sábado, 30 de abril de 2016

Las prioridades de la política


Nuevas elecciones, nuevos gastos y más dinero para los partidos políticos y su propaganda electoral. Los grandes beneficiados de su fracaso son ellos mismos. “Eso sí, ni un duro al Racing, que hay mucho que hacer en Sanidad y Educación”, esa es la coletilla que emplean los haters del convenio publicitario propuesto por el Gobierno de Cantabria. Muchos de ellos también habituales de las subvenciones en el BOC. 

Las elecciones de diciembre de 2015 han dado como resultado una legislatura fallida, sin embargo, los partidos políticos sí van a cobrar su correspondiente subvención electoral, que además se verá incrementada por los nuevos comicios que se celebrarán el próximo 26 de junio. Y por supuesto, los sueldos. No hay duda de que todos ellos dejarán  menos beneficio que una hipotética utilización del Racing como soporte publicitario a cambio de unos dos millones de euros en diez años. El porqué son dos y no diez millones de euros lo ha explicado el presidente del Racing en numerosas ocasiones. Luego ya se puede interpretar o no, estar a favor, en contra, más o menos de acuerdo.

Según la Ley Orgánica del Régimen Electoral General las formaciones políticas cobran dinero público por sus resultados electorales: una subvención de 21.167,64 euros por cada escaño obtenido en el Congreso de los Diputados o en el Senado; subvención de 0,81 euros por cada uno de los votos conseguidos por cada candidatura al Congreso si al menos al menos se logra un escaño de diputado; y otra subvención de 0,32 euros por cada uno de los votos conseguidos por cada candidato que hubiera obtenido escaño en el Senado.

De esta manera, Ciudadanos en Cantabria, que sacó un diputado y 53.182 votos, ingresó 21.167,64 euros más el dinero por votos, 0,81 euros  multiplicado por 53.182: 64.245,06 euros. ¡Cada voto cuenta, pero no en un sentido tan democrático como se piensa en la calle!

Por si este dinero fuera poco a los partidos se les da una subvención de propaganda electoral. Solamente se cobra si se forma grupo, aunque sea nacional. En nuestra circunscripción se estima en 0,22 euros por voto en el Congreso;  11.700,04 euros para Ciudadanos, 28.347,44 para los populares, 13.688,18 a Podemos y 17.207,74 a los socialistas. Para esta subvención, afortunadamente, no se tienen en cuenta los votos al Senado. En total, los cuatro partidos que obtuvieron representación nacional por Cantabria cobran de las arcas públicas 655.322,80 euros. Una cantidad que se doblará con las Elecciones del 26-J.



Además del dinero que reciben los partidos hay que tener en cuenta los seis meses de sueldos, de febrero a julio —tomaron posesión a finales de enero y estarán hasta finales de julio en su escaño, cuando se constituya en nuevo Congreso. El representante de Ciudadanos cobra 2.813,87 de sueldo más 1.823,86 de dieta por ser de fuera de Madrid, 697,65 de portavoz adjunto de comisión, 5.335,38 euros más los viajes y otros privilegios, que se les paga el Congreso. Por seis meses, su gasto es 32.012,28 euros. En el PP Ana Madrazo no cobra esos 697,65, sino 1.046,48 por ser vicepresidenta de comisión, en total sin los viajes  5.684,21 euros. Lo sueldos son estratosféricos y muy alejados de la vida real del país. José María Lassalle cobra por ser Secretario de Estado de Cultura, 112.768,86 al año, 9.397,41 al mes. Los senadores cobran 2.813,91 brutos más 1.822,38 por no residir en la capital. Fernández percibe 1.046,47 euros extras por ser vicepresidente de comisión y las otras dos 697,65 por ser viceportavoces de comisión (5.682,77+5.333,94+5.333,94). Los populares suman 31.432.27 euros mensuales si los multiplicamos por los seis meses: 188.593,62 euros de nada.

En el caso de Podemos, Alonso es vocal en varias comisiones pero eso no tiene complemento específico por lo que cobra "solamente" 2.813,87 de sueldo  a los que debemos añadir 1.823,86 de dieta, total: 4.637,73. Por último, el PSOE con Puerto Gallego cobra esos 4.637,73 más 1.046,48 por ser vicepresidenta de comisión. Sin los viajes: 5.684,21 euros. En el Senado, González es vicepresidente de comisión, por lo que cobra 1.046,47 euros más de complemento, total 5.682,76.

En ocasiones cuando algunos políticos hablan de que hay muchas prioridades antes que ayudar a que el Racing tenga viabilidad, una de las empresas más importantes de la región y que ha dejado en las arcas públicas 69 millones de euros en la última década, nunca citan lo que cuesta su labor a la sociedad… Remunerada con unas cantidades muy superiores a la realidad del mercado. Da la sensación de que la política es para ellos la principal prioridad, más que la sanidad o la educación. Primero ellos… Luego ya, el resto. La repetición de las elecciones nos saldrá muy caro.

Cristian Bringas

No hay comentarios:

Publicar un comentario