martes, 17 de mayo de 2016

David Bandera: "Jugar en El Sardinero es una pasada"


Fue el héroe del domingo. Sus dos goles tumbaron al Racing de Ferrol y pusieron en bandeja el primer puesto a la escuadra que entrena Pedro Munitis. Él solamente quería despedirse con un buen sabor de boca del Atlético Astorga, pero se convirtió en ídolo en Santander. No pudo dejar al conjunto maragato, por el que siente devoción, en la categoría de bronce del fútbol español pero lo intentó hasta el final. Tiró del carro e hizo goles como mantecadas. En El Sardinero ya dejó una excelente impresión. Tiene clase. Ha sido uno de los mejores futbolistas del Grupo I. Esa calidad inmensa no se puede ocultar, desde cadete a juvenil estuvo en la élite y en la selección española, pero al final se quedó atascado en la Cultural Leonesa, con juicios y sin equipo… Sus vecinos de Astorga le acogieron y le devolvieron la vida y el balón. 27 años y mucho orgullo del fútbol modesto, la temporada que viene podría mostrar su talento en la LFP… David Bandera se merece un ascenso.

  
La euforia de Santander contrastaba el domingo con la tristeza de Astorga. Ni el conjunto local ni el visitante tenían nada que celebrar.
El domingo fue muy un día muy triste con el descenso, ayer ya pasamos a recoger las botas, despedirnos de la directiva, el cuerpo técnico y de los compañeros que eran de fuera… Ahora ya estoy de vacaciones, a descansar y a pasar este mal trago cuanto antes. Esto no deja de ser un deporte y hay que seguir hacia delante.

El Atlético Astorga tuvo la permanencia muy cerca, pero la penúltima derrota, en Santiago, ante un Compos ya descendido lo complicó todo…
Lo tuvimos cerca hasta el final, pero bueno, considero que no solo esa derrota ante el Compostela te desciende. Hubo varios partidos en casa en donde no estuvimos acertados y se nos escaparon los puntos y por ahí pasa que no hayamos logrado el objetivo al final.

Ante el Racing de Ferrol aguantaron como jabatos pese a saber ya que no había nada que hacer por los resultados de Gijón y Estella.
Salimos a hacer nuestro partido, sabíamos que era muy difícil al depender de otros dos partidos y de dos resultados, pero si no ganábamos no había ninguna opción. Eso lo teníamos claro, había que ganar y salimos a darlo todo. A medida que fue transcurriendo el partido no nos queríamos enterar ni ver resultados de otros campos para que no se reflejase en el campo, pero quieras o no, lo notas en la gente de la grada. Incluso la afición de Ferrol nos gritaba que ya no teníamos nada que hacer, pero bueno, hicimos nuestro trabajo. Bajas a Tercera, pero por lo menos te vas con un buen sabor de boca para nuestra afición.

Actualmente en el fútbol español se pone todo en duda, la honorabilidad está muy cuestionada y vemos casos de apuestas o maletines constantemente.
Ahora parece que si ganas es que te han primado y que si pierdes es que te has vendido y casi da igual lo que hagas que sales mal parado. Nosotros teníamos nuestras opciones, nos jugábamos mucho y nuestro trabajo lo teníamos que hacer, teníamos que ganar y así lo hicimos... Si eso le ha hecho un favor al Racing de Santander… No creo que el equipo cántabro haya terminado líder por este encuentro sino a lo largo de una temporada de 38 jornadas.

¿Hubo mal ambiente con la afición del Racing de Ferrol o lo normal para un partido con tanto en juego y mucha tensión?
Sí, bueno, lo normal. Para ellos fue un palo gordo. Seguro que esperaban ganar en un campo como el nuestro. La diferencia entre quedar primero o segundo es enorme y ellos habían sido líderes muchas jornadas. Nosotros teníamos que mirar por lo nuestro. No podemos hacer nada mas en eso. Esto es fútbol. No se lo tenemos en cuenta.


¡Vaya segundo golazo que marcó! 
Tuve suerte, vi al portero adelantado y le pegue bien... La suerte de meter un buen gol y sobre todo de que sirviera para conseguir la victoria de mi equipo e irme del Atlético Astorga con un cierto buen sabor de boca después de una año muy complicado para nosotros.

Ha marcado 16 goles, cuatro de penalti, sin ser delantero y militando en un equipo modesto. Gran temporada.
Sí, individualmente no ha estado mal mi temporada en cuanto a lo que reflejan los números, pero si al final el equipo no cumple el objetivo creo que es culpa de todos y que nadie se salva. Si de verdad uno hubiera sobresalido muchísimo por encima de los otros se hubiese logrado la permanencia. De esos goles, algunos no han servido para dar puntos al equipo... Me quedo con los tantos que sí han dado puntos. Hemos estado hasta la última jornada con opciones de salvarnos, pero te quedas triste por el descenso. Contento por el trabajo bien hecho, pero con la pena del objetivo no cumplido.

Al Racing de Santander le marcó tanto en El Sardinero como en La Eragudina.
Marqué en El sardinero, aunque no valió para mucho. Fue un gol para maquillar el resultado, aquí nos dio un punto... Creo que hice dos buenos partidos ante ellos. Estoy también contento por este último partido ante el Racing de Ferrol… Por Twitter me dan las gracias, me dicen que vaya por allí que estoy invitado a todo… Las típicas cosas de los aficionados. Al final, es bueno que te lo reconozcan y te den las gracias... Si les he podido hacer un favor, yo o mi equipo, me alegro. Hacíamos nuestro trabajo.


¿Qué hace un jugador de su calidad en un club tan modesto?
Para mí fue un premio ir al Astorga en una situación muy complicada. Cuando era muy joven fui convocado con la selección española de categorías inferiores. Militaba en la Cultural Leonesa y quise probar en filiales de equipos importantes de Primera División, pero estaba obligado a permanecer allí por el contrato que había firmado siendo juvenil. Debuté con ellos en 2ªB y había un entrenador que confiaba en mí, luego le destituyeron y otros técnicos no contaron conmigo porque era muy joven. Luego las cosas no salieron como esperaba. Al final, me vi con 24 años sin encontrar equipo en 2ªB y gracias a que mi hermano jugaba con el Atlético Astorga me ficharon aquí. Estaba cerca de casa y la directiva siempre se portó muy bien conmigo. Han sido años muy buenos, peleando por subir a 2ªB y luego dos temporadas en esta categoría.

Lo difícil que es triunfar en el fútbol, de internacional a Tercera…

Ahora parece que ha mejorado algo más, pero estos años atrás el fútbol ha estado muy complicado con los impagos. La  crisis afectó mucho al fútbol de estas categorías. Mucho directivo constructor y todo ese rollo. Parece que apostar por los jugadores jóvenes cuesta demasiado… Me tocó vivir este fútbol más modesto al que estoy muy orgulloso de pertenecer.


¿Y la temporada que viene?
Ahora hay que pasar las penas, descansar y recuperarme. He jugado 38 partidos de titular y sólo me han sustituido en dos. He acabado muy cansado y necesito descansar un par de semanas y esperar a ver que sucede con todo este lío del play-off, que acabe la Segunda División también y se aclare todo... En un par de semanas se sabrá.

Pues para veranear tiene Cantabria a sus pies…
Seguiré de cerca al Racing, ojalá que ascienda. Le deseo eso a todos los equipos del Grupo I en la fase de ascenso, que les salga bien. El Racing de Santander merece ir volviendo a donde se merece estar porque es un club histórico. Me alegro de haber aportado mi pequeño granito a que ellos estén ahí. Jugar en El Sardinero es una pasada.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario