sábado, 30 de abril de 2016

Milagro en Vigo



El Racing de Ferrol volvió a pinchar y no pasó del empate sin goles ante el Coruxo en O Vao. Los ferrolanos vuelven a dar la oportunidad al Racing de depender de sí mismo para ser campeón. El Coruxo aseguró prácticamente la permanencia en la categoría y se defendió como un gato panza arriba de los ataques del líder. El técnico de los vigueses, Rafa Sáez, lo había advertido el martes iban a ser profesionales y necesitaban un punto para no depender de nadie. Si el Sporting B no gana mañana a la Cultural Leonesa el Coruxo será matemáticamente de 2ªB la campaña que viene. De todas formas, el filial gijonés necesitaría ganar tres partidos consecutivos y complicadísimos para dar caza a los gallegos.

La profesionalidad del Coruxo ha sido encomiable. Pocos racinguistas confiaban en que el Racing de Ferrol no ganase a los vigueses, que pese a sus limitaciones ofensivas (perdieron a dos futbolistas clave en el mercado de invierno) es una escuadra muy ordenada en defensa y trabajadora. Su temporada ha sido enorme y junto con el Lealtad han sido los dos equipos revelación del grupo. Aunque no hubo goles en O Vao el Racing de Ferrol estrelló dos balones al palo después de un disparo de Joselu y un remate de Catalá. El líder dominó la segunda parte, pero no terminó de culminar el trabajo. El empate tuvo tintes épicos para el Coruxo que afrontó toda la segunda parte con un hombre menos. Con el tiempo cumplido, el Racing de Ferrol reclamó un penalti del guardameta local sobre Kike Márquez, aunque la jugada estaba ya anulada por fuera de juego.

Ahora hace falta que el conjunto que dirige Pedro Munitis no deje pasar por tercera vez el tren del primer puesto y gane al Compostela. Si suma tres puntos en su feudo en esta jornada llegará a La Malata con la opción de ponerse líder si vence a los locales. Será una auténtica final por el título.

No hay comentarios:

Publicar un comentario