miércoles, 29 de junio de 2016

Guía para un verano racinguista


¡Empieza el verano verdiblanco! La temporada se hizo larga, eterna. Los aficionados racinguistas llegarán  a la nueva campaña caminando como harapientos zombis. Ya hay un nuevo entrenador, pero falta lo más complicado para tener unas vacaciones libres de estrés, algo imposible en los últimos periodos estivales para el Racing: el convenio de patrocinio con ITM, Gobierno y amigos. Entre esto y los rumores de fichajes y renovaciones la sensación será la de un ciclo sin fin. El primer equipo volverá al trabajo la tercera semana de julio, apenas 15 días de supuesta tranquilidad y de incertidumbre. Manolo Higuera elegirá la montaña y Quique Setién la playa. Tú a Boston, yo a California. Así está el racinguismo de desquiciado... te proponemos nuestra guía de verano racinguista en 10 puntos:


1) Lucir camiseta racinguista ya sea en la Eurocopa de Francia o escalando el Everest.

2) Planifica tus vacaciones en función de los amistosos de verano y del primer partido liguero sin que tu pareja sospeche... "Pues me han dicho que Boiro es muy bonito, cariño. Podíamos ir este finde".

3) Si vas a un país extranjero no te olvides de apuntar los nombres de las estrellas locales. Este delantero maltés podría encajar en mi Racing. "Este morenito que corre tan rápido con mi cartera me recuerda mucho a Coulibaly".

4) Hablar del ascenso y de la posible liquidación en un hotel del Caribe. Llamar a casa desde Rumanía y preguntar a tu padre por lo de ITM.

5) Conspirar en la playa teorías sobre la ampliación de capital del club y el mirloblanquismo. "¿Oye, vuelve a liquidar el Racing?".

6) Barbacoa de colegas racinguistas y terminar hablando del gol de Radchenko en San Mamés.

7) Encontrarse a Francisco Pernía en el aeropuerto. Salidas internacionales. Lleva un maletín.

8) Entrar compulsivamente en racinguismo.com desde Madagascar para saber si ha habido ya fichajes, para después desilusionarse porque no vienen de la Juve: "Pues no se suena de nada ese nombre".

9) Quejarse de Munitis soñando durante la siesta en la piscina y que tu hijo te susurre: "Que no papi, que ya no está".

10) Renovar el carnet de abonado el último día permitido para conservar el asiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario