viernes, 26 de agosto de 2016

Barreiro, una caja de zapatos


No es el mejor césped del mundo y sus dimensiones son reducidísimas: 100,9 metros de largo por 65 de ancho. Los Campos de Sport de El Sardinero tienen 105 de largo por 68 de ancho, una diferencia evidente que se nota a lo largo del partido. Barreiro es una caja de zapatos. Jugar allí es incómodo para el Celta B y también para cualquiera de sus rivales. A los celestes se le dio casi mejor jugar fuera que en casa la campaña pasada. Obtuvieron 29 puntos como locales con ocho triunfos y cinco empates por los 21 que sumaron fuera. El equipo gallego perdió seis partidos en casa y diez a domicilio.

El entrenador del Racing, Ángel Viadero, espera que el césped esté en buenas condiciones. "No tengo esa percepción de que sea tan pequeño y es un campo en el que he jugado muchas veces... A estas alturas de temporada creo que el césped estará bien. Igual cuando vaya avanzando la campaña está peor porque está en una zona muy húmeda, pero ahora intuyo que estará bien. El campo permite el juego bueno y dinámico, sí es cierto que no es muy ancho, aunque creo que tiene buenas medidas. Quizá parece más pequeño porque tiene muy cerca la valla", apuntó el técnico.



No es un buen campo para un filial de Primera al que se le presupone buen trato al balón y menos todavía para un grande de la categoría como el Racing. De hecho, el equipo santanderino ha perdido en sus dos últimas visitas por el mismo resultado: 1-0. Hace tres temporadas con Paco Fernández de entrenador y la campaña pasada con Pedro Munitis en el banquillo. En ambas ocasiones anotó el gol el mismo jugador, Borja Iglesias. Ángel Viadero huye de las excusas que tengan que ver con estos condicionantes externos a diferencia de lo que se vivió la campaña pasada: "No podemos poner disculpas, lo digo siempre, es un campo más del grupo y tenemos que salir a ganar sea Barreiro, El Sardinero o donde corresponda".

Este campo municipal está ubicado en la parroquia de Lavadores de Vigo. Tiene capacidad para 4.500 espectadores, aunque no es especialmente cómodo fuera de su grada principal. Fue construido en 1988. En algunos puntos del terreno de juego los futbolistas tienen la valla o la pared muy cerca. No faltan las viviendas cercanas desde las que se puede ver el terreno de juego. Es uno de esos campos muy de la categoría... Además del Celta B usa estas instalaciones otro club, el Gran Peña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario