martes, 19 de enero de 2016

De laterales y cerros


Algunos pensaron que subían una montaña, pero ahora están bajando del cerro. Ni siquiera una colina, como en aquella comedia inglesa que protagonizaba Hugh Grant. Por cierto, un cerro es una elevación de tierra aislada menor que un monte o una montaña nos ponemos didácticos. Todo tiene relación y está entrelazado esta semana: Cerro, el Real Madrid Castilla, el Racing, Ramis, el UD Logroñés y un lateral izquierdo...

Hubo quien creyó que Isma era el Everest, un tipo que jugó la Youth League, la Champions de los juveniles. Por cierto, cuando debutó en esta competición le sustituyó desde el banquillo nada menos que Enzo Zidane. El extremo se queda en Santander y el Racing la hace una carantoña al chaval. La montaña no se mueve en busca de minutos. La llegada desde Argentina de otro delantero le puso de los nervios y pidió salir del Racing a toda prisa... El atacante extremeño preguntó si tenía opciones de incorporarse al Real Madrid Castilla en este mercado invernal, pero allí no tiene hueco. Luis Miguel Ramis, sustituto de Zidane y ex jugador del Racing en la campaña 2001, fue su entrenador en juveniles. Le conoce bien, allí no tiene sitio para Cerro. Lo que ha pedido el técnico blanco, a Ramis nunca le faltó olfato con su nariz promitente, es un lateral izquierdo. Solamente cuenta para ese puesto con un jugador específico, Álvaro Tejero, y quiere tener dos para pelear por el ascenso... Quizá les suene de lo que ocurre en Santander, donde ni siquiera hay un lateral zurdo específico. Borja Docal siempre fue un extremo y Mikel Santamaría es un central. Ambos pueden actuar en el carril izquierdo, aunque también generan dudas. No son Iñaki, claro. En el filial, Puras no está para ser titular en un equipo puntero de 2ªB, aunque sí hay dos laterales derechos espléndidos: Zorilla y Axel.

El Real Madrid Castilla ya ha encontrado su lateral izquierdo y además ha hecho un favor al Racing porque se lo ha quitado a un rival directo. Muchos racinguistas ya ven al auténtico enemigo para acceder al liderato final del Grupo I: la Unión Deportiva Logroñés. El equipo de Carlos Pouso ha perdido a uno de sus jugadores esta semana: Sergio Reguilón Regui. El lateral izquierdo estaba cedido en el club riojano por el Real Madrid, militó la campaña pasada en el juvenil de División de Honor, y ahora el filial blanco, segundo en el Grupo II de la misma categoría, le ha reclamado. Había jugado 11 partidos, siete como titular. El UD Logroñés "pescaba" en el juvenil madridista y el Racing en el desaparecido Real Madrid C, de allí vino cedido Isma Cerro.

Los blancos también ha fichado para la próxima campaña al delantero ecuatoriano Jordán Gaspar Estrada, al que Pouso rescató del Agoncillo de la Tercera División. Tiene 20 años recién cumplidos y el próximo verano se sumará al filial blanco o bien permanecerá cedido una campaña más en Logroño. Aunque en El Sardinero dejó muestras de ser un buen futbolista todavía no ha marcado en 2ªB. El técnico vasco le ha dado pocos minutos, ha disputado 656 minutos repartidos en 17 encuentros, solamente seis como titular.

Isma Cerro no cuenta ni para Ramis ni para Munitis. Seguramente, tampoco contaría para Pouso. Con el Racing ha jugado 340 minutos, incluyendo la media hora de Copa en Laredo. Muy pocos detalles, casi nada positivo. Es un jugador que termina contrato a final de campaña con el Madrid, que está cedido aquí, y que quedará libre... No parece nada probable que el Real Madrid siga contando con él, tampoco el club montañés. Ahora mismo lo único que puede hacer es restar minutos a dos jugadores más jóvenes y que son joyas de la cantera verdiblanca: Unai y Paulino Miguélez. Son cosas de laterales y cerros, de héroes y tumbas, de canteranos y foráneos... De héroes salvadores que llevan a la tumba a todo el pueblo.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario