viernes, 26 de agosto de 2016

El peligro es Borja Iglesias


Dos visitas a Barreiro del Racing y dos derrotas con gol del mismo verdugo: Borja Iglesias. Le marcó al equipo de Paco Fernández y anotó también la campaña pasada al Racing que entrenaba Pedro Munitis. El espigado delantero compostelano, mide 1,87, hizo once goles la campaña pasada en 36 partidos. Comenzó de forma espectacular marcando seis dianas en los once primeros partidos, pero luego atravesó una racha nefasta de cara al gol. Sus otros cinco goles llegaron ya en la recta final del campeonato y fueron salvadores, aunque estuvo una vuelta sin ver puerta. Marque o no es un peligro constante para las defensas rivales.

Esta temporada muchos equipos de 2ªB se han interesado en el ariete, que comenzó su carrera en la cantera del Villarreal, incluso alguno de Segunda. En la agenda del Racing también ha estado, pero el atacante gallego no ha tenido opción de salir a ningún destino. No quería irse, aunque tampoco jugar con el filial por lo que se encuentra ahora en una extraña situación. Iglesias solamente saldría cedido a un club de categoría superior... El Celta cuenta con él y por eso le ha renovado tres temporadas este mismo verano ejerciendo una clausula de su contrato. Ya ha debutado en Primera con la escuadra celeste, en Copa, e hizo una gran pretemporada el verano pasado, pero parece que tendrá muy complicado ganarse minutos oficiales con el primer equipo este año. La categoría de bronce se le queda muy pequeña y la Primera muy grande. Sus registros goleadores en 2ªB las tres últimas temporadas hablan por sí solos: 13, 17 y 11 goles.

Sería extraño que por tercer año consecutivo Borja Iglesias marcara al Racing el gol de la victoria, pero de todo se ha visto en el fútbol. Al entrenador racinguista, Ángel Viadero, no le preocupa en exceso el delantero gallego: "Es un delantero que está bien, es un poco diferente a su pareja de baile, que es más veloz (Hicham) y Borja es la referencia. A pesar de su envergadura tiene un gran juego de pies, puede aguantar la pelota y escapar, tiene presencia en el área... El Celta B es un equipo con buenas individualidades, pero nosotros no variamos mucho nuