miércoles, 9 de marzo de 2016

Las ayudas públicas en el Grupo I de 2ªB


Los dos últimos rivales del Racing, el Pontevedra y el Somozas, lucían en sus camisetas publicidad de instituciones públicas. A ambos clubes les patrocinan diputaciones provinciales gallegas, además de entidades municipales o de su Comunidad Autónoma, la Xunta. La encendida polémica sobre si el Gobierno de Cantabria debe utilizar el Racing para sus campañas publicitarias y ayudarle en un momento crítico por su situación con la Agencia Tributaria pasa de puntillas en la mayoría de los equipos de la categoría de bronce del fútbol español, que están ayudados por las instituciones.

Basta con echar un vistazo rápido a las páginas web de los diecinueve equipos con los que compite el Racing en el Grupo I de 2ªB para comprobarlo. Solamente dos clubes, Izarra y Tudelano, no incluyen en su página publicidad institucional, aunque por supuesto también reciben dinero público. Todos los equipos del grupo son patrocinados o tienen algún tipo de colaboración con entidades públicas. ¡Y los que reciben poco no paran de reclamar más ayuda! Es algo que ocurre en todo el deporte español…

Resulta muy sencillo decir que el dinero público debe ir a las categorías inferiores o a la formación, pero en muchos casos esa base no existiría de una manera independiente a la institución y al primer equipo. En otros países, como en Estados Unidos, es muy diferente porque el deporte está ligado a las universidades o colegios, pero no en el nuestro.

Los equipos gallegos salen muy bien parados del reparto de ayudas púbicas. Todos ellos lucen el patrocinio de sus respectivos ayuntamientos, diputaciones y de la Xunta de Galicia. Además, reciben compensación por la retransmisión de sus encuentros a través de la Televisión de Galicia, que es pública y por lo tanto se financia con dinero de todos. Es complicado encontrar cantidades, pero los equipos de la zona alta reciben en torno a 50.000 euros más un extra de 10.000 si disputan fase de ascenso.

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Ferrol apoya a su equipo de fútbol por tres vías: a través de la Fundación del club, con un patrocinio publicitario y con una subvención directa de 50.000 euros, la única cantidad pública. El alcalde José Manuel Rey está volcado con el club y con la posibilidad de que pueda lograr un ascenso a Segunda: «Para la ciudad el Racing es algo muy especial y el Ayuntamiento tiene que estar ahí. Es muy importante para Ferrol». En 2015 el convenio de patrocinio municipal se renovó por 95.000 euros para que el Racing de Ferrol “fomentase del deporte, la vida saludable y los valores como el compañerismo y el trabajo en equipo". La Xunta le dio también al equipo ferrolano 50.540,25 euros. Bastante más que al Somozas, 36.465 euros. La Diputación de Pontevedra apoya al equipo granate con 180.000 euros, una cantidad que ya le entrega en Tercera División.


Las comparaciones con el Racing de Santander son odiosas, pero no hay que olvidar la dimensión que tiene el club santanderino, que está a años luz del resto de equipos de su grupo. Por ejemplo, el índice Klout, que mide la influencia en redes sociales, sitúa al Racing en lo más alto de la clasificación regional por encima de la cuenta de promoción turística del Gobierno o del propio Miguel Ángel Revilla. La web del Racing es también una de las que acumula más visitas de Cantabria. La repercusión que tiene la escuadra santanderina es superior incluso a la que tienen muchos clubes en Segunda División.

Regresando a las ayudas públicas que tienen los equipos en 2ªB, la Cultural y Deportiva Leonesa disfruta del mantenimiento free tanto del estadio Reino de León como de los campos de entrenamiento donde también se concentra el conjunto leonés. Todo corre por cuenta de las arcas municipales, pero el club también recibe subvenciones de la Diputación de León promocionando la provincia. La Cultu renunció en 2011 al cobro de una subvención municipal anual de 110.000 euros durante cuatro años a cambio de la cesión de la explotación publicitaria del interior y exterior del estadio ya que consideraban que podían ganar más dinero.

