viernes, 20 de mayo de 2016

Primer round


Llegó la hora de la verdad. El Racing afrontará el primer round de un combate a dos asaltos el domingo a partir de las cinco de la tarde. El premio en liza no puede ser más goloso: el retorno al fútbol profesional. Habrá recibimiento al equipo con bengalas, fiesta, mosaico con 22.222 cartulinas, tifo y un ambiente de Primera División con una entrada en el estadio que superará las 15.000 almas con seguridad. "Espero que ese ambiente no nos afecte de forma negativa. Debemos gestionar la ansiedad ante nuestra gente, si se maneja bien la presión el apoyo de la grada será fundamental. Nos van a llevar en volandas”, explicaba Pedro Munitis hoy en la sala de prensa. Los temores del técnico son lógicos… A su equipo le ha podido la responsabilidad de ascender en algunos momentos decisivos de la temporada, aunque al final cumplió con su obligación de ser primero de grupo.

Ese ambiente espectacular también preocupa en el rival. Será algo muy especial y todos son conscientes de que no es un partido más. Naxto González, entrenador de los rojinegros, lo valoraba así: "Espero que seamos capaces de adaptarnos a esa fantástica situación que vamos a vivir. Gestionar el nivel de activación, las emociones o la agresividad en un campo como ese y con las características que se van a dar. Ellos son un club más acostumbrado a estos momentos, no es algo decisivo pero también suman".

El delantero argentino Facundo Pumpido y el capitán Francis serán baja por lesión. Munitis no ha querido revelar nada de un posible once, pero la única duda es si los dos gemelos de Sierra de Ibio estará en el césped. Si los hermanos San Emeterio son titulares se podría caer del once Dani Rodríguez o Artiles, ese puesto de falto interior izquierdo, y variar un poco el sistema cayendo Dioni a la banda izquierda. “Estamos con muchísimas ganas de que llegue el partido. Hemos trabajado muy bien durante la semana y estamos preparados. No quiero anticipar nada de la alineación, pero no hay dudas, tenemos las cosas claras y llegamos en un buen momento al play-off tanto física como mentalmente. Llegó el momento de la verdad y hay que afrontarlo con valentía y sin ningún temor”, indicó el entrenador. Munitis también será baja y volverá a ver el choque desde un box dejando a Gonzalo Colsa el área técnica.

El equipo reusense no tiene bajas. Su entrenador también ha querido guardar sus cartas y no dar pistas al rival, aunque se mantendrá fiel a su estilo. Los dos conjuntos tienen números similares y será un partido muy parejo. Aunque no hay temor, ambas escuadras guardarán mucho la ropa. Es un partido de 180 minutos y la tensión motivará que este primer asalto sea de tanteo. “Tenemos que afrontar el choque sabiendo que jugamos en casa y que hay que sacar un buen resultado, pero son 180 minutos de encuentro, no se puede juga como un único partido de liga sino teniendo claro que queda otro”, dijo Munitis.

Los elogios al rival han sido constantes esta semana. El Reus es un gran equipo, aunque la afición cántabra tenga una euforia lógica después de que su equipo se proclamara campeón en la última jornada de manera inesperada, todavía no hay nada conquistado. “Estamos los cuatro mejores de la categoría en estas eliminatorias de campeones y ellos son un grandísimo equipo. Será una eliminatoria de tú a tú. Lo único que me preocupa es que mi equipo dé su nivel y que el ambiente no nos afecte de forma negativa. Si manejamos eso tenemos opciones de subir a Segunda”, explicó el técnico del Barrio Pesquero.


Sobre el rival el entrenador cántabro considera que “tiene un estilo muy definido, defienden con las líneas muy juntas con un 4-4-2, tienen mucha envergadura, es un equipo muy poderoso, con gente con experiencia que no se verá afectada por la presión de la eliminatoria. En ataque tratan de dar un buen trato a la pelota y tienen gente grande, alternan juego directo con combinativo, la banda izquierda se la dejan al lateral… Lo tenemos controlado igual que ellos a nosotros, pero una cosa es trazar flechas en un pizarra y otra hacerlo en el césped. El verde nos dirá quién es mejor”. El técnico del Reus, el vasco Natxo González, también ha elogiado a su adversario cuando le cuestionaban si el Racing era una buena plantilla de individualidades, pero no un buen equipo: "¿Quién dice que no está trabajado? ¿Los periodistas de allí? Yo sé donde nos pueden hacer daño y no hay que tener ninguna duda de que son un gran equipo, han quedado primeros.. No es justo de hablar de un equipo poco trabajado. Son un equipo muy fiable en casa, han recibido ocho goles en 19 partidos, y han recortado una gran diferencia al Racing de Ferrol en esta recta final del campeonato. No tengo dudas de que es un gran equipo”.

El árbitro del encuentro será el segoviano Germán Cid Camacho, un colegiado joven que aspira a subir de categoría este verano. Cualquier detalle puede decidir una contienda que se presenta muy igualada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario