domingo, 12 de junio de 2016

Creía que éramos hombres


Se acabó. This is end. El ambiente pesimista de los Campos de Sport presagió el drama final. Era una armadura del racinguismo. Siempre con ilusión, pero también poniéndose en lo peor. Unos 4.000 espectadores menos que ante el Reus evidencian que muchos seguidores del club verdiblanco habían bajado los brazos intuyendo el naufragio. La animosa afición del Cádiz creía… Para ellos fue la alegría final. No lo tendrán fácil ante el Hércules.

Munitis alineó a un equipo muy ofensivo con dos delanteros (Dioni y Coulibaly), Migue en el lateral izquierdo y Dani Rodríguez en el doble pivote. Ya de inicio se vio que el africano cayendo a la banda derecha y apoyándose en Óscar tenía un filón en ese flanco gaditano. Pero el peligro eran los contragolpes rivales. No encajar un tanto que obligase al Racing a marcar tres goles. El conjunto que entrena Álvaro Cervera había venido a Santander a eso: defender y buscar las contras. A los cinco minutos Álvaro García se plantó solo delante de Óscar Santiado aprovechando un pase largo  y un despiste defensivo. El  disparo cruzado del exracinguista se perdió a la izquierda del cancerbero santanderino lamiendo el poste. Fue lo más peligroso del Cádiz en los primerio 45 minutos, pero un aviso de que una contra podía ser letal. Y así fue.

El Racing tenía el balón y hacía mucho daño por la banda derecha gaditana. Coulibaly y Óscar hacían un dos contra uno constante a Servando generando muchísimo peligro a la zaga amarilla. Un remate de cabeza de Jon García tras un saque de esquina lo detuvo Cifuentes, pero dio la sensación de que el arquero del Cádiz lo hizo dentro de su portería. Los cántabros apretaban mucho y estaban volcados buscando igualar la eliminatoria. Todavía había ilusión en el vaso.

Un centro desde lejos de David Sánchez lo intentó rematar  Dani Güiza de manera acrobática. El que fuera campeón de la Eurocopa en 2008 no está ya para estos alardes. Artiles le dio la réplica al Cádiz con un lanzamiento lejano. El Racing insistía como las olas del cercano mar Cantábrico… pero eran olas de menos de medio metro.


El dominio racinguista se fue diluyendo con los minutos y con más acercamientos que disparos a puerta. En la recta final del primer tiempo la escuadra de Munitis retomó las embestidas. En el minuto 33 una contra que llevó Artiles fue mal resuelta por el canario. Dos minutos después un centro de Coulibaly desde la derecha lo remató a gol Migue de primeras. Salvó Cifuentes de manera milagrosa. Fue la mejor ocasión del partido. Si llega a entrar…

El Racing estaba volcado en la puerta rival. Un centro de Óscar también desde la derecha tras una buena acción individual de Coulibaly volvió a quedarse sin rematador. El pequeño Artiles no alcanzó a meter la cabeza. Se echó de menos a Pumpigol. Los locales parecían un equipo solvente ante un Cádiz muy conservador. La primera parte concluyó con otro centro de Coulibaly desde la derecha que se paseó por el área chica sin que hubiese nadie en el área.

En la segunda parte salió el Cádiz con más ganas. En el primer instante Álvaro se coló rapidísimo por el centro del área, pero Óscar Santiago salió veloz para desactivar el peligro. El Racing no encontraba el camino del gol… Ni un solo tanto en los cuatro partidos de la fase de ascenso. Una losa que ahogó al equipo. El Cádiz estaba a lo suyo, incluso Alberto Cifuentes vio una amarilla en el 55 por perder tiempo a la hora de sacar de puerta.

Con el Cádiz bien plantado en el terreno de juego y encerrado en la cueva, el Racing lo tenía complicado. Se enredó solito en la tela de araña.  El ataque en estático ante una defensa ordenada es algo que se le ha atragantado al conjunto de Munitis durante toda la campaña. Una internada de Óscar con un buen centro volvió a quedarse sin rematador. Dioni no alcanzó el esférico.

No estaba mal el conjunto montañés cuando llegó la debacle al cuarto de hora de la segunda parte. Álvaro García se fue por velocidad aprovechando un pelotazo en largo tras una pérdida de balón. La defensa racinguista estuvo lenta y el exracinguista resolvió muy bien ante Óscar Santiago. Al Racing le mató ese gol. Los hinchas andaluces comenzaron a corear “que bote el Carranza, que bote el Carranza” y todo se fue al garete. La escuadra local necesitaba tres goles cuando todo el mundo era consciente de que sufría para hacer uno que ni llegó.

Los andaluces tiraron de oficio para dejar transcurrir los minutos y los cántabros se desconectaron de la máquina para dejarse ir al otro mundo… Granero vio una amarilla por una patada alevosa sobre Juanjo. La desesperación genera violencia. Ya no había nada que hacer y estuvo más cerca el segundo del Cádiz que el primero del Racing.

A Dioni le anularon otro gol por fuera de juego en el minuto 77 y el malagueño se cayó de maduro dentro del área buscando un penalti inexistente. Daba lo mismo. El peligro de los racinguistas no eran disparos a puerta sino caídas fingidas dentro del área. Eso lo explica todo. Hubo un momento de la temporada en la que creí que el Racing era algo, en los que creí que éramos hombres y no frágiles muñecos flotando a la deriva… Ahora solamente queda llorar como racinguistas lo que no se pudo ganar en el césped.

Fran Díez


Racing 0: Óscar Santiago, Borja San Emeterio, Migue García, César Caneda, Jon García, Borja Granero (Fede San Emeterio, min. 78), Óscar Fernández, Dani Rodríguez, Dioni, Coulibaly (Isma Cerro, min. 78) y Artiles (Manu Delgado, min. 68).

Cádiz 1: Alberto Cifuentes,Juanjo (Abel Gómez, min. 78), Servando, Aridane, Migue González, David Sánchez, Salvi, Mantecón, Dani Güiza (Lolo Plá, min. 56), Fran Machado y Álvaro García (Nana, min. 71).

Gol: 1-0, min. 62: Álvaro García.

Árbitro: Moreno Aragón (Comité Madrileño). Amonestó a los locales Borja Granero, Dioni y Dani Rodríguez y a los visitantes Mantecón y Cifuentes.

Incidencias: 14.210 espectadores.

1 comentario:

  1. Racing club *** Racing club *** el As de la paparda siempre lo has hecho TU

    ResponderEliminar