sábado, 16 de abril de 2016

Chema Mato: "Somos un poco guerrilleros"


Ha jugado 28 de los 33 partidos con el Tudelano y si está disponible es un fijo para Mánix Mandiola. El cántabro Chema Mato es el pulmón del equipo navarro al que llegó esta campaña procedente del Guadalajara. Ha marcado tres goles y le han sacado nueve tarjetas amarillas, las justas para no perderse el partido en la tierruca, a la que sigue viendo muy a menudo. El jugador santanderino está completando una temporada fantástica y su equipo presenta unos números que asustan. “Visto desde fuera, la verdad, deben asustar un poco, pero los números y las estadísticas están ahí y simplemente son un número y el fútbol cada domingo te brinda una oportunidad nueva. Nada tiene que lo que hayas hecho en el pasado y hay que seguir demostrándolo día a día”, asegura.

El futbolista llega a su casa con afonía y cuatro cartulinas amarillas: “Espero recuperarme, esto es por estar detrás todo el día de los enanos. Jugar contra el equipo de tu tierra, cualquiera de ellos, aunque más contra el máximo representativo del fútbol regional es siempre bonito, especial e ilusionante. Espero disfrutar del partido y del ambiente, hacerlo lo mejor que pueda y llevarnos los tres puntos, claro. Es cierto que con cuatro amarillas tuve mucho cuidado ante el Coruxo con cada entrada. No me lo quería perder por nada del mundo. Lo pasó muy mal en la grada y por lesión ya me perdí el de León, uno de mis ex equipos, que también me hacía ilusión”.


El Tudelano ya le tiene atado para la próxima temporada, con 32 años Chema Mato tiene ya una trayectoria detrás importante en la categoría. Cumple su séptima campaña en 2ªB (Tudelano, Guadalajara, Linense, Villanovense y Cultural Leonesa tres temporadas). Antes estuvo un año en el Racing de Ferrol en Segunda División. Con el Racing no llegó a debutar en la máxima categoría aunque cuajó dos buenas temporadas en 2ªB con el filial. Pedro Munitis le dedicó unas palabras elogiosas el viernes en la sala de prensa: “Es un jugador supercompleto, que compite al 200% y que tiene mucha presencia. Físicamente es muy fuerte y luego tiene calidad, a poquito espacio que tenga te mete un pase entrelíneas o al espacio que te deja solo delante del portero. Es un jugador a tener muy en cuenta”.

El mediocentro cree que el domingo se verá un partido trabado, típico de la categoría de bronce: “Partidos vistosos en 2ªB hay muy pocos partidos, incluso en los play-off que puede haber más salsita son todos cerrados, trabajados, tácticos…”. Los buenos resultados del Tudelano han motivado que el sueño de ver al equipo en Segunda División, impensable hace un par de campañas, comience a dejar de ser una fantasía. “Tudela está muy ilusionada, estamos haciendo un gran año y se puede culminar de la forma más bonita, pero en el vestuario somos cautos, sabemos de nuestras virtudes y defectos y tenemos que seguir partido a partido. Estamos disfrutando y debemos seguir en esa línea. Cuando hay un buen ambiente y un buen grupo se nota en cada entrenamiento”, matiza el futbolista. En el vestuario no hablan de ascenso: “No lo comentamos. Somos conscientes de que tenemos tres gallitos duros de pelar, dos por delante y un Logroñés que llega muy bien a esta recta final… Tenemos muchas ganas de ir a El Sardinero y la predisposición de seguir haciendo historia en Tudela. Somos una familia y lo pasamos bien cada día juntos, disfrutando de cada entrenamiento. Eso nos da el éxito esta temporada y tenemos que seguir por el camino correcto”.


El partido del domingo puede decidir muchas cosas en la zona alta de la tabla, pero las situaciones han cambiado muchas veces a lo largo de la temporada. “En el fútbol de una semana a otra lo negro se vuelve blanco y  al revés, no hay términos medios. Nadie se esperaba la derrota del Racing en Cáceres, el racinguismo estaba muy ilusionado y confiaba en haberse arrimado al Ferrol. Si conseguimos llevarnos los tres puntos de El Sardinero será ya imposible la primera plaza para el Racing. Creo que el Ferrol no está en un buen momento, haber si lo podemos aprovechar los dos”, comenta.

El último equipo que derrotó al Tudelano fue el de Pedro Munitis, pero no hay ánimo de revancha en el conjunto de Navarra: “En una liga de 38 jornadas no solo hemos perdido contra el Racing, no hay sentimiento de revancha. Sabemos que es un partido muy importante, que no tiene nada que ver con el de la primera vuelta y en el que nos jugamos serias aspiraciones. Revancha no, tenemos ganas de disfrutar. Es una competición de regularidad y la clasificación no engaña y es por algo si estás arriba o abajo”.

El secreto para derrotar al Tudelano no es fácil de descubrir, pero desde luego el Racing tendrá que picar poco a poco a un rival muy rocoso. “Somos tácticamente buenos, un poco guerrilleros, vamos todos a una, corremos y peleamos todos, sabemos jugar cada momento del partido, si un compañero falla no pasa nada y se le anima y se le ayuda… Esa es la receta. Somos una familia y ganemos o perdamos en Santander volveremos orgullosos del trabajo realizado”, resume Chema Mato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario