viernes, 19 de febrero de 2016

Tres puntos para empujar


Ningún partido resulta sencillo, pero el Racing tiene la oportunidad de sumar tres puntos ante un rival relativamente cómodo y seguir a la espera... Tanto en el terreno deportivo como en el extradeportivo. Se avecinan unas cuantas semanas de incertidumbres por la primera plaza del Grupo I y por la viabilidad de la institución, pendiente de la firma de un acuerdo de patrocinio con el Gobierno de Cantabria.

En El Sardinero, el filial del Sporting debe ser un rival muy asequible para el Racing, que mirará de reojo lo que haga el sábado el Racing de Ferrol, que recibe al Somozas, y el UD Logroñés, que juega el domingo a la misma hora que los cántabros ante el Celta B. Al conjunto que entrena Pedro Munitis no se le dan mal los filiales, mejor todavía en un estadio grande. Pese a todo, nadie regala nada como ya se vio frente al Celta B. Y tampoco el Racing se puede descuidar, tiene que remontar puntos a los dos equipos que tiene por delante y le aprieta por detrás el Tudelano y la Cultural, con uno y dos puntos menos que los santanderinos. El Pontevedra se ha descolgado un poquito y está a cinco puntos del equipo de Munitis, que podría sumar su séptimo partido consecutivo sin conocer la derrota.

El Sporting de Gijón B también llega con apuros, pero en su caso los que se producen en la zona baja de la clasificación. La escuadra de Tomás Hervás lucha por evitar el descenso, de hecho, el jueves realizaron una comida en una sidrería para conjurarse y cumplir el objetivo... El primer paso sería arañar algún punto en un terreno tan complicado como El Sardinero. Los gijoneses tienen tres puntos de colchón sobre el descenso y dos con respecto a la plaza de promoción. Poco margen.

El Sporting B llega a Santander clasificado en la decimoquinta posición, con 28 puntos, tras haber sumado 8 victorias, 4 empates y 13 derrotas, con 20 goles a favor y 32 goles en contra. El filial sportinguista es el tercer equipo menos goleador del grupo y el séptimo más goleado. A domicilio ha disputado 13 choques con solamente cuatro triunfos (Compostela 0-2, At.Astorga 0-1, Guijuelo 0-2 y Cacereño 0-1), un empate (UD Logroñés 0-0) y ocho derrotas. Les cuesta mucho hacer goles, solamente ha marcado siete,  y ha recibido 15 goles en contra. En estos 13 partidos como visitante, el conjunto asturiano ha sido capaz de dejar su portería a cero en cinco ocasiones y se ha quedado sin marcar en ocho. Sus dos últimas salidas han sido derrotas: Lealtad (1-0) y Racing de Ferrol (2-0).

Llama la atención su poca eficacia goleadora porque el equipo asturiano tiene en la zona de ataque buenos efectivos: Juan Mera, Pablo Fernández, Donoso o el ariete Mendi, máximo goleador del equipo con cinco goles. Al delantero vasco las lesiones no le están permitiendo rendir a su máximo nivel, pero es un peligro en el juego aéreo.

En el Racing son baja los gemelos San Emeterio por lesión y Borja Granero por sanción. Las dudas del entrenador se centran en el lateral derecho y en la pareja de Álvaro Peña en el mediocentro. Para el carril diestro Munitis dispone de Francis, más ofensivo, y de Alain, un central más defensivo que podría jugar ante su ex equipo. En el centro del campo ha probado con el futbolista del filial Alberto y con Kamal. El ex jugador de la Cultural Leonesa apenas cuenta para el técnico cántabro, pero podría "reconciliarse" con Munitis si le dan la oportunidad de volver a jugar. De todas formas, lo más probable es que se decante por el gallego Dani Rodríguez como eje y Migue en el banda. En la punta de ataque Pumpido se podría estrenar como titular. 

El partido tendrá cierto aire festivo, aunque una fiesta que reflejará las miserias económicas del club: un modesto pasacalles desde la zona de tapeo de Tetuán hasta el estadio que arranca a las 15.30 horas. No habrá más y ojalá que no llueva para no deslucirlo. El próximo 23 de febrero el Racing cumple 103 años. Los futbolistas lucirán cordones arcoirís en sus botas contra la homofobia dentro de la campaña #LaLigaArcoÍris.

El árbitro del choque será el periodista salmantino Alfonso Vicente del Moral, colegiado con bastante experiencia en la categoría y que se ha quedado varias veces a las puertas de subir a Segunda División. La temporada pasada pitó el encuentro de fase de ascenso a la Liga Adelante entre el Oviedo y el Cádiz en el Tartiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario