viernes, 15 de abril de 2016

Que viene el coco


Llega el coco. El Tudelano es el rival que nadie quiere ver ahora mismo en el Grupo I de 2ªB. Se presenta en Santander con los mismos puntos que el Racing y unos números que asustan: nueve partidos sin encajar un gol, 18 jornadas sin perder y 16 puntos de los últimos 18 posibles. Los navarros no son una escuadra de virtuosos, son un conjunto de orden y trabajo estajanovista que resultan letales al contragolpe. De los cuatro equipos de arriba son los que menos goles han marcado, 43 en 33 jornadas. El Racing de Ferrol lleva 56 y el equipo de Munitis 51. Los tudelanos rentabilizan muy bien sus goles y sobre todo reciben muy pocos: 23 en 33 partidos. Los mismos que llevan encajados el Racing de Ferrol y el UD Logroñés. Los cántabros suman tres tantos más en contra, quizá los del desastre de Cáceres. Ese tropiezo está ya olvidado en el vestuario y la plantilla tiene muchas ganas de resarcirse el domingo a partir de las cinco con el arbitraje del madrileño López Puerta.

El partido de la jornada en el Grupo I tampoco tiene pinta de dejar muchos goles, juego o espectáculo o por lo menos para el técnico local. Munitis espera un choque trabado y táctico: “Es un partido atractivo para el aficionado porque viene uno de los rivales fuertes del grupo y para el jugador es el típico encuentro competido que a todos les gusta jugar… Tengo ya más dudas de que sea un partido vistoso porque ellos son un equipo que se arma muy bien, no deja muchos espacios, es capaz de ganar acciones individuales y dificulta muchísimo el juego ofensivo del adversario”.

El Racing saltará al césped sabiendo el resultado del Racing de Ferrol, que recibe en su estadio al Compostela el sábado a las seis y cuarto. Esta circunstancia no suele sentar demasiado bien al equipo montañés, que no suele gestionar con acierto esa responsabilidad o presión añadida. “Yo creo que no nos beneficia en nada mirar a lo que tenemos por delante o por detrás, tenemos que ser capaces de centrarnos en lo nuestro. No nos va bien mirar a los demás. Lo que venga es consecuencia de lo que nosotros hagamos. Nos preparamos para conseguir un ascenso, no para quedar primeros. El quedar campeón si luego no asciendes no sirve nada. Trabajamos para ser mejores cada semana y llegar lo más fuertes posible a la fase de ascenso, que cada vez está más cerca”, teorizaba Munitis. El Logroñés juega el domingo a las seis ante el Burgos en Las Gaunas. En Santander se mira mucho a Ferrol, pero lo cierto es que una mala jornada incluso podría dejar al Racing en el cuarto puesto.
Pedro Munitis tiene a su disposición a toda la plantilla a excepción de los lesionados Francis y Kamal, que tampoco serían titulares. La duda son los hermanos San Emeterio y que rol desempeñarán el domingo. Fede está recuperado de los golpes de la semana –en la pierna y en el hombro– pero no está claro si ocupará la defensa, el centro del campo o el banquillo. Su hermano Borja ya ha entrenado esta semana con cierta normalidad y podría también tener minutos. El equipo será muy similar al de las últimas semanas con Óscar Santiago en la puerta una defensa de tres con Fede o Jon García, Caneda y Santamaría, con Migue en el carril zurdo con más libertad para subir. En el centro del campo Borja Granero y Álvaro Peña, que regresa después de cumplir su ciclo de tarjetas. Por la derecha Óscar Fernández y en la zona izquierda Dani Rodríguez con Dioni y Pumpido en la punta de ataque. Quizá pueda entrar Artiles en alguna de las dos bandas. Óscar no ha estado especialmente fino en las dos últimas jornadas, en cualquier caso no variaría mucho el once tipo del Racing de las últimas jornadas.

Tudela tiene poco más de 35.000 habitantes y Santander casi 174.000. Son dos realidades muy distintas, pero los dos equipos llegan con los mismos puntos a esta jornada 34. En El Sardinero estarán arropando al conjunto ribereño unos 300 aficionados navarros, muy lejos de los 3.000 que movilizó el club cántabro a Logroño o los que llevará a Villaviciosa. La iniciativa de las entradas con descuento para los abonados racinguistas hará que el estadio registre una buena entrada. Desde la modestia el equipo navarro está realizando la mejor temporada de su historia. Llegan después de un partido cómodo ante el Coruxo, al que ganaron con facilidad 3-0, a diferencia de los cántabros, que sufrieron la mayor goleada de la temporada ante el Cacereño con idéntico resultado.

El Tudelano no es tan fiero lejos de su estadio. A domicilio ha ganado siete partidos, empatado cuatro y perdido cinco para sumar 25 puntos. En el Ciudad de Tudela han obtenido 38 puntos, con once triunfos y cinco partidos. Solamente el Racing ha sido capaz de ganarles en su feudo. El conjunto que entrena Mánix Mandiola se ha reforzado con el delantero Hugo Díaz, que estaba en el Jaén y que llevaba 13 goles en 29 partidos. Los jienenses son sextos y se habían descolgado de las cuatro primeras plazas en el potente Grupo IV. Es una incorporación de relumbrón para esta recta final de la fase regular y la fase de ascenso. El Tudela sueñan con un ascenso a Segunda que sería una gran hazaña sobre todo teniendo en cuenta que lograron subir a 2ªB en 2012 después de seis play-offs fallidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario