domingo, 17 de abril de 2016

Triste y justo empate sin goles


La vida da segundas oportunidades de vez en cuando y los trenes vuelven a pasar, aunque se pierdan por diversas causas. El Racing saltó al terreno de juego de los Campos de Sport con la posibilidad de enmendar la paparda de Cáceres. La afición comentaba la derrota del otro Racing, comido por las dudas y por un Compostela que no había ganando en toda la temporada lejos de Santiago. Pero el tren de la primera plaza del Grupo I pasó otra vez de largo y todos le miramos como una vaca cántabra. Nadie sabe si volverá a haber una nueva oportunidad para el Racing. La escuadra que dirige Pedro Munitis tuvo una actuación horrenda en la primera parte y mejoró mucho en la segunda mitad ante un Tudelano poco ambicioso y sin pólvora arriba. En definitiva, un empate a cero que hacía justicia a los méritos de unos y otros.

A los dos minutos un remate de Víctor Bravo, muy activo en esos primeros instantes del choque, tuvo que ser desviado a córner por Óscar Santiago. Todo un aviso. El Tudelano trató de dejar claro que no era un comparsa y que era el conjunto más en forma del grupo, un aspirante al campeonato del Grupo I. Un error de Fede San Emeterio dejó a Iván Martín el camino libre hacía la portería. César Caneda detuvo la contra con una falta y vio la primera cartulina amarilla del partido. Ibai Ardanaz estrelló el lanzamiento directo en el larguero. El tiburón navarro olía la sangre verdiblanca.

El Racing volvía a depender de alguna acción individual y le costaba bastante superar las líneas navarras, tanto que se empezó a ahogar en su propio juego… No acertaban a salir de su área ni Caneda ni Álvaro Peña. Todo eran fallos en el pase largo o corto. Después de otro error de Caneda, Mikel Santamaría tuvo que derribar a un contrario y vio otra amarilla. A los 12 minutos los dos centrales del Racing tenían cartulina.

El Tudelano llevaba el peso del juego. Los navarros con su equipación roja parecían el Bayern de Tudela ante un Racing atrapado en la modorra. El conjunto que entrena Pedro Munitis ponía ganas, pero era incapaz de superar las líneas del rival siendo tan estático como casi siempre. Un disparo de Dani Rodríguez tras un centro de Óscar que cabeceó Granero fue anulado por fuera de juego, que lo pareció. Era la tímida reacción santanderina al dominio ribereño. El equipo de Munitis estaba espeso o caía constantemente en el fuera de juego. El Tudelano era más contante en su sistema para hacer daño al Racing, que se veía torturado por los hombres de Mandiola. Arkaitz, que había tenido que sustituir al delantero titular Bravo por lesión, ganaba la partida a los centrales racinguistas.


Una acción loca de Pumpido en el minuto 38 calentó el partido y despertó a los racinguistas. El argentino dio un sprint para derribar al portero rival… El árbitro no vio la acción, pero le mostró una tarjeta amarilla. Pumpido tocó a Pagola sin ningún sentido ni opción de llegar al rival. Presionar solo y sin ton ni son no suele ser efectivo. Las protestas y el lío hicieron que los locales se metieran en el partido. Óscar se fue por banda regateó y su centro le cayó dentro del área a Dioni, que se revolvió y disparó a la media vuelta fuera. Lo más peligroso de los cántabros en 41 minutos. El encuentro se abrió más con esos incidentes y un árbitro madrileño bastante particular que también tuvo sus más y sus menos con Munitis. De ese correcalles podía salir más beneficiado el Racing, que por lo menos descolocaba así a los tudelanos. La última ocasión de la primera mitad fue para los visitantes. Un remate de cabeza Arkaitz en el 44 que se marchó cerca del palo.

En la primera acción de la segunda mitad un pase de la muerte de Dioni desde la izquerda estuvo a punto de terminar dentro de la portería defendida por Pagola. El Racing había salido con otra cara. Y eso era un aviso. El Tudelano perdía fuelle y el partido se abría, aunque sin ocasiones claras para nadie. En el minuto 55 tuvo que salir de su área Óscar Santiago para despejar un pase largo de Pagola al que casi llega Arkaitz. El Racing volvía a estar a merced del rival, esperando alguna acción individual aislada, pero el Tudelano no fue ambicioso… Tenía el control del encuentro, pero muy poca pólvora arriba, como si el empate fuese bueno. El club navarro quiere incorporar ahora a un buen delantero de la categoría procedente del Jaén para solucionar sus evidentes problemas ofensivos. El Racing quería, pero no podía y el Tudelano daba la sensación de poder y no querer con sus limitaciones.

Y la acción de talento individual de los cántabros llegó, pero sin gol. En el minuto 73 Álvaro Peña metió un balón a Óscar y éste de tacón cedió a Dioni dentro del área evitando así a dos defensores. Dioni centro atrás fuerte, pero a su pase de la muerte no llegó Pumpido. La delicatesen del de Renedo no tuvo premio. Fue lo mejor de la segunda parte. El Racing apretó en esos minutos, pero los centros al área quedaban en nada. Tampoco se botó bien ningún saque de esquina y así es complicado hacer goles. La vida da dos y tres oportunidad, pero hay que aprovecharlas... Quién sabe, quizá los ferrolanos vuelvan a empatar un partido.

Fran Díez


Racing 0: Óscar Santiago, Fede San Emeterio, César Caneda, Mikel Santamaría, Migue, Granero (Borja San Emeterio, min. 60), Óscar Fernández, Álvaro Peña, Dioni (Coulibaly, min. 79), Pumpido y Dani Rodríguez (Artiles, min. 65).

CD Tudelano 0: Pagola, Delgado, Dani Gómez, Lalaguna, Jonathan, Lázaro, Paris, Chema Mato (Valero, min. 63), Iván Martín (Arkaitz, min. 26), Víctor Bravo (Samanes, min. 87) e Ibai Ardanaz.

Árbitro: López Puerta (Comité Madrileño). No fue decisivo, pero estuvo muy desacertado y casi siempre mal colocado. Amonestó a los locales Dioni (por unos gestos que no iban dirigidos al colegiado, muy injusta), César Caneda, Fede San Emeterio, Pumpido y Mikel Santamaría y a los visitantes Iván Martín, Paris, Valero, Lázaro y Dani Gómez.

Incidencias: Campos de Sport de El Sardinero. 8.853 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. El Racing juvenil de División de Honor saltó al césped con los dos equipos haciéndole pasillo como premio por el campeonato conseguido en su grupo por la mañana.

Foto de 

No hay comentarios:

Publicar un comentario