lunes, 16 de mayo de 2016

La conexión portuguesa del Reus


En 2014 Joan Oliver i Fontanet se convirtió en el máximo accionista del CF Reus Deportiu. No era una persona ajena al mundo del fútbol, había sido nada menos que director general del FC Barcelona con Joan Laporta como presidente. Fue entonces cuando forjó una buena amistad por el poderoso representante de Cristiano Ronaldo, Jorge Mendes, dueño y señor del fútbol portugués. Dicen que a raíz del fichaje de Deco. Los escándalos del “espionaje” a consejeros del club salpicaron al antiguo director de TV3 y salió escaldado del fútbol. El economista y periodista reconoció haber puesto en marcha una “auditoria de seguridad”, pero siempre negó que hubiese ordenado espiar a varios directivos del club.

Ahora Joan Oliver prefiere estar alejado de los focos mediáticos y el presidente del Reus es Xavier Llastarri, y aunque él sea el propietario prefiere mantenerse en la sombra. No tiene una especial relación afectiva con la ciudad y su objetivo es llevar al club a Segunda División como negocio. Lo de siempre, que el equipo sirva de escaparate para futbolistas jóvenes y tratar de venderlos a clubes más poderosos o dar ese "pelotazo" de subir a la LFP. Algo lícito, por supuesto... Pero  muchos clubes mueren en el intento.

No debe estar haciendo mal las cosas del todo porque en su primera campaña logró que el Reus jugase la fase de ascenso por primera vez en la historia de la institución. Pagó poco más de medio millón de euros por el club de la Baix Camp. Cuando ejercía de director general del Barça cobraba 800.000 euros anuales. Dinero tiene, pero la plantilla ha sufrido reiteradamente problemas para cobrar las nóminas, aunque al final han ido solucionando el entuerto a trompicones. La historia se ha repetido muchas veces. Se ficha mucho y bien con la idea de subir, pero si no se alcanza la meta queda un agujero negro que se lo traga todo.

La relación de Joan Oliver con Jorge Mendes se deja notar muchísimo en el Reus Deportiu. Desde su llegada han ido completando la plantilla con futbolistas del país vecino, sobre todo jóvenes promesas. Algunos no llegan directamente de la factoría Mendes sino a través de Pedro Ferreira Falcao, otro agente relacionado con el primero. Tampoco lo ocultan. Los dos primeros llegaron la temporada pasada en el mercado de invierno. Dos internacionales sub-20: el central Tobías Figueiredo y el delantero Alexandre Guedes. El primero regresó ya al Sporting de Lisboa y el segundo juega ahora en el Aves de su país. Rubén Semedo, otro internacional con Portugal en categorías inferiores, también militó con los rojinegros, aunque también hizo las maletas. Salió de allí por problemas disciplinarios y ahora juega en el Vitória Setubal. Todos los que llegan tienen buen cartel o son internacionales con las selecciones inferiores de Portugal. El trasiego de futbolistas lusos en Reus es importante, con muchas idas y venidas fugaces.

Actualmente la plantilla tiene cuatro futbolistas de Portugal que suelen contar con bastantes minutos. El extremo Ricador Vaz, 21 años, jugó en la máxima categoría de su país con el Estoril. Quizá es el que menos presencia tiene en el once.

El defensa Dinis Almeida Costa llegó con 18 años a Reus con la primera hornada de futbolistas lusos. Ahora tiene 20 y en este mercado de invierno le compró el Mónaco, que le ha dejado cedido en la escuadra catalana hasta que concluya la temporada. No es un fijo para Natxo González, solamente ha disputado 14 encuentros como titular, aunque tiene muy buenas condiciones.


El joven lateral derecho Eliseu Cassama está siendo una de las sensaciones del equipo. Nació en Guinea Bissau, aunque tiene pasaporte portugués. Destacó en las inferiores del Benfica y también ha sido internacional. Es el típico lateral negro con mucha potencia, velocidad y proyección ofensiva.

Pero no todos son jóvenes promesas. La joya de la corona de los portugueses en Reus es el veterano centrocampista Vitor Emanuel Cruz da Silva. Jugó en la Primera División de Portugal e incluso la Liga de Campeones. El mediocentro fue uno de los hombres clave del Paços Ferreira que logró una histórica tercera plaza en Portugal en la campaña 2011/2012. Su buena actuación le llevó a fichar por un grande de su país, aunque no triunfó en el Sporting de Lisboa. El equipo del alma de Vitor Damas. Todos se quedaron muy sorprendidos de que un futbolista con tan buen cartel fichase por un club de la 2ªB española. Esta temporada ha actuado en 19 partidos como titular, 26 en total, además de uno de Copa del Rey, en el Calderón ante el Atlético de Madrid.

El CF Reus canta fado y eso en el Racing solamente puede significar una cosa: Quinito y Damas. Eso sí, también Hugo Porfirio, George Gonçalves o Ze Antonio. La moneda siempre tiene dos caras. Si la música típica del país vecino suena afinada o a ruido molesto se sabrá dentro de un par de semanas para los racinguistas. Los tarraconenses tendrás que esperar un poco más tiempo para conocer si la composición de Oliver es una obra maestra o una sinfonía inacabada.

Fran Díez

No hay comentarios:

Publicar un comentario