miércoles, 17 de febrero de 2016

Del Racing de los cojones al de los tatuajes


"Tengo el alma marinera, seré el último en abandonar el barco". Todos los racinguistas saben que estas palabras las pronunció Ángel Lavín, alías Harry, tras el famoso 'asalto al palco'. Finalmente el barco continuó navegando sin ratas y el ínclito marinero zarpó hacia otro puerto, quizá con el pecho tatuado con un corazón y un ancla en el brazo. Como en la copla, pero en verdiblanco. Es cierto que en el ambiente marinero se llevaban los tatuajes, aunque a algunos de estos sujetos les pegaban más los tatuajes carcelarios... Ambos tienen muy poco que ver con el glamour de la tinta en el cuerpo de los futbolistas.

Dos años después poco queda de aquel llamado Racing de los cojones que protagonizó el plante: otro consejo de administración, nuevos accionistas, diferentes técnicos... aunque eso sí, queda la misma deuda con Hacienda como grabada con tinta indeleble. Los nuevos tripulantes en el vestuario del Racing, no sabemos si tienen también alma marinera, pero desde luego sí mantienen la predilección por grabarse la piel como marinos de puerto en puerto. A poco que nos fijemos, veremos que son varios los jugadores de la actual plantilla que tienen su cuerpo decorado con tinta incrustada en la piel.

Alain, Isma Cerro, Artiles, Jon García, Dioni o Granero tienen el mayor número de tatuajes, los más llamativos o de mayor tamaño. Otros como Sotres o Docal son más discretos. Dani Rodríguez, Óscar Santiago, Caneda, Santamaría, Pumpido… también comparten afición. Brazos, manos, tronco, piernas, tinta negra, a color, textuales, numéricos, ideogramas, dibujos, fechas, tribales…

Os dejamos algunas fotos de los integrantes del que podríamos denominar el Racing de los tatuajes....





No hay comentarios:

Publicar un comentario