La campaña pasada, en Tercera División, la Arandina recibió como subvención directa 60.000 euros de la Diputación de Burgos y 56.0196 del Ayuntamiento ribereño. Ese año se incrementó la ayuda un 20 por ciento y ahora en la categoría de bronce del fútbol nacional será todavía mayor.

Al Burgos no le dan mucho dinero público, pero le ha tocado la lotería con la reforma de su estadio. El alcalde de la ciudad anunció hace unos meses la inversión de 150.000 euros este verano en mejoras en El Plantío. Y en los próximos años el Consistorio espera gastar entre dos y tres millones de euros en reformar el recinto. En 2014 y 2015 la subvención municipal fue de 142.964 euros.


Los equipos navarros son los más modestos, aunque la Hacienda Foral les ayuda mucho en sus economías. Son clubes acostumbrados más a la Tercera División que a una categoría nacional y sin apenas influencia mediática. En Navarra todo es Osasuna, también por la cercanía. No son comparables al Racing. La Peña Sport exhibe publicidad de instituciones públicas en su página web, Ayuntamiento de Tafalla y Comunidad Foral de Navarra… Su Consistorio les aporta 18.000 euros de un presupuesto total de 328.600 euros, de los que 77.000 están destinados para el cuerpo técnico y la primera plantilla. La Peña Sport lleva tiempo quejándose de la escasa colaboración municipal y buscan un nuevo acuerdo. El Izarra es la institución que más dinero recibe del Ayuntamiento de Estella junto con el Club Baloncesto Oncineda, 11.522 euros para cada uno. El bar de Merkatondoa, el campo municipal, les reporta unos 20.000 euros de beneficio… Sumando las dos cantidades no cubren los gastos del estadio, unos 54.000 euros, por lo que exigen a su alcalde una solución, que desean que pase por alquilar Merkatonda y no asumir sus costes. El Ayuntamiento de Tudela aporta todavía menos al Tudelano: 7.649 euros. La tardanza en la formación de gobierno en Navarra ha hecho que aún no se conozcan las cantidades que recibirán estos tres clubes en 2ªB.


Otro modesto habitual de la Tercera asturiana, el Lealtad, recibe 40.000 euros del Ayuntamiento de Villaviciosa y porta el logo turístico de la villa en las camisetas, pantalones, chándal, en su web y en las redes sociales. Las subvenciones directas o patrocinios de ayuntamientos, diputaciones o gobiernos regionales a los equipos de fútbol han ido disminuyendo estos últimos años, pero ni de lejos han desaparecido. Incluso vuelven a incrementarse en la actualidad, aunque sin alcanzar las cantidades anteriores a la crisis. En la mayoría de los casos tras la etapa de las vacas gordas el gran problema ha resultado ser la gestión de las instalaciones municipales, con un gran coste de mantenimiento y que requieren en muchos casos reformas muy profundas. Ocurre en Santander con los Campos de Sport de El Sardinero. En 2011 El Mundo León hacía referencia al enorme gasto que ocasionaba el estadio en el que jugaba la Cultura y las instalaciones de Puente Castro: 600.000 euros anuales de mantenimiento para el Reino de León con cuatro empleados y 350.000 para el recinto donde entrena el equipo.

Para clubes que suponen un soporte infinitamente menos importante que el del Racing las ayudas públicas son proporcionalmente mucho mayores. El convenio publicitario que se debatirá en el Parlamento incluye muchas variables, entre cinco y diez millones en diez años, algo menos de 500.000 euros en 2ªB, incluyendo el nombre del estadio… No es un cantidad disparatada ni alejada del mercado. Y en Segunda División o Primera, desde luego, sería una ganga. Ahora mismo en la Comunidad Autónoma ninguna empresa podría pagar una campaña así, no porque no lo valga, sino debido a que la región es un páramo de industrias o empresas potentes. Dar viabilidad a una de ellas puede ser también algo muy positivo para Cantabria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario