domingo, 29 de mayo de 2016

Otro palo merecido


No hubo revolución en el once. No hubo emisión en streaming. No hubo espíritu de remontada. Ni épica ni juego ni nada. Ni un gol. Hubo repetición de errores en el planteamiento y corrección a la media hora. Hubo más de lo mismo. El Racing siguió siendo un zombi de serie B. No se reencontró con las buenas sensaciones ni se maquilló la pésima imagen de hace siete días. Adiós Reus, adiós ascenso. Ahora solamente queda olvidar.

A los seis minutos David Haro se encargó de disipar cualquier duda sobre una posible remontada montañesa marcando el 1-0. El pequeño futbolista del conjunto catalán volvió a ser top. Del ataque racinguista no se tienen noticias. El Reus Deportiu demostró estar a años luz de los santanderinos individualmente y como colectivo. Con el 1-0 había que meter cuatro tantos para superar la eliminatoria, los mismos que de inicio… En eso nada cambiaba. Cualquiera era consciente de que era igual de imposible meter cuatro que dos ante un rival que estaba un par de escalones por encima en todos los aspectos. Si el Reus hubiese forzado la máquina volvía a golear al conjunto que entrena Pedro Munitis con facilidad.


Un disparo flojo de Artiles a los 20 minutos con una volea desde el punto de penalti que atrapó Edgar Badía sin apuros era toda la reacción de un Racing comatoso. El entrenador del Barrio Pesquero retiró a la media hora a Fede San Emeterio, que ya había visto una cartulina amarilla, para dar entrada a Dani Rodríguez. El gallego no logró controlar un balón nada más salir dentro del área pequeña. A David Haro le anularon otro tanto por una falta previa de Edgar. Las ocasiones eran más claras para los catalanes. Afortunadamente, los locales ya estaban decididos a dejar pasar el tiempo y esperar las contras. Los deberes ya les tenían hechos. Los cántabros era incapaces de generar mucho peligro ni con ciertas facilidades.


En el minuto 42 Óscar Santiago salvó un nuevo gol local en un mano a mano con el ariete Edgar Hernández. Después se anuló un tanto a Dioni por fuera de juego bastante ajustado. Ni con ese gol hubiese habido ni un ápice de opciones de milagro para la segunda mitad.

En la segunda parte el Reus se dedicó a contemporizar y el Racing tampoco hacía pupa. Algún centro desde la banda y poco más. Un remate de cabeza en el minuto 50 de César Caneda que se fue dos metros fuera… Fue la única ocasión medianamente clara del encuentro para los racinguistas y llegó a balón parado.

El Reus Deportiu, bien armada atrás. se dedicó a dejar pasar el tiempo en la segunda parte para poder celebrar el ascenso. El Camp Nou era una fiesta en la grada. La suerte estaba echada. Ni con esa disposición pudo el Racing crear peligro para al menos empatar y recuperar algo de la autoestima perdida. No había recursos ni para eso. Ni reacción posible. Isma Cerro volvió a ser el arma secreta en ataque… Pocos argumentos ofensivos. El equipo estaba en shock desde el 0-3. El Racing arrastra problemas desde el verano pasado, como su pésimo juego a balón parado entre otros, que no se han solucionado. Para Munitis el equipo “compitió bien ante un gran equipo. Perdimos la eliminatoria en casa”. Competir, lo que se dice competir, el Racing no compitió nunca con el Reus. Han sido dos mundos lejanos y el ascenso parece algo de otra galaxia para los cántabros.


Reus Deportiu 1: Edgar Badía, Benito (Moyano, minuto 82), Dinis, Olmo, Ángel, López Garai, Folch, Rafa García, Haro, Vitor (Colorado, minuto 78) y Edgar Hernández (Fran Carbià, minuto 70)

Racing de Santander 0: Óscar Santiago, Borja San Emeterio, César Caneda, Jon García, Migue, Fede San Emeterio (Dani Rodríguez (Minuto 28), Borja Granero (Isma Cerro, minuto 58), Peña, Óscar Fernández, Artiles y Dioni (Coulibaly, minuto 75).

Árbitro: Aitor Gorostegui Fernández-Ortega (Colegio Vasco). Bien, alguna acción dudosa con los fuera de juego. Amonestó al local Vitor y a los visitantes Migue, Caneda y Granero, 

Gol: 1-0 David Haro. Minuto 6. Gran pase del portugués Vitor para Ángel y el centro del lateral lo recoge Haro para fusilar a gol dentro del área pequeña.

Incidencias: Lleno en el Camp Nou de Reus. 4.300 espectadores. Hubo celebración  e invasión de campo al final del encuentro. El Reus alcanza la Segunda División por primera vez en su historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario