viernes, 15 de enero de 2016

Mi pequeña Eragudina


El terreno de juego del Atlético Astorga es pequeñito y estrecho. Una caja de zapatos, así se suele calificar a este tipo de campos. Mide 100 metros de largo, cinco menos que El Sardinero, y 60 de ancho, ocho menos que el del Racing. El juego directo o un saque de banda largo te planta en el área rival en un segundo.

Es complicado mantener el césped en buenas condiciones con las heladas de estos días, aunque el equipo maragato ha entrando lo mínimo posible esta semana para no dañarlo en exceso. El conjunto cántabro jugará con bastante frío, pero no algo extremo, aproximadamente 0º. La mínima prevista mañana sábado es de -2º, aunque se bajará de los 0º ya más entrada la noche. Si llueve el campo se pone muy pesado y se embarra con facilidad, pero no parece que se vaya a dar el caso. No está previsto que caiga agua del cielo, aunque siempre se puede recurrir a la manguera.

No ha sacado un beneficio especial el conjunto local de las características su terreno de juego. El Atlético Astorga solamente ha ganado dos partidos y empatado otros dos colo local, el resto han sido derrotas: cinco, con 10 goles a favor y 15 encajados. A domicilio ha sumado los mismos puntos, dos victorias y dos empates, aunque con siete partidos perdidos. Ahora mismo los maragatos tienen 16 puntos y están ubicados en puestos de descenso directo a Tercera muy lejos de la salvación directa: a siete del Sporting de Gijón B.


La Eragudina es una instalación municipal construida en 1977 y con capacidad para unos 2.000 espectadores, aunque las butacas son apenas 330. Los aficionados racinguistas, se esperan más de dos centenares, tendrán que participar en una especie de juego de las sillas, ya que el club cuenta aproximadamente con unos 900 socios. Eso sí, mañana es día del club y los abonados pasan también por taquilla por lo que igual la asistencia es algo menor. La zona de prensa ya pueden ver en la siguiente foto que no resulta muy cómoda para los profesionales.


El curioso nombre del estadio se corresponde con el de toda la zona, La Eragudina era el antiguo espacio de recreo de los marqueses de Astorga junto al cauce del río Jerga. En 1996 fue transformado en jardín y cuenta con diversas especies de árboles de nueva plantación como sauces, fresnos, arces y chopos, además de una fuente, mesas para comer y zona de recreo. Todo muy cerca de la instalación deportiva.

Pepe Calvo, que fue técnico del Atlético Astorga, posa en el
pasillo de acceso a los vestuarios.
El pasillo hasta los vestuarios está decorado con nombres de exjugadores del club local, entre ellos el del internacional español Felipe Miñambres, que posteriormente triunfó en el Sporting de Gijón y en el Tenerife. El verde es el color que predomina en la instalación, también el blanco... Así que el Racing se sentirá como en casa. Los vestuarios, como se aprecia en la fotografía, no están en malas condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario