lunes, 18 de enero de 2016

Un liderato posible


Se acabó la remontada racinguista a lo bestia. Por lo menos, de momento. Daba gusto ver la clasificación de las diez últimas jornadas, pero la tabla de las tres más recientes gusta menos con un Racing séptimo... Y, sobre todo, deja claro que hay un enemigo muy potente al que se le venía haciendo de menos: el UD Logroñés. Los riojanos están demostrando ser muy regulares. El ex jugador Jesús Merino ya indicaba hace meses que el gran rival del Racing de Santander no era el conjunto de Ferrol sino el conjunto que entrena Carlos Pouso. Tienen una plantilla más larga que los gallegos y un planteamiento más sólido. De los cinco primeros es el club que menos partidos ha perdido, tres. Con cuatro derrotas están el Racing de Ferrol, Cultural Leonesa y con cinco el Racing de Santander y el Pontevedra. La distancia entre todos no es muy grande. Prima la igualdad en el Grupo I a diferencia de otros años. Nadie se escapa por arriba.

Esta jornada el duelo entre el segundo clasificado y el líder terminó con el triunfo del UD Logroñés 2 a 1. Los riojanos se colocan a un punto del Racing de Ferrol y aprietan la cabeza. El equipo de Munitis está a cinco puntos del primer puesto con los mismos puntos que el Pontevedra, que empató a cero en Cáceres. Ha sido una jornada extraña en el Grupo I de 2ªB con nada menos que seis empates a un gol y dos sin goles. Los otros dos partidos fueron victorias locales por la mínima: Peña Sport 1-Compostela 0 y la reseñada del UD Logroñés 2 - Racing de Ferrol 1. La próxima jornada el equipo riojano tendrá una salida muy complicada. Juegan en O Vao ante el Coruxo, que había sufrido una plaga de bajas con una plantilla muy corta, pero que ha recuperado efectivos y puestos en la clasificación. Ahora mismo los vigueses son séptimos y segundos atendiendo a la tabla de las tres últimas jornadas. Están en forma.


La temporada pasada el Real Oviedo, un buen espejo en el que mirarse, aunque quizá su potencial fuese algo mayor a los de los cántabros, tenía 47 puntos con seis de ventaja sobre el Guijuelo y ocho sobre el tercero, el Murcia. Ahora solamente hay un punto entre primer y segundo y cinco con el tercero. Los carbayones eran dueños y señores del Grupo en la jornada 21. No se parece en nada a la igualdad de esta temporada. Eso sí, a estas alturas los cinco equipos que estaban arriba terminaron repartiéndose esas cinco plazas, aunque los salmantinos cayeron de la segunda a la quinta plaza y se quedaron fuera del play-off.

El ascenso del Racing esta campaña como primero del Grupo I es una cuestión de fe. Las posibilidades están ahí. No es algo descabellado ni mucho menos pese al mal arranque liguero. Queda mucho camino por recorrer y dos partidos a domicilio ante el Racing de Ferrol y el UD Logroñés que pueden ser clave. Pero sobre todo no conviene ir dejando puntos en campos muy pequeños y peligrosos como el del Izarra, el Valladolid B o Lealtad. A este Racing de Munitis se queda atascado en las trincheras reducidas de la categoría de bronce del fútbol español. Si se logra la regularidad ante los modestos y se da la talla ante los gallos de la división alcanzar la primera plaza es un objetivo muy realista. Como cantaban Los Panchos "comprende que mi amor burlado fue tantas veces, que se ha quedado al fin mi pobre corazón con tan poquita fe. Tú tienes que ayudarme a conseguir la fe que con engaños yo perdí". Las dos próximas jornadas, ante la Arandina el domingo a la cinco en El Sardinero y en Las Gaunas ante el UD Logroñés, el Racing podrá insuflar mucha fe a sus aficionados. Terminar primeros del Grupo I es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario