. Posteriormente fue recogido por varios medios de comunicación.

5. Segundo asalto: Botas vs Higuera. Este verano narramos todos los detalles del enfrentamiento entre el representante asturiano y el presidente racinguista. Son entradas que figuran entre las más vistas.

4. Isma Cerro se tatúa el ascenso. Nuestra primera “inocentada” ha sido un homenaje a Prision Break y a lois fans/haters del futbolistas extremeño con bastante humor.

3. Racing Wars. Otra de esas informaciones repletas de imaginación que agradece el racinguismo. Algo diferente y más fresco que no se encuentra en ningún otro medio. Un cartel para enmarcar para los fans de la saga cinematográfica y del Racing.

2. El absurdo rencor de Iñaki. Es una herida reciente del racinguismo. La polémica con el riojano tuvo un eco brutal. Sus declaraciones en la presentación como futbolista del Alavés tocaron la fibra de los aficionados cántabros al igual que la posterior reacción de Munitis.

1. Guía gastronómica del Grupo I de2ªB. Otra de esas entradas con miles de visitas. Una guía muy útil para los aficionados... Todos hablaban de esa ruta culinaria por la categoría de bronce como consuelo, pero nadie había escrito nada al respecto... Hasta nos la leyeron en cierta radio.

No incluimos algunas de las entradas más vistas, como todo el culebrón Koné, el problema con el recortes de los sueldos a los empleados no deportivos del Racing o fichajes que adelantamos como el de Borja Docal, Migue y alguno más. La actualidad manda y esos temas ya quedan algo olvidados, pese a las miles de visitas que tuvieron. Todavía queda mucho racinguismo.com que contar.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Esperando a un delantero


Con el fichaje de Jon García para la defensa, el Racing se queda a falta de poner la guinda a su pastel navideño: un delantero centro. El ‘9’ puro y top que llegará desde más allá de nuestras fronteras nacionales. Quizá de Oriente como los Reyes Magos, por lo menos se le espera para esos días… Será el premio del roscón. Para verlo habrá que esperar porque la operación camina lenta, aunque segura. Pedro Munitis quería que los fichajes de invierno llegasen rápido y estuviesen listos para aportar desde primeros de enero... En definitiva, no repetir la historia de este verano. El primero ya lo tiene, incluso antes de que se abra el plazo para inscribirlo oficialmente, el próximo lunes. Con el ariete tendrá que aguardar unos días porque su contratación avanza muy despacio. Juega en un club, pertenece a otro y un tercero, además del equipo cántabro, le pretende. En definitiva, un lío. “Es una operación complicada por una serie de circunstancias. No juega en la liga española y eso complica las cosas. Parece que poco a poco se va deshaciendo la madeja y que puede salir bien, pero en este momento la situación no es sencilla. Nos gusta, nos parece un jugador que nos puede tapar alguna carencia que probablemente pudiéramos tener y merece la pena que nos esforcemos en hacer esa operación. Ahora mismo no se puede decir más”, explicó ayer el presidente del club, Manolo Higuera.
El dirigente racinguista confesaba en la presentación del zaguero vasco que “Jon García va a dar un plus al equipo para suplir carencias que pensamos podemos tener a lo largo de la temporada". Higuera reconocía también que llevaban meses detrás de él y buscando un central… La plantilla compensada de este verano necesitaba algún retoque… El del centro de la zaga era algo evidente, al igual que la necesidad de un delantero centro rematador. Incluso no estaría de más fichar un lateral zurdo después de la espantada de Iñaki, algo que no se plantean en el consejo ni por asomo. “En principio, salvo alguna circunstancia excepcional, no llegarán más. Sólo teníamos en la cabeza reforzar esas dos posiciones”, matizó el presidente. En cuanto a las posibles salidas, se rumorea que Chus Hevia podría tener alguna oferta, Manolo Higuera descartó en principio que pueda haberlas estos días, aunque no cerró la puerta a ellas: “No tenemos pensado que haya ninguna, pero de aquí al 29 de enero puede haber algún jugador que considera que está jugando poco y quiera irse o que traiga una operación beneficiosa para todos y entonces podremos hablar. De momento, no hay nada”.

Jon García: "No tengo complejo de bajito"


El Racing llevaba muchos meses detrás de Jon García Herrero y al central vasco no le faltaban pretendientes en Segunda y en 2ªB desde que se desvinculó del Lugo. Al final ha habido final feliz y los cántabros se han llevado el gato al agua... El futbolista también está encantado. El bilbaíno es un central de los que no engaña, pero no exento de buena técnica con el balón en los pies. Ha firmado hasta final de campaña y con renovación automática si se produce el ascenso.


¿Por qué se decidió por la oferta del Racing?
He tenido varias propuestas de Segunda, pero me he decantado por venir al Racing porque tiene un proyecto muy bueno y es un club histórico. En su día lo dije, me da igual tener que bajar una categoría para jugar… Vengo para intentar sumar a este grupo.

Estuvo en un box siguiendo el partido ante el Racing de Ferrol, ¿le convención el ambiente?
Ya había venido a ver el partido ante el Cacereño, en los dos hubo muy buen ambiente y el equipo ganó. En principio vine para ver a mi amigo Álvaro Peña y luego se ha ido concretando todo.

¿Es un central polivalente?
Mi posición natural es en el centro de la defensa pero dadas mis características he llegado a jugar en alguna ocasión de lateral o incluso de pivote.

Le persigue la fama de bajito para ser central…
No te preocupes que no eres el primero que me lo pregunta. En Lugo fue lo primero que se me comentó nada más llegar, pero no me preocupa. En el mundo del fútbol hay muchos ejemplos de centrales que son bajitos y han estado al más alto nivel… Ayala, el colombiano Iván Córdoba, Mascherano y otros muchos. Tampoco es un complejo que yo tenga, la verdad.

En Lugo no pudo encontrar la continuidad que tanto persiguen los futbolistas…
Entre la lesión y los temas extradeportivos que se dieron allí, de los cuales no quiero hablar porque para mí han quedado atrás, mi primera premisa ahora mismo es jugar aquí lo antes posible. Jugar, jugar y jugar.

¿En qué estado de forma está?
Todos los equipos han parado una semana por vacaciones, yo he parado otra semana más, pero he hecho cosas por mi cuenta durante todos los días y creo que estoy bien.

Un susto y muchos goles

Jon García entrenando ya con el Racing

El entrenamiento comenzó con la “sorpresa” que os contamos ayer en racinguismo.com, la presencia ya con el resto del grupo del central vasco Jon García en La Albericia. El defensa demostró que está para jugar, pero no podrá hacerlo hasta que se abra el mercado de invierno oficialmente el próximo lunes, así que en Coruxo será imposible verle. Le falta algo de ritmo de juego y acoplarse a sus nuevos compañeros, pero está en buena forma física y podría tener minutos ante el Celta B en casa si así lo estima oportuno Pedro Munitis.

De la sorpresa se pasó al susto con la lesión de Fede San Emeterio durante uno de los ejercicios de entrenamiento. Divididos en varios grupos se disputaba una animada liguilla con partidillos en espacios reducidos y los jugadores están con ganas... Hubo mucha intensidad, como le gusta al técnico. El futbolista de Sierra de Ibio se resintió en el hombro y está pendiente de evolución. El médico del club no ha querido descartarle todavía hasta comprobar si solamente ha sido un golpe o algo más para lo que le realizarán alguna prueba. Curiosamente se podría dar el caso de que los dos gemelos fuesen las únicas bajas por lesión para el último partido de la primera vuelta. En principio, con Fede todavía hay alguna esperanza de que pueda recuperarse de esa luxación del hombro, aunque quizá pueda ser arriesgado. Álvaro Peña también es duda y no realizó el entrenamiento completo, algo más de una hora y media.


La sesión de entrenamiento continuó con esa liguilla por equipos en espacios reducidos. El preparador físico David Casamichana completó una de las escuadras ante la ausencia de Fede… y demostró olfato goleador. Los niños del campus de Navidad del Racing jalearon el tanto con ímpetu. También marcó su "compañero" de equipo Coulibaly, aunque ayudándose de la mano, y el gol del africano fue anulado. Los pequeños corearon el 'Couli, Couli', que va camino del hit.

Al final hubo que recurrir al gol de oro entre los dos mejores equipos. Los “hombres de negro” con Caneda y Dioni de jefes lograron imponerse a sus compañeros y mantearon al asturiano Alain celebrando el triunfo. Hay buen ambiente en el Racing, algo lógico después de seis triunfos consecutivos. Eso sí, el equipo afronta el encuentro de Coruxo repleto de bajas con sanción. Nada menos que cinco: Alain, Dani Rodríguez, Francis, Dioni y Artiles. Un problema.

martes, 29 de diciembre de 2015

Jon García refuerza la zaga racinguista


El Racing ya tiene su primer refuerzo del mercado de invierno, el central vasco Jon García Herrero. El futbolista y el club alcanzaron hoy martes un acuerdo verbal que deberá firmarse estos próximos días, presumiblemente mañana miércoles. Incluso Jon García podría ya entrenar a las órdenes de Pedro Munitis antes de estampar su firma en el contrato. Eso sí, el mercado de fichajes no se abre oficialmente hasta el lunes.

Jon García se había desvinculado del Lugo hace algunas semanas y desde el principio hubo interés en las dos partes por llegar a un acuerdo, aunque la negociación ha tenido sus altos y bajos. El vizcaíno estuvo presenciado el partido ante el Racing de Ferrol en un box de los Campos de Sport de El Sardinero. Varios equipos de 2ªB se habían interesado en el futbolista bilbaíno, entre ellos el Burgos de Ángel Viadero, que aguardaba también alguna posible oferta de Segunda o del extranjero. Al final, se ha decantado por el Racing de Santander donde milita su amigo Álvaro Peña.

El futbolista, de 24 años, está en buena forma física, pero sin ningún ritmo de competición, aunque disputó algunos amistosos con los luceneses. La temporada pasada solamente disputó cinco encuentros con el Lugo a causa de una grave lesión, rotura de ligamento cruzado, de la que parece que ya está completamente recuperado. Fue operado en febrero.

No es un central muy alto, mide 1,77 (1,74 según algunas fichas), pero destaca por su rapidez y agresividad. Pese a su estatura tiene un buen juego aéreo y con el balón en los pies no es torpe. En la categoría de bronce ha disputado tres campañas con el filial del Athletic, 72 partidos. Quique Setién le fichó para el Lugo, donde la lesión le impidió ganarse un puesto en Segunda División.

Munitis podrá contar ahora con cuatro centrales de la primera plantilla, pero seguirá teniendo solamente a un lateral izquierdo, Borja Docal, que además es más extremo ofensivo que defensa. Tirar de la cantera, desplazar a Mikel Santamaría a la banda o utilizar a un diestro como Francis podrían ser las soluciones en caso de emergencia. En principio no se fichará más para la zaga porque el Consejo de administración sigue trabajando en la incorporación de un delantero centro.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Vuelta al trabajo con brindis


No ha sido un parón navideño demasiado extenso, aunque parece que ha pasado un mundo solamente han transcurrido ocho días desde que el equipo santanderino derrotase en los Campos de Sport de El Sardinero al Racing de Ferrol Un triunfo que supo al mejor turrón. El momento de forma del conjunto cántabro es espectacular. Un dato: si atendemos exclusivamente a las seis últimas jornadas el Racing lidera ampliamente el Grupo I de 2ªB seguido por el Pontevedra, un recuperado Burgos de Ángel Viadero y el Logroñés de Pouso, siempre muy regular. Nadie ha marcado más goles que el Racing y solamente la Cultural Leonesa ha encajado menos.

Pese a que el equipo que entrena Pedro Munitis ya trabaja a pleno rendimiento, el martes también habrá un hueco para la diversión al terminar el entrenamiento. Aproximadamente a las 13,00 horas la plantilla celebrará un brindis navideño junto a los miembros del Consejo de Administración en la cafetería Ateka- Bellini, situada en la calle General Dávila de Santander, y uno de los patrocinadores de la institución.

El Racing regresó el lunes por la tarde a los entrenamientos en las instalaciones Nando Yosu de La Albericia para preparar el partido del próximo domingo en Coruxo, encuentro que se jugará a las cuatro y media de la tarde y que será el último compromiso de la primera vuelta. La plantilla trabajó hora y media con la única ausencia de Borja San Emeterio, que sigue padeciendo dolencias en el pubis. El domingo no podrá jugar. Álvaro Peña completó la primera parte del primer entrenamiento y parece que ha evolucionado muy bien de su lesión en la rodilla, pero sigue siendo duda para el encuentro en Coruxo.  El problema para los racinguistas en tierras viguesas serán las ausencias por sanción de nada menso que cinco futbolistas: Alain, Dani Rodríguez, Francis, Dioni y Artiles. A Munitis le tocará hacer un puzle complicado para suplir las bajas y no contará todavía con refuerzos. El Consejo de administración trabaja a marchas forzadas para incorporar a un delantero y a un defensa que puedan llegar cuanto antes para completar una plantilla escasa de efectivos por lesiones y sanciones.

Clasificación de las seis últimas jornadas del Grupo I de 2ªB

domingo, 27 de diciembre de 2015

Isma Cerro se tatúa el ascenso


Isma Cerro ha aprovechado el parón navideño en la competición para tatuar su cuerpo completamente. El futbolista del Racing no ha grabado su piel con un dibujo cualquiera sino que se ha escrito un mapa para salir de 2ªB como si fuese el protagonista de ‘Prision Break’. En su espalda lo tiene todo: 4-4-2, 3-5-2, 4-1-4-1 y todo tipo de variantes tácticas y automatismos para el equipo. Como le sobraba cuerpo, el cacereño ha decidido añadir el retrato de todos sus compañeros, del numeroso cuerpo técnico, de su perro Romeo, el nombre de todos los accionistas del Racing, el santoral, el refranero español, los escudos de los rivales y una serie de números cabalísticos que aseguran el ascenso del club a Segunda. Todo está dibujado en varias capas y plagado de mensajes ocultos que servirán para que el conjunto santanderino logre su regreso al fútbol profesional.

Ahora Pedro Munitis deberá descifrar el jeroglífico que tiene el atacante extremeño en su piel. El lema #AlwaysSmiling preside su espalda y escritas en tinta negra están todas las claves de la temporada. El pasado y el futuro del racinguismo. Un prestigioso estudio de tatuaje de la capital española ha estado tres días pintando para siempre este especial lienzo en una dolorosa y maratoniana sesión de trabajo.. Isma Cerro se ha convertido en una obra de arte andante que ha causado sensación en el vestuario. Los accionistas del club tendrán al jugador disponible durante esta semana para buscar en los pliegues del delantero su nombre.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Un presupuesto con beneficio


El Racing dispone de un presupuesto de 7.537.000 euros para la presente temporada 2015/2016, según el informe que se presentó y aprobó en la Junta de accionistas del pasado día 19 de diciembre. Una cantidad tan elevada para un club de Segunda División B es ciertamente llamativa y sólo se entiende una vez descontadas las imputaciones contables por subvenciones, con una partida de 4,3 millones de euros. Entonces obtenemos un presupuesto a ejecutar más cercano a la realidad de 3.237.000 euros.

La principal fuente de ingresos del Racing será la taquilla. La entidad prevé ingresar 1.372.000 euros repartidos en 1.019.000 por venta de abonos y 353.000 de entradas sueltas para diferentes partidos. El consejero Antonio Fariña detalló en la Junta que la cantidad a ingresar por carnets estaba prácticamente conseguida. Sin embargo, la venta de entradas había reportado solamente unos 60.000 euros hasta el momento. Dato anterior al encuentro disputado ante el Racing de Ferrol, pero que supone apenas un 17% de lo previsto y que pone muy cuesta arriba el objetivo a alcanzar. Con los partidos de fase de ascenso, uno como mínimo, seguramente se pueda lograr esa cifra o algo más aproximado. El Consejo de administración manifestó su intención de cobrar el 50% de la entrada a los abonados en caso de jugarse play-off de ascenso. Esta circunstancia podría cubrir la desviación presupuestaria sin problemas.


Una de las vías de recaudación más importantes para los clubes de fútbol es el merchandaising y la publicidad, conceptos por los que el Racing pretende ingresar poco menos de medio millón de euros esta temporada –concretamente 490.000–. La tienda del club está externalizada y el negocio lo explota Hummel, que entrega al Racing una parte a modo de canon. Se prevé que la firma de ropa deportiva reporte al club 62.000 euros de los cuales se han ingresado ya 15.000. La campaña navideña mejorará esta aportación ostensiblemente. Por su parte, la venta de publicidad podría ascender a los 428.000 euros de los que hay comprometidos ya unos 300.000, según explicó uno de los consejeros del área económica en la pasada Junta general.

El club pretende obtener por traspaso de jugadores un millón de euros esta misma campaña. Se da la circunstancia de que la venta de David Concha a la Real Sociedad cubrió la cantidad estimada a ingresar por este concepto. Por último, la LFP debe abonar al Racing 375.000 euros como ayuda al descenso.

La mayor salida de dinero se producirá vía nóminas de futbolista como es habitual en este tipo de empresas. El personal no deportivo, la primera plantilla y el personal de equipos base le suponen al Racing un gasto de 1.479.000 euros. Está previsto que el pago de tributos y de servicios exteriores (agua, luz, abogados, jardinería…) ascienda a 461.000 euros. Por último, los arbitrajes en El Sardinero y los desplazamientos para los encuentros a domicilio tienen asignada una partida presupuestaria de 107.000 euros.

Comparados los ingresos previstos con los gastos estimados, el Consejo considera que podrá terminar el ejercicio con un beneficio contable de 515.000 euros. La contabilidad cerrada de la temporada 14/15 también arrojó un resultado positivo que la institución decidió destinar a reducir deuda.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Racing Wars


La llegada de un holograma de Darth Verdejor al Consejo de la Alianza reclamando 30 monedas de oro anuncia el despertar del lado oscuro de la fuerza verdiblanca. El Emperador Pernitine quiere recuperar la preciada tarjeta de crédito del club y será capaz de todo... Gracias a una pastilla azul su espada láser vuelve a brillar y planea su regreso para dar algún espadazo. Higuera Solo tendrá que volver a subir al Mirlo Milenario para desmontar toda la trama con su fiel Tutowbacca...

El pérfido Emperador, gracias a sus tejemanejes  políticos, logró engañar a todo el Imperio para que le financiaran su Estrella de la Muerte A8 y esquilmar la Galaxia Racing. Esa arma de destrucción masiva, su capricho, sufrió muchos retrasos y nunca se llegó a terminar su construcción… La misión le fue encargada al Almirante Harry Tarkin. Su alma marinera fue enviada al nevado planeta Hoth y le dejó como Tatooine, así que jamás ensambló el puzle de tres piezas que era la Estrella de la Muerte. Pero atención, el lado oscuro de la fuerza siempre amenaza con resurgir y ha iniciado otros proyectos malignos. Conspiran en la sombra... La fuerza despierta.


martes, 22 de diciembre de 2015

Saro: «Trabajando en la formación he sido muy feliz»


Saro es puro fútbol. Es Racing de los pies a la cabeza. Fue canterano sin suerte, futbolista genial lesionado, entrenador docente y director deportivo pillo… Lo ha sido todo, ha hecho mucho y bien. Este miércoles le toca recibir un poco de cariño y recoger parte de lo sembrado. Las categorías inferiores del club santanderino le tributan un merecido homenaje. Algo sencillo, como él. El 10 de enero cumple 78, pero sigue igual de lúcido que siempre regateando a todos para defender su idea de club de la tierra.


Llegan los homenajes y eso es que ya va haciéndose mayor…
Yo siempre he sido un poco reacio a este tipo de actos, sobre todo hace unos años, cuando todavía me veía en disposición de aportar muchas cosas al fútbol… Pero ya la edad pesa y sí, ahora estoy muy agradecido de que se hayan acordado de mí. Y además me encanta que el homenaje venga de una parte muy importe dentro del fútbol y especial para mí: la cantera.

Ha sido canterano, formador de canteranos y hasta profesor de esos formadores de los canteranos.
El fútbol es mi pasión, soy un hombre sencillo de tres parámetros fijos: Dios, familia y trabajo, y ese trabajo, gracias a Dios, ha sido el fútbol. Soy un enamorado de este deporte y dentro de él he desempeñado casi todas las labores: he sido jugador, entrenador, director deportivo, director de la escuela, docente de varias federaciones... Lo que más me divirtió fue jugar, evidentemente, pero lo que más me satisfizo, sobre todo a estas alturas de mi vida, con lo mayor que ya soy, ha sido formar. Eso te deja una satisfacción inmensa, aunque a veces no te lo agradezcan a corto plazo. Hubo épocas en las que no sentía esa recompensa o ese apoyo de alguien por el trabajo de cantera, pero tú lo hacías con toda la ilusión del mundo y con la pasión del fútbol. Ver evolucionar a los chicos y compartir sus sentimientos, que además los conoces porque los has vivido tú, es algo increíble. Y los que llegan arriba te dan una alegría inmensa. Les puedes ayudar o darles una formación, pero es mentira que uno saca a no sé quién o al otro: ¡salen ellos solos! Intervienen muchos factores y algunos futbolistas muy buenos no llegan nunca a la élite y otros sí por circunstancias diversas, no por una persona. Trabajando en la formación he sido muy feliz.

A usted como canterano le costó llegar al primer equipo muchísimo, pese a firmar su primer contrato con 16 años se quedó a las puertas de triunfar en casa.
Era entonces la joya de la corona de la cantera del Racing, como se dice ahora. Siempre se dice de algún futbolista prometedor algo parecido, pero adolecí de tener un físico más poderoso. En aquella época los puestos y el estilo de juego eran muy diferentes. Los interiores tenían un trabajo muy importante en el “cuadrado mágico”, que formaban los dos medios volantes y los dos interiores. En mi tiempo ya había un interior que bajaba más y otro que se quedaba en punta, pero a mí me tocaba bajar para construir fútbol y ese recorrido exigía mucho físicamente… Yo entonces pesaba menos de 60 kilos y en esa posición era complicado que eligieran a un jugador con mis condiciones. Como jugaba bien me fueron acoplando a otros puestos. Terminé en el extremo izquierdo porque le pegaba bien con las dos piernas, aunque era diestro… Todo el mundo pensaba que era zurdo, pero no. Fui un futbolista creativo y constructor de juego, así que eso te daba ciertos admiradores, siempre gusta ese jugador que es capaz de crear.

Siempre le llevaban a la pretemporada con el primer equipo y luego nada.
Los cuatro años que firmé con el Racing desde juveniles hice la pretemporada con el primer equipo y siempre decían que me iban a pasar… Luego nunca ocurría. Decían, a ver si engorda un par de kilos y cosas así. Me hicieron subir a entrenar tres días a la semana para que cogiera más peso y barbaridades así, pero nada… Rafa Alsúa apostó mucho por mí e incluso se enfrentó a la directiva que presidia Naveda. Les decía que si querían a un tío grande y fuerte que ficharan a Chausson, que era un campeón de la lucha libre.

Tuvo también la venganza del canterano, irse a otro equipo y marcarle al club en el que se formó… ¡Y ocurrió más de una vez con el Celta y con la Unión Deportiva Salamanca!
Sí, recuerdo que con el Celta empatamos a dos en El Sardinero e hice un partidazo. Pasó lo que siempre pasa en Santander, algunos aficionados decían aquello de “si éste era un fenómeno, se tenía que haber quedado aquí”. En Vigo tuve una lesión muy grave y como estaba estudiando en la Universidad de Santiago y los viajes eran eternos, las carreteras no son las de ahora, decidí irme a Salamanca. En Galicia no tenía tiempo ni ambiente de estudio. Los viajes duraban toda la semana, salíamos los martes para jugar el domingo… Y luego había que ir de Vigo a Santiago. Mi madre quería que terminase la carrera y allí era imposible. Tuve que comprar mi carta de libertad, 60.000 pesetas, aunque al final lo pagó la Unión Deportiva Salamanca. Allí estuve cuatro años y luego tuve que ir al servicio militar. Ya fui mayor porque al ser hijo de viuda pude retrasarlo. Cuando volví había descendido la Unión a Tercera y como cobraba mucho para esa categoría me dejaron libre porque no podían pagarme. Mi intención era haberme quedado allí para siempre.

No sería muy común el futbolista universitario en aquella época...
En Salamanca sí, casi todos. Un 70 o un 75%, pero en otros clubes no era algo habitual. En Vigo vivía con Antonio Pais, que jugó después en el Barcelona y otros equipos. Él estudiaba Derecho, su padre había sido registrador de la propiedad en Santander durante el incendio. Vivíamos juntos y eso nos servía para estudiar, pero no había ninguna otra relación con la Universidad, ni ambiente de estudio ni tiempo a causa de los viajes tan largos... Así era complicado.

¿Qué estudió?
Empecé Químicas, pero abandoné y luego pasé a Ayudante técnico sanitario, los practicantes, que se llamaban entonces. Me gustaba mucho la medicina. y a través del masajista que teníamos empecé a meterme en ello. Nos exigían en el hospital estar internos y era muy complicado compatibilizarlo... Los estudios son importantes y eso se lo ha he inculcado a mis hijos, los seis acabaron la carrera. Mi hija mayor es médico, tengo otro que es farmacéutico, psicólogo, veterinario, relaciones labores...

Con este homenaje se le reconoce que ha sido pieza fundamental en poner las bases de lo que luego ha sido la cantera moderna del Racing.
En la época de Maguregui, aunque jugaban muchos canteranos, no era fácil hablar de cantera. Era un hombre muy pragmático, veía muy bien el fútbol, pero no se preocupaba mucho de sacar chavales jóvenes. Obtenía mucho rendimiento de las plantillas, pero desde su prisma. Maguregui no encajaba mucho con la idea de la formación, sólo velaba por lo competitivo… La idea de que el club apostase por la cantera definitivamente llegó a implantarse porque se debía mucho dinero. El presidente, José Manuel López Alonso, tenía avalados de su patrimonio 150 millones de pesetas y no quería perderlos. No quedaba más remedio que mirar a la base. Yo entrenaba al Rayo Cantabria y Nando Yosu era el segundo entrenador con Magu, él pasó a dirigir al primer equipo y yo seguí en el Rayo con la tarea añadida de organizar la cantera. El gran problema era que no teníamos campos para entrenar… No se ha dicho mucho y me parece algo que fue fundamental, López Alonso realizó una gestión trascendental en la historia del Racing. Él era también vicepresidente de la Federación Española y se movía muy bien en los despachos, logró los apoyos necesarios para conseguir los campos de La Albericia y que la RFEF aportase dinero para acondicionarlos. Salieron muchos futbolistas y muy buenos, con una particularidad, que siempre me ha preocupado: había también una filosofía detrás. En el sentido de que los niños, a parte de la formación, gracias a la camiseta del Racing, sabían también que se podían labrar un futuro profesional. Ahora en el B les falta el querer ser profesionales. Esa garra final para dar el último paso. Entonces tenían ese arraigo y sabían que aquí podían estar muchos años en Primera. ¡Recuerdo a dos defensas completas, los cuatro, que pasaron dos años seguidos al primer equipo!


Siempre apostó por dotar al trabajo de base de una filosofía determinada.
Yo fundamentaba mucho la cantera en el carácter propio de la tierra, pero entonces el fútbol era distinto, no era tan homogéneo como ahora. Hoy todos copian al Barcelona, sus maneras, sus tácticas, sistemas, jugar desde atrás…. Entonces la idiosincrasia de cada región tenía mucha importancia, los equipos que tenían cantera la basaban en su manera de ser. Santander también ha cambiado mucho, ya no es una ciudad de mar… La gente del mar es ingeniosa, tiene una picaresca y una vivacidad especial… Y los mismos cántabros del interior son de otra manera, muy recios con casta, fuertes… Poseen otras características, aunque puede haber excepciones. Hoy todo eso ha cambiado, socialmente no hay tantas diferencias, aunque el jugador del Santander siempre tuvo algo de eso. Aquí también siempre ha gustado el buen juego, quizá por aquel Rayo Cantabria de la tasa, del que formé parte. El famoso Eduardo Teus llegó a decir que era el tercer equipo que mejor jugaba de España y eso estando en Tercera División, lo que hoy sería la 2ªB. Ese conjunto tenía una forma de juego de toque que no era habitual entonces. En toda la cornisa cantábrica  se practicaba un juego más directo y rápido. Un estilo del norte motivado por las características de los terrenos de juegos y el clima. Eran campos embarrados, pero hoy ya todo eso ha cambiado, apenas queda un poso.

Actualmente se vuelve a decir en el Racing que hay una apuesta decidida por la cantera, ¿será la definitiva?
Para el Consejo de administración no tengo más que loas. Además de poner el esfuerzo quieren al club y han realizado una labor extraordinaria, pero sí, también he sido crítico en alguna ocasión. Dijeron en la asamblea que iban a trabajar la cantera y no ha sido así. Han fichado a 15 futbolistas de fuera y ahora parece que traerán a dos más. Creo que quieren ascender como sea, que tienen una problemática tremenda si no sube el equipo esta campaña, y ese objetivo urgente deja de lado a la cantera por el momento. Solamente con chavales es complicado quedar campeón y subir… El gran problema que veo en esta apuesta a una carta es que no se logre el ascenso. Si no suben será un fracaso y la temporada que viene tienes que prescindir de la mitad de la plantilla y volver a fichar al 50 o al 70%. Mientras que con la cantera es al revés, vas poco a poco haciendo un bloque, y esa filosofía de querer su camiseta y defender lo suyo siempre permanece. Cuando fichas muchos futbolistas de fuera es habitual que llegue alguno un poco gandulito, que lo que quiere es jugar y cobrar y nada más. Y los de casa son los primeros que defienden a su equipo y crean bloque. Se pierde un poco con esta política de resultados inmediatos.

Canteranos y algún refuerzo de calidad, ¿es la receta idónea?
Es cierto que nunca la cantera de Cantabria ha sido tan grande como para que todos sean absolutamente de aquí, siempre hay que reforzarla en puestos determinados. Cuando fui director deportivo tuve suerte. Tuto Sañudo se retiraba en el Real Oviedo y le dije: "no te puedes retirar, tienes que jugar un año más y volver al Racing". Con él ya tenías un hombre de la columna vertebral importante. A Quique Setién me costó Dios y ayuda firmarle, pero era fundamental en el centro, y luego ya unos cuantos que servían de acomodo a eso, pero había casi un 80% de futbolistas cántabros.

Este verano también se podía haber optado por recuperar a algunos de esos futbolistas cántabros que estaban en la categoría y que hubieran supuesto también un ahorro económico.
Sí. Quizá no es que sean futbolistas determinantes en 2ªB, pero son iguales que los que han traído y si puedes beneficiar algo a uno de tu pueblo, pues mejor. Siempre van a dar un plus, un poco más que uno de fuera.

¿Fue ingrata la labor del director deportivo?
Sufrí mucho en ese cargo. Estuve muy solo, sin Consejo de administración ni ninguna infraestructura al principio. El club pertenecía al Ayuntamiento, al Gobierno y a la Caja al principio. Tuve la suerte de poder implantar mi idea, que fui a defender a las antiguas oficinas del club en el Paseo Pereda. Allí les expliqué el proyecto y recuerdo que me dijeron: “Suena bien, como nuestros programas políticos… A ver si luego resulta”. El problema era que no había ni un euro, como ahora. Hormaechea, que había sido compañero de clase mío, me dijo que era una cuestión del Ayuntamiento y con Manuel Huerta, el alcalde entonces, me reunía una vez a la semana para explicarle los problemas que iban surgiendo y despachar sobre el día a día de la institución… Lo más importante fue defender la idea, con pasión y cariño, porque los que están fuera lo ven de otra manera. La crítica de los periodistas les afectaba mucho. La mayoría era gente que no eran de fútbol y se ponía nerviosa enseguida. El fútbol tiene una repercusión enorme, y de pasar desapercibidos o de ser conocidos solamente en el ámbito de sus negocios, empiezan a que todo el mundo les reconozca o les pregunte por el equipo. Y eso agobia al que no está acostumbrado. Si has jugado a esto ya sabes lo que es que te chillen o aplaudan 30.000 personas. Poco a poco las dificultades se fueron solucionando, Huerta echó una mano para lograr un crédito y se hizo una buena plantilla. Pero costó mucho. Se acertó con el entrenador, Paquito, que es un gran pedagogo y es ideal para la gente joven y para dirigir un equipo de cantera. 

Tuvo una salida muy injusta.
Yo quería que renovase, pero tenía a una parte de la prensa en contra y el presidente no quiso que siguiera. El Consejo ya estaba formado y empezaba a mandar. El ascenso lo cambió todo, Mi autoridad quedó muy reducida, de director deportivo pasé a ser secretario técnico. En la tarjeta seguía poniendo lo mismo, manager general, pero ya no era igual. No pintaba lo mismo, aunque todo se me consultaba y se me informaba. Ya veía que ellos querían mandar, con los directivos siempre pasa igual, todos entran diciendo que no tienen ni idea de fútbol y a los tres meses ya saben más que nadie. Te vas percatando de eso y me imaginaba que al final de la campaña iban a dejar de contar conmigo. Con mi forma de ser era más un estorbo que otra cosa. Un equipo de Primera División no tiene nada que ver con el resto, ni con la Segunda. Empezaba entonces a llegar el dinero de la televisión y mi castillo de naipes se iba al garete porque yo fundamentaba el proyecto en ilusión, filosofía, ideas… Y eso no es negocio.

Imposible terminar la entrevista sin preguntarle por la ‘sarina’, el regate que inventó y que le dio fama en todo el país...
Se dice que se lo había visto hacer al argentino Sará, pero eso hay que aclararlo. Yo era un niño pequeño, tendría unos 10 años, y vivía en Oviedo. Mi padre era de Santander, pero estaba destinado allí. Iba al colegio de los Maristas y en mi clase estaba el hijo de Herrerita y el del entrenador Urquiri, así que íbamos a los entrenamientos en Buenavista cuando estábamos de vacaciones. Entonces era común que al final de los entrenamientos los futbolistas se quedasen ensayando cosas. En una ocasión Sará iba recorriendo todo el campo subiendo la pelota entre la puntera y el tacón por detrás hacia delante y así iba avanzando, subiendo y bajando la pelota. Ricardo Salaberry, un uruguayo muy guasón, que era un gran jugador, le fue a quitar el balón para que parara y justo en ese momento Sará elevó la pelota y resultó un regate magistral casi sin pretenderlo. Los tres niños nos quedamos asombrados con aquella acción. Yo ensayaba algo parecido inspirado en aquello todos los días en el colegio. No era exactamente lo mismo, me basé en ello y lo perfeccioné. Al principio era muy complicado, pero me terminó saliendo a fuerza de practicar. No era algo que hiciera para lucirme, sino un recurso, por ejemplo cuando estaban en la esquina del córner sin espacio. Me enseñaron desde niño, gracias a que tuve buenos entrenadores, a aprovechar la superioridad numérica y si te ibas de tu par por sorpresa te salía un central y había que buscar al que quedaba libre porque era jugada de gol o de peligro. Enfadaba mucho aquella jugada. Recuerdo un 4-2 a Las Palmas y que le hice la 'sarina' a Benito, un tío de 34 años con bigote que era muy recio. Me dijo: “Chaval, te voy a dar”. Le tuve que pedir pedón y explicarle que no tenía ninguna intención de mofarme.

La 'sarina' le costaría muchas patadas.
De extremo cogí cierta fama de no ser muy valiente y de no ir al choque, así que los entrenadores rivales siempre decían aquello de hay que darle a ese... ¡Y me dieron bastante! Y los defensas y los arbitrajes de aquella época no son ni parecidos a los de ahora. 


Un gran admirador de la ‘sarina’ fue Vicente del Bosque, que incluso llegó a haberla en algún partido.
Él iba a un colegio que estaba muy cerca de El Calvario, el campo de la Unión Deportiva Salamanca, y en los recreos venía a ver los entrenamientos. Yo siempre me quedaba practicando jugadas al acabar, así que allí me vio muchas veces ensayar la ‘sarina’. Yo no lo sabía, pero en un viaje a Madrid, justo para cerrar el fichaje de Mutiu, entró al despacho a saludarme ya que sabía que estaba allí. Me contó aquello y estuvimos hablando mucho. A partir de ahí simpatizamos y como yo tenía que ir cada 15 días a Madrid para realizar informes del rival nos vimos mucho en la Ciudad Deportiva. Luego ya contó un día en televisión aquello de la ‘sarina’. En mi época no había medios así que no salió nunca esa jugada, aunque sí era conocida. Fue famosa porque la había realizando en el Bernabéu jugando con el Celta ante la selección española. Regateé a Irulegui. Luego le tomaban el pelo con aquello y le decían “Cuidado, que viene Saro”. Fue la sensación y al día siguiente en el entrenamiento Gento, Vicente Miera y Marquitos explicaban lo que era la ‘sarina’ y me llamaron para enseñarla. No había medios para que lo conociera todo el mundo gracias a la televisión, pero sí que fue algo bastante conocido.

Fran Díez

lunes, 21 de diciembre de 2015

El Racing en serio


No saben cuánto tiempo he soñado con escribir estas líneas. Cuidado que ahí va: el Racing por fin completa un gran encuentro y reivindica su candidatura para el liderato. Este Racing “huele a cambio”, sigue con su “remontada” y ya tiene la necesaria “estabilidad para gobernar” en pocas semanas el Grupo I. Hasta le fecha, el equipo había estado incumpliendo todas las promesas desde que arrancara este proyecto. Todos salimos del campo o apagamos el ordenador con una sonrisa ayer. El graderío disfrutó, incluso cuando peor lo pasábamos, señal que este centenario club nos importa otra vez, que ya no hay motivos para quedarse en casa y recurrir a la abstención.

¡Entrega, entrega, entrega! Esa fue la propuesta con la que se presentaron los de Pedro Munitis ayer para solventar una muy difícil papeleta, ganar al líder absoluto de este inicio de campaña. Fallaron pocas cosas, quizás faltó autoridad en el centro y claramente las bandas estaban descompensadas. Como el brazo de un tenista, la banda derecha era claramente más potente que la banda izquierda. Coulibaly le pone ganas, Óscar velocidad, Dioni clase y Óscar Santiago la seguridad de la que carecía Sotres que se está quedando sin escaño en esta fiesta de la democracia. La primera parte fue espléndida, “la segunda ya tal” aunque tampoco fue mala.

El equipo salió demasiado castigado, con una acumulación de tarjetas absurda que pone el duelo contra el Coruxo cuesta arriba, sobre todo por la ausencia del delantero en estado de gracia Dioni Villalba. Con esta racha quizás importe menos quien está y quién no. La victoria es contagiosa. Y parte de culpa tiene Munitis. Un entrenador es un entrenador y un jugador es un jugador.

Hay otra buena noticia, y es que la comunión entre las gradas ha vuelto. La plantilla saludó a todo el estadio y los racinguistas son ya todos muy racinguistas, mucho racinguistas. Eso. Que una victoria es una victoria. Vamos, que contigo, este Racing tiene un futuro en serio.

Donde también hubo buen rollo, paz y tranquilidad fue en la sesión de control de la Junta donde se cruzaron loas al Consejo y agradecimientos a los accionistas/socios/aficionados. Allí también ganó la mayoría absoluta. Qué felicidad poder disfrutar de la Junta en streaming, iba a ponerme una serie pero no oye, mola más ver diez tíos vestidos de enterrador. Le agradezco a la excelentísima consejera de lo social su presencia y alegría porque ante tan lúgubre espectáculo llegué a pensar que el club ya se nos había muerto y que lo estábamos velando. Una junta es una junta y un consejero es un consejero...

Esta contracrónica se va de vacaciones y les desea unas muy felices fiestas. 

Pierre Mahe

Nunca jugaremos en Anfield


El último partido que vi en un estadio fue el Arsenal – Liverpool de hace un par de meses que presencié de pie junto al puñado de aficionados reds que bajaron a Londres para verlo. En casi tres años viviendo en Londres he visto campos miserables con aficiones estupendas (AFC Wimbledon), campos mediocres con aficiones a juego (Charlton) e incluso el campo que copiaron para hacer el nuevo Sardinero: Loftus Road.

Volviendo al Arsenal – Liverpool, mientras mis vecinos no paraban de animar a un equipo que daba por bueno un empate a cero, el resto del Emirates Stadium veía el partido como el que va al cine en el Reino Unido: en silencio y con una cerveza en la mano.

El contraste es el mismo que hay entre el viejo y el nuevo Sardinero. Esta vez no hablo de estadios, hablo de ambientes. Cuando en los noventa iba al estadio cada dos semanas El Sardinero era un estadio frío donde la gente sólo animaba cuando el equipo iba ganando. Como en el campo del Arsenal. Eso ha cambiado, y no soy capaz de poner el dedo en el momento en que cambió. Quizá fue la Fuente de Cacho del primer año de Marcelino. Quizá fueron los descensos. Quizá el plante en Copa.

Por lo que sea ahora la afición de El Sardinero, a lomos de la incansable Gradona de los Malditos que habita el fondo norte, se ha convertido en un modelo a escala de Anfield Road, el estadio del Liverpool.

Y eso que Santander ha visto mucho infrafútbol, que dice Enrique Ballester. Lo de ayer por la tarde pintaba mejor de lo habitual: venía el otro Racing, el de Ferrol, vestido de líder. El Racing llevaba cinco victorias seguidas. Y además hacía suficientemente bueno como para tomar el blanco y las rabas en la calle.

Munitis apostó por hacer un Guardiola y salir 4-6-0, con Dioni en banda izquierda y Coulibaly de falso nada. Sostenido por los treinta y siete años de Caneda atrás y empujado por el talento de Granero y Dani Rodríguez en el medio, el Racing manejaba el partido pero llegaba arriba sin jugadores para rematar. En una de ésas Dani acertó a infiltrar un balón en la espalda de la defensa del Ferrol y Dioni puso el uno a cero.

Llegó el descanso y la megafonía se atacó con el Sorry de Justin Bieber. Una disculpa profiláctica ante la paparda del equipo al arrancar el segundo tiempo.

Óscar Santiago se apuntó al cásting de nuevo José Ceballos hasta que en un córner tan bien atacado como mal defendido César Caneda puso el segundo. Con el equipo encerrado atrás, Munitis quitó a Coulibaly y puso a Dioni a hacer lo que sabe: jugar de nueve. Bajó melones, aguantó de espaldas, incordió a la defensa, sacó contras… Su segundo tiempo fue un clinic para los chavales de la cantera que veían el partido desde la grada. Con un gol extraño y los gallegos convirtiendo cada balón parado en un drama, la Gradona era la única sección del estadio que parecía no aguantar la respiración. Con el equipo contra la pared, un balón largo ganado por Dioni acabó en el tercero del Racing.

Seis victorias seguidas, el equipo segundo y media liga por jugarse. Probablemente  ninguno de los jugadores de Pedro Munitis llegue nunca a jugar en Anfield, en el Emirates o ni siquiera en Loftus Road, pero todos podrán decir que jugaron de locales en los Campos de Sport de El Sardinero. Qué importa si fue en Segunda B.

Adrián Mediavilla

El bueno, el feo y el malo: Racing - Racing de Ferrol


El bueno
Sabía que me iba a perder un gran partido, bueno, que faltaba al PARTIDO del año. Así, con mayúsculas. Estaba convencido de ello... y para mi desgracia, no fallé el tiro. Solamente he podido ver el resumen del club y leer unos 12.000 mensajes de Whatsapp al respecto. Sumados a otros cientos de tuits y alguna que otra llamada, por un instante, me sentí en mitad de El Sardinero. Gracias. También eso es racinguismo.

Sexta victoria consecutiva lograda en uno de esos choques épicos, aderezados con intensidad, goles y emoción. Con un árbitro que enciende al estadio, con un recibimiento al equipo digno de Primera, con la pizca de sufrimiento justo que hace valorar más el triunfo… El partido de ayer cumplió al menos tres o cuatro epífagres de los siete que citaba Nick Hornby para que un encuentro fuera memorable. No está mal, teniendo en cuenta que quedan todavía 60 puntos en juego y una eliminatoria de ascenso, como mínimo. Jugadores como Dioni TOP, César El Viejo Caneda, Borja Está lesionado Granero, Dani No le veo de mediocentro Rodríguez o el canterano Óscar Es muy impulsivo Fernández, al que llevo reclamando desde la pretemporada de la campaña anterior, demostraron que al final el talento y la calidad acaban ganando partidos. Todavía hay quien pregunta por los críticos de Munitis, podríamos también averiguar dónde se refugian los de Paco Fernández o purgar a los detractores de míster Pentland, que también les tuvo... A mí, realmente, me da igual esa chorrada. Es evidente que la temporada comenzó muy mal, pero en el fútbol, y en casi todo, lo importante no es cómo empieza sino como termina… Y ahora todos ya visualizamos un ascenso con un conjunto que es cada vez más equipo, más maduro, como dice Munitis. Una escuadra que ya es SEGUNDA en la tabla del Grupo I de 2ªB. Tremendo el trabajo.

El feo
Quizá el gesto más feo del partido fue que el Racing de Ferrol no chutase el balón fuera del terreno de juego con Borja Granero retorciéndose de dolor sobre el césped. Pocos minutos antes el equipo santanderino había sido muy caballeroso y deportivo en una acción similar. Como me perdí el partido de Santander debido a que estaba trabajando en uno de Primera División, Real Sociedad-Villarreal (Canales-Marcelino, para mí) pude saborear otra vez lo que es la élite del fútbol español… Cuando visitas otro estadio te das cuenta de que el club racinguista está en la actualidad en el barro de la 2ªB por muchos detalles: los accesos al campo, la zona mixta, los videomarcadores, la limpieza, los aseos que funcionan, el agua en las cabinas, etc. En este sentido, el Racing no es ahora mismo un conjunto de la máxima categoría. Son detalles que hay que ir cuidando. Hasta la música del campo habría que mimar… En San Sebastián Capitual Europea de la Cultural 2016 estuvo de lujo y en Santander pusieron a Justin Bieber. Y ojo, que el ambientazo de El Sardinero y la animación de La Gradona no la tuvieron en Anoeta ni de lejos. En algunos aspectos seguimos siendo de Primera, pero no hay que descuidar todas esas otras apariencias que hacen grande a una institución.


El malo
Además del árbitro, Muñoz Piedra, jornalero funcionario de Jaén, aunque adscrito al Colegio madrileño, también es un dato malo y preocupante la cantidad de bajas  por cartulinas que acumula el equipo para el encuentro de Coruxo: Dani Rodríguez, Dioni, Francis y Artiles. También el preparador físico, David Casamichana, que fue expulsado del banquillo. A este grupo numeroso habría que sumar a los lesionados, veremos si Álvaro Peña y Borja San Emeterio están disponibles ya para viajar a Galicia. Sin descartar que el parón navideño, con sus turrones y brindis, nos descentre al grupo o nos deje alguna ausencia más. Tampoco hay que cortarse las venas por las bajas. Lo que sucede, conviene. Tal vez sea el momento de tirar de la cantera y mirar al B. No hay 'malo' en dinámicas tan positivas como ésta que atraviesa el Racing.

Fran Díez

domingo, 20 de diciembre de 2015

Golpe de autoridad en el Grupo I


El Racing fraguó el mejor futbol de la temporada en la primera parte y supo sufrir en la segunda para lograr un triunfo decisivo que le coloca segundo en la tabla a 6 puntos de su rival y tocayo de hoy, el Racing de Ferrol.
El partido empezó con un susto, una tentativa de gol olímpico de los ferrolanos a los 4 minutos de juego. Exceptuando ésta, apenas hubo llegadas ni ocasiones gallegas.
A partir de allí, todo fueron ocasiones del Racing. Aprovechando las internadas de un sobresaliente Óscar, el equipo llegaba en tromba. Fueron 20 minutos de contundencia y velocidad. Pasado el cuarto de hora Dioni cabeceó a las mallas un balón prolongado por Borja Granero que estaba en posición antirreglamentaria. Tanto bien anulado en una de las pocas decisiones acertadas del colegiado. Un minuto después, tras un espectacular eslalon de Dani, Dioni volvió a probar fortuna pero rechazó Mackay. La grada, toda la grada, vibraba. Funcionaba la magia, no llegaba el gol.
Le llegó el turno al Racing de Ferrol, que no supo aprovechar los diez minutos en los que el Racing soltó el balón. Retomaron el mando los cántabros con una contra de libro de Óscar, una dejada de clase de Coulibaly dentro del área y un remate defectuoso de Artiles. Couly fue sin duda uno de los hombres de la primera parte, con Óscar y con Dani. Gracias a su presión se inventó una jugada que acabó en corner aunque bien podía haber terminado en penalti con un árbitro un poco más generoso.
En los últimos minutos, con una salida fuera de sus dominios hasta casi el centro del campo Óscar Santiago le dio algo de emoción al encuentro. Y en el momento que más duele, Dani dio un exquisito pase en profundidad con la intensidad medida para que Dioni recogiera la ofrenda y definiera a la perfección entre las piernas del arquero la jugada del 1-0. Minuto 43, la grada en pie.


La segunda parte empezó con el dominio del balón dividido. Avisó el Racing de Ferrol en el primer minuto. El Racing, que optó por una salida de balón desde atrás, empezó a bombear balones para Dioni, el hombre referencia del ataque. Tras una internada del andaluz llegó el córner de pizarra que subiría el 2-0 al marcador en el 57’. Docal marca estrategia, Caneda se esconde de su par, inicia su carrera y remata de cabeza sin oposición. Bendita pizarra, bendita veteranía.
Se complicó la vida el Racing sin pedirlo ni merecerlo con el tanto extraño de los gallegos. Disparo de falta tenso de Borja que impacta en el pecho de Caneda, despista a Óscar Santiago y se cuela mansamente en la portería. Corría el minuto 63. El equipo ferrolano se volcó sobre la portería de Óscar Santiago, mucha tarjeta y poco fútbol. Alternaban tarjetas santanderinas y ocasiones gallegas, una tras otra. Una falta de Dioni originó tres tarjetas. en su lance, acabó rechazando Óscar con un paradón. Poco después, una nueva falta de Dani, que supuso su segunda amarilla y la consiguiente expulsión, originó una tangana que se saldó con otra amarilla, esta vez para el goleador del Racing de Ferrol.
El partido estaba caliente y el árbitro rociaba el Sardinero con gasolina. Las faltas tardaban un mundo en lanzarse debido a los agarrones y constantes movimientos sospechosos en el área. El partido retomaba la secuencia tarjeta para un jugador del Racing (min 77) y paradón de Óscar en el 72 y en el 80.
Borja Granero dio el susto llevándose la mano a la rodilla que le tuvo apartado de los terrenos de juego durante meses. Dioni trató de traer la tranquilidad a la grada con una rosca espléndida en el 82 que escupió el larguero.
El equipo cántabro provocaba faltas a media distancia. Para describir los últimos minutos es necesario tirar de la secuencia "Óscar Santiago despeja, atrapa, ataja". El portero que relevó a Sotres es hoy incuestionable en este equipo y el principal artífice de la victoria de esta tarde.
Con el Racing de Ferrol a la desesperada, un balón aéreo aterrizo en los pies de Dioni, probablemente tras cometer falta sobre el último defensa, y con generosidad el delantero top  la cedió a Migue para que este empujara a placer.
El Racing ponía así final a 25 minutos de sufrimiento intenso y liberaba a todo un estadio. El partido dejará huella: Francis, Dioni y Artiles se perderán el siguiente partido por acumulación y Dani por ver la roja.
La cantinela de “el mejor partido de la temporada” se aplica sin duda a este encuentro. Serio en defensa, quizás algo más flojo en el centro y muy efectivo en ataque.
Munitis dijo el viernes que el objetivo no era terminar primero de grupo sino mejorar en cada compromiso. Hoy el Racing ha dado un paso hacia el objetivo del liderazgo así como refrenda su mejora incuestionable en el juego. 3-1. Las navidades serán felices en la familia verdiblanca. 


Pierre Mahe

Racing 3: Óscar Santiago, Fede, Docal, Caneda, Mikel, Granero, Óscar Fdez. (Migue, minuto 86), Dani, Dioni, Coulibaly (Kamal, minuto 86), Artiles (Francis, minuto 62).
Racing Ferrol 1: Mackay, Garrido (Globart, minuto 21), Maceira (Marcos, minuto 56), Víctor, Nano, Iván (Vela, minuto 60), Héber, Borja, Joselu, Pablo Rey, Diego.
Goles: Dioni (min 44), Caneda (min 57), Borja (min 68), Migue (min 89).
Árbitro:  Pedro Muñoz Piedra. Amonestó con amarilla por el Racing a Artiles, Dioni, Granero y Francis y expulsó por doble amarilla a Dani y al preparador físico David Casamichana. Por la parte visitante, amonestó a Héber y Borja.
Incidencias: Campos de Sport de El Sardinero. Unos 10.000 espectadores. Numeros colectivos invitados y gran presencia de niños. Se guadó un minuto de silencio por los dos policías nacionales fallecidos en atentado terrorista en Afganistán y por el que fuera presidente del Murcia Jesús Samper.