domingo, 6 de marzo de 2016

Un buen despertar tras la siesta


Una primera parte infame del Racing, en la que resultó muy complicado no bostezar, fue culminada con una sonora pitada. Como casi siempre, una acción de talento individual decantó el choque para los de Pedro Munitis en la segunda mitad. El final feliz, 2-0, sirve para seguir soñando con una mejoría que no termina nunca de llegar de cara a una fase de ascenso que ya se antoja agónica.

El primer saque de esquina a favor del Racing no llegó hasta el minuto 16. Y lo botó mal Álvaro Peña, como casi siempre. Antes, Dani Rodríguez había probado fortuna con un disparo muy lejano y sin ningún peligro. El equipo de Pedro Munitis se atasca a la mínima, en cuanto tiene enfrente un rival medio bueno para la categoría o que se coloca medianamente bien. No hay ningún mecanismo de juego colectivo ni funciona la estrategia en las acciones a balón parado. El Somozas tenía aprendida su lección, prietas las filas, agazapados atrás y a esperar el transcurso de los minutos jugando con la necesidad del Racing de ganar y de llevar el peso del juego. No es un mal rival a domicilio y se nota. El equipo de Stili ha ganado en Las Gaunas o Merkatondoa, solamente la UDL de Pouso y el Racing de Ferrol suman más puntos como foráneos que los coruñeses. Eso también se debe tener en cuenta. No son la Peña Sport, pero la afición futbolera nunca tiene paciencia, da igual el club o el entrenador... A los 25 minutos los racinguistas ya escucharon los primeros silbidos porque no encontraban el camino hacia la portería rival. El Racing se mostraba muy lento, previsible y estático. Al pobre Alain le tocaba iniciar el juego demasiado y sufría con el balón en los pies. Otros, directamente, estaban desaparecidos.


La primera ocasión llegó en el minuto 31, Borja Granero dribló bien dentro del área a su marcador, pero su disparo, algo forzado, se encontró con el portero vasco Mandaluniz, ex de la Gimnástica de Torrelavega. Casi a continuación Pumpido trató de irse por velocidad dentro del área grande, pero no llegó a tener ocasión de disparar.

El Somozas, que se limitaba a esperar una contra o una acción aislada, tuvo una doble acción muy peligrosa. Antas remató dos veces de cabeza, la primera terminó en un saque de esquina y en la segunda Óscar Santiago atrapó el balón, muy blandito, sin problemas. En el 38 Borja Granero fue derribado por Leuko en un córner y protestó un posible penalti. Al Racing le costaba dios y ayuda llegar arriba, así que no estaba de más aferrarse a la posibilidad del árbitro. La última ocasión de los primeros 45 minutos fue para los visitantes: un disparo de Antón desde muy lejos que lamió el larguero por arriba. La ocasión sirvió para encender a la grada tras un penoso primer tiempo del Racing. La pitada fue considerable y no pudo acallarse por la megafonía, que no funcionó a tiempo, ni tampoco por los cánticos de ánimo de La Gradona. El Racing había sido un desastre ante un Somozas bien ordenado.



La música de viento espoleó al Racing, que salió más motivado a la segunda mitad. Dioni protagonizó un par de acciones de peligro en los primeros minutos. El Somozas trataba de perder tiempo desde el primer instante y dejar pasar así el temporal verdiblanco. El equipo local metió una marcha más y se notó. En el minuto 57 una combinación entre Dioni y Artiles terminó con un centro-chut de Peña que remató Pumpido sin que el esférico botase en el césped, pero Mandaluniz, muy encima, lo rechazó. El panorama se animó mucho y al rival le pesaba el esfuerzo realizado. Un pase de Dioni al hueco, que corrió Dani Rodríguez, terminó con un disparo peligroso del gallego. Poco después Pumpido reclamó un penalti tras un forcejeo dentro del área.

Y por fin se abrió la lata. En el minuto 63 Migue cedió el balón a Dani Rodríguez. El gallego, muy lejos del área, recortó a Antón y se sacó un disparo cruzado fortísimo y colocado cerca de la escuadra contraria. Imparable. Otro golazo para el ex del Racing de Ferrol que desatascó un partido muy comprometido. Poco después el colegiado anuló un gol a Dioni por un fuera de juego muy ajustado. El Somozas se desarmó durante unos minutos. Una combinación entre Pumpido y Migue concluyó con un gran pase de la muerte del andaluz que no encontró rematador.


Se iba a cumplir la media hora de la segunda parte cuando el Racing volvió a la modorra. La escuadra cántabra se echó atrás y dejó de presionar. Jugar con fuego. Óscar Santiago tuvo que desviar un balón a córner y el equipo parecía otra vez cortocircuitado. Afortunadamente, en ese saque de esquina la estrategia del Somozas salió mal y Óscar Fernández pudo robar el esférico a su rival… El de Renedo recorrió con el balón en los pies todo el terreno de juego, de costa costa, 60 ó 70 metros, para recortar a Leuko y batir al portero formado en Lezama. El 2-0 era un buen seguro antipapardas.

El Racing disfrutó de otro par de ocasiones para ampliar su renta. Dani Rodríguez estrelló un balón en el larguero rematando un rechace y Pumpido de cabeza peinó un buen centro de Borja Docal.

Los últimos minutos de los racinguistas volvieron a ser muy malos. Ese bajón psíquico y físico que sufre siempre el conjunto que entrena Munitis comienza a ser preocupante. Tienen una asombrosa facilidad para irse de los partidos. Mikel Santamaría salvó un gol bajo palos y un despeje de Caneda se estrelló contra el larguero de su propia portería. El equipo se quedó quieto y dejó de presionar como si el árbitro hubiese pitado el final… En un contra conducida por Coulibaly, a Dioni, ya muy cansado, le sobró un regate. El triunfo dejó la sensación de que el Racing sigue teniendo problemas serios, aunque evitó el disgusto... El Tudelano y el Logroñés habían ganado sus envites. El Racing de Ferrol y la Cultural empataron sin goles.

Fran Díez


Racing 2: Óscar Santiago, Alain, Migue García, César Caneda, Mikel Santamaría, Borja Granero, Artiles (Óscar Fernánez, min. 61), Álvaro Peña, Dioni, Pumpido (Coulibaly, min. 85) y Dani Rodríguez (Borja Docal, min. 83).

Somozas 0: Mandaluniz, Leuko, Remeseiro, Juan, Antonio, Antón, Añón (Pedrosa, min. 70), Pau (Baleato, min. 78), Cubas (Mario Barco, min. 60), Joseba y Antas.

Goles: 1-0, min. 63: Dani Rodríguez. 2-0, min. 79: Óscar Fernández.

Árbitro: Rezola Etxebarría (Comité Vasco). Amonestó a los visitantes Antas y Mario Barco.

Incidencias: 5.106 espectadores, dato del club. Homenaje a las abonadas con motivo del Día Internacional de la Mujer antes del encuentro y en el descanso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario