miércoles, 22 de junio de 2016

Esperando a Viadero


Es una partido de póker a punta de acabar. La cuestión es aguantar. No levantarse de la mesa. La salida de Ángel Viadero tiene pinta de ser más miniserie que culebrón. Antes de que termine la semana será presentando en la sala de prensa de los Campos de Sport de El Sardinero… O eso quieren todas las partes. A veces, la realidad es caprichosa. Viadero ya planifica para el club santanderino y alargar esta historia le puede ser rentable en lo económico, pero nadie quiere hacer las cosas mal… Peor, sería un término más correcto.
El Burgos CF ya sabe el técnico no seguirá y que entrenará al Racing. Ahora todo es cuestión de esperar. Iñaki Alonso y Mánix Mandiola suenan con fuerza como sustitutos... En las oficinas del club llegan cientos de ofrecimientos. Hay muy buenos técnicos libres en el mercado.
La carta de libertad de Viadero cuesta 30.000 euros más IVA que el santanderino debe descontar de su contrato con el Racing y adelantar. El presidente del club burgalés ya ha hecho al entrenador una primera rebaja, pero todas las partes son herméticas al respecto. Nadie quiere hablar de dinero y es entendible.
En Onda Cantabria se aseguró ayer que el técnico había realizado ya el ingreso de su cláusula y que solo restaba que el banco confirmara el pago, algo que desmintieron enseguida desde Burgos. «Para nada. Es la primera noticia que tengo. De haber sucedido me lo hubiera dicho (Ángel Viadero). La gente habla porque tiene boca», respondía a primera hora de la tarde de ayer Juan Carlos Barriocanal, presidente del Burgos CF.
El final podría producirse a lo largo del día de hoy. El mandatario castellano no quiso entrar en detalles ayer durante la presentación de la campaña de abonados: «La solución llegará y cuando lo haga explicaremos los pormenores de las negociaciones, en estos momentos no se puede decir nada».

No hay comentarios:

Publicar un comentario