jueves, 21 de enero de 2016

Lechazo al horno en El Sardinero


Llega un tierno lechacito a El Sardinero, pero cuidado con atragantarse. El verde, la lechuga, es lo peligroso. Lo que adelgaza la cuenta de puntos. La Arandina es decimocuarta con solamente tres puntos de colchón respecto al Valladolid B, que ocupa el puesto de promoción, y cuatro de margen con el descenso. El equipo burgalés tiene problemas en defensa lo que le ha lastrado mucho. Han recibido 39 goles en 21 jornadas y son el equipo más goleado del grupo. En toda la categoría solamente hay otro club que haya encajado más goles, el filial del Getafe con 41 tantos. En las últimas jornadas ha frenado un poco esa sangría, pero solamente ha conseguido dejar su portería a cero en tres ocasiones, aunque ojo, porque ha sido ante "grandes": un Compostela en Santiago hace tres jornadas, y en casa ante el Logroñés (Jornada 6) y Racing de Ferrol (Jornada 1). La goleada que se llevó en Vigo, 6-1, ante el Celta B pesa mucho en el balance general.

La Arandina como visitante ha ganando tres partidos, empatado dos y perdido seis con 12 goles a favor y 25 en contra. Es un rival, que en teoría, no debe dar ningún problema al Racing en casa. Debe ser un trámite previo al desplazamiento de Logroño, pero un trámite que requiere concentración y no fallar en lo básico. El rival volverá a ser el propio equipo local. El Racing debe sumar sí o sí tres puntos ante la Arandina.

Tampoco cabe la excusa del desconocimiento. En la primera vuelta, el equipo burgalés sorprendió a los racinguistas con su única arma: la cabeza del espigado Pau Franch. El empate a uno en El Montecillo que supo a derrota. El ariete de Castellón, su Facundo Pumpido, lleva siete goles esta campaña, y otros dos en Copa. Pau Franch viene con ganas de dar guerra con su 1,85: "Tenemos que intentar quitarle el balón al Racing y jugar de tú a tú. Sin ningún miedo, salir con mentalidad ganadora y con ganas de buscarle las cosquilas a un grande. Necesitamos rascar puntos para lograr la permanencia en este tipo de campos".

En el Racing, Pedro Munitis barrunta una pequeña revolución motivada por las circunstancias o realizar un pequeño apaño para seguir igual. Las dudas se centran en los laterales, el talón de Aquiles de la defensa racinguista esta campaña. Fede y Francis con baja por lo que está por ver quién ocupa el lateral derecho. Si Borja San Emeterio convence físicamente será el encargado de sustituir a su hermano con Mikel por la izquierda y el sistema habitual de las últimas jornadas: 4-3-3. El canterano Sergio Camus tiene también opciones de jugar en ese puesto de la zaga. La otra posibilidad para el técnico montañés es emplear un sistema con tres centrales y dos carrileros muy ofensivos: Óscar Fernández por la derecha y Migue por la izquierda. Un 3-5-2.

Además de la duda de Borja también está cansado Mohamed Coulibaly. El único jugador de la plantilla que ha participado en todas las jornadas disputadas hasta el momento. Lleva los mismos goles en liga que Pau Franch, siete. Nunca antes en su carrera había jugado tanto.Tampoco había marcado tantos goles. Munitis le dio descanso el miércoles, pero parece que formará en ataque junto con Dioni. Ambos están en racha y tienen enfrente al equipo más goleado del grupo.... Una zanahoria para los delanteros. El lechazo, para acompañar a la verdura, se pone en el horno el domingo a las cinco de la tarde con arbitraje del vasco Aitor Gorostegi Fernández-Ortega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario