viernes, 29 de enero de 2016

Vamos a llevarnos bien... o prepárate


Una foto. En el Ayuntamiento de Santander les encantan las fotos, incluso más que a los turistas japoneses. Las fotos y las infografías. Y los comunicados que dicen poco y suenan smart, cool y modernos, que suenan a trabajar mucho y a muy positivo, que suenan a ser una referencia mundial, aunque nadie tenga muy claro si realmente son prácticos o si sirven para algo. 

"El Ayuntamiento de Santander reforzará su apoyo al Real Racing Club a través de un nuevo convenio de colaboración que permitirá a la entidad aumentar sus ingresos por patrocinios a través de acciones promocionales en las inmediaciones del campo", rezaba el comunicado emitido ayer por el Consistorio. Traducimos: el alcalde le deja al club de fútbol aparcar cuatro coches rotulados con publicidad en la acera y no le cobra las tasas correspondientes. El jueves las dos partes firmaron el papeleo y posaron para el fotógrafo municipal... Parecía que era la bomba y no un poco de ese ya famoso smart-humo que rodea a Íñigo de la Serna como una niebla perpetua.

Las buenas palabras no faltan en la nota. Pura fachada y no precisamente la fachada que debe arreglar el Ayuntamiento, la del estadio municipal. "El alcalde ha subrayado lo que representa el Racing para la ciudad, que va más allá de lo deportivo, y le ha deseado los mejores resultados dentro y fuera del terreno de juego. Asimismo, ha reiterado una vez más el apoyo institucional al club que, según ha recordado, fue reconocido con la Medalla de Oro de la ciudad por su centenario y cuenta con un módulo propio en el Museo del Deporte", indicaban en la nota de prensa. Resulta sorprendente que un triste módulo en un olvidado museo sea algo a resaltar y valorar positivamente cuando hay asuntos mucho más preocupantes y graves. El estado de los Campos de Sport es lamentable y peligroso, con placas de la cubierta y cascotes de hormigón que se desprenden desde lo alto con grave riesgo para la seguridad en un recinto municipal que acoge a miles de personas cada quince días.

Además, el estadio no tiene electricidad y necesita un grupo electrógeno debido a una avería cuya reparación cuesta unos 50.000 euros. Esto no solamente afecta a la instalación deportiva sino que también impide el funcionamiento de un repetidor de telefonía móvil y de una depuradora de aguas. De todo esto no quieren saber nada en el Ayuntamiento de Santander. Eso sí, ahora los días de partido el Ayuntamiento de la capital repartirá folletos en los accesos al campo gracias a este convenio firmado el jueves... Con lo cual el cambio de cromos de "no te cobro por ocupar con cuatro coches la acera" por déjame repartir mi publicidad parece claramente más beneficioso para la ciudad que para el equipo de fútbol.



A Íñigo de la Serna le da calambre la posible reforma integral del estadio, que puede costar un par de millones de euros lo que habitualmente suelen valer en la capital dos rotondas o dos escaleras mecánicas— y que legalmente debería asumir su Consistorio. El edil ha dejado claro al Racing que pasapalabra, ha sido algo así como un sugerente vamos a llevarnos bien, foto incluida, o prepárate. Sobre la mesa ha podido quedar una posible oposición al apellido publicitario del recinto o dejar de abonar la factura de gasto eléctrico del estadio, aproximadamente unos 2.500 euros mensuales.

Sobre lo primero, parece complicado que el Ayuntamiento pueda oponerse a un nombre comercial los días del partido, ya que eso no cambiaría el callejero de la ciudad, pero desde luego la sociedad anónima deportiva no quiere líos que puedan retrasar un convenio con el Gobierno de Cantabria en el que le va la vida. Y sobre lo segundo, la factura de la electricidad en un recinto municipal siempre corre a cargo de su propietario, el Ayuntamiento. Si en el Palacio de los Deportes o en el Pabellón de La Albericia solamente jugasen un equipo de baloncesto o de balonmano, también tendría que abonar la factura el Consistorio. En el caso del Racing el recinto es igual de público, aunque esté cedido en exclusiva a un equipo, que por otra parte ya pagó con creces en su momento la minuta... Algo que ningún otro club deportivo de la región ha hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario