miércoles, 24 de febrero de 2016

El polémico 'NO' de Ciudadanos al Racing


El Racing regresaba hoy al campo de entrenamiento y también volvía al Parlamento de Cantabria. El equipo de fútbol ha sido otra vez utilizado por la política. El portavoz de Ciudadanos, Rubén Gómez, ofrecía una extraña rueda de prensa repleta de contradicciones que ha molestado mucho al racinguismo en redes sociales. Hablaba de no politizar el Racing mientras precisamente era lo que estaba haciendo él. En un momento de su intervención ha comenzado a sacar sus carnets del Racing de varias temporadas y el título de accionista. (Tiene cinco acciones, lo mínimo para entrar en las Juntas).

La formación narajana se opone al convenio de patrocinio, aunque todavía no se haya presentado el documento públicamente, que además lo hará con su correspondiente estudio de mercado. La intervención de Rubén Gómez ha rebasado los límites más burdos de la demagogia más simplista. Es un asunto en el que cual es muy sencillo caer en la demagogia en ambos sentidos, pero sus argumentos han resultado caóticos confundiendo una subvención con un convenio de patrocinio.




Gómez habló de "responsabilidad" y "coherencia" con algunas frases vacías: "Las arcas de Cantabria no están para grandes alardes", "El dinero de todos los cántabros es un bien que hay que medir y cuidar mucho" o “La situación económica de la región es muy delicada y se debe priorizar"… La cantidad prevista para el primer año, 500.000 euros, es el 0,02% de un presupuesto de 2.462 millones. ¡En un momento de su discurso, Rubén Gómez declaró que si hubiese dinero se podría estudiar el convenio o modificar sus cantidades! Dinero hay, los políticos son los que lo gestionan. “Si la comunidad autónoma fuera solvente y sus cuentas estuvieran saneadas la postura de Ciudadanos podría ser otra”, comentó.

Ciudadanos ha querido ser el primero en meter un gol, pero igual ha fallado el tiro. Oponerse a grandes rasgos a dar dinero público siempre “vende bien” y suma votos. Pero el dinero público aparece en todos los ámbitos… Los propios partidos políticos viven del dinero público y no se financias de las cuotas de sus afiliados. En Cantabria casi todo recibe ayudas públicas y subvenciones ya sean clubes deportivos, asociaciones culturales o corridas de toros… Lo fundamental es si eso es bueno o no para la región y que retorno tiene. ¿Es bueno pagar a las compañías áreas? ¿Resulta rentable? ¿Dónde tributan sus impuestos? Es fácil afirmar que el dinero debe destinarse a la teleasistencia o la mejora de la accesibilidad, pero a la larga debe estudiarse también el retorno que tendría para Cantabria una empresa viable que genera dinero (casi 70 millones de euros en impuestos en la última década), publicidad indirecta y hasta ilusión.



Rubén Gómez habló de invertir ese dinero en una gran campaña de publicidad internacional en el Año Jubilar Lebaniego en lugar de utilizar el soporte publicitario del Racing y dar viabilidad a una empresa histórica, que si sale adelante generaría mucho más valor añadido.

Ciudadanos creyó encontrar una forma de aprovechar esa corriente de opinión en contra de ayudar al Racing a cualquier precio, creyeron muy positivo posicionarse primeros y dejar que el Partido Popular o Podemos sean los que carguen con el muerto de haber matado al club de fútbol… Aunque si eso ocurre todos serán responsables del desaguisado. Su simple abstención daría viabilidad al proyecto con los votos positivos del PRC y el PSOE.

Gómez estuvo acompañado por el diputado Juan Ramón Carrancio que se mantuvo inmutable como un maniquí, incluso cuando le mencionaron. El portavoz dijo que otro factor que "echa para atrás" a Ciudadanos a la hora de dar su visto bueno al contrato de patrocinio con el Racing es que el convenio tiene un "objetivo finalista". Precisamente si la finalidad del dinero que se diese está destinada solamente a pagar impuestos volvería a las arcas públicas. Debe ser así. De lo contrario se podría utilizar, por ejemplo, en fichar a un futbolista… Por eso siempre se quiso que fuese un convenio finalista.

A la polémica de Ciudadanos se suma que Roberto Morales, el abogado que ha defendido a Ángel Lavín alias Harry en el último juicio, es el coordinador de la zona oriental del partido. Como letrado, evidentemente, es un profesional que trabaja con quien le contrate… pero políticamente la imagen es mala.

La conclusión es que hay que tener paciencia y esperar a que el acuerdo sea presentado públicamente y explicado. Gómez aseguró que el convenio estaba “absolutamente fuera de mercado” y que manejaba “cantidades desorbitadas” refiriéndose solamente a la publicidad de la camiseta, aunque el acuerdo especifica un patrocinio total, que incluye el apellido comercial del estadio, vallas publicitarias, web, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario