jueves, 9 de junio de 2016

Racing y Cádiz a puerta cerrada


Pedro Munitis no es el único que entrena a puerta cerrada ni mucho menos. Desde que comenzó la fase de ascenso Álvaro Cervera cambió su procedimiento habitual en el Cádiz y pasó a entrenar sin público en todos los entrenamientos. Hasta que llegó la eliminatoria ante el Racing de Ferrol el técnico cadista incluía una sola sesión a puerta cerrada semanal, algo que también realizaba su antecesor en el cargo, Claudio, y que también ha venido siendo lo habitual con el técnico del Barrio Pesquero en el Racing. En el play-off cambia todo y nadie quiere dar pistas al rival. El público puede guardar sus fuerzas para los partidos en el estadio.

Munitis tiene varias dudas que no quiere despejar públicamente. Una es si volver a ubicar a Migue en el lateral izquierdo y otra si poner de inicio a Fede San Emeterio. El gallego Dani Rodríguez podría ocupar la zona izquierda o el mediocentro, algo que ya hizo a lo largo de la campaña sin demasiado éxito. También tienen sus opciones de entrar en el once Manu Delgado y el canario Artiles. Un buen puzle para encajar. Cervera también juega al despiste, aunque parece que lo tiene más claro. No se sabe cómo está Machado, que utilizó en La Malata como titular, o si apostará por un planteamiento más defensivo. Dani Güiza o Lolo Plá pugnan por el puesto de '9'.

La rutina la romperá hoy el Racing con una comida de conjura en los Peñucas, el restaurante de la familia de Iván de la Peña. Justo enfrente Pedro Munitis comenzó a dar sus primeras patadas a un balón. El grupo intentará fortalecerse con este almuerzo de hermandad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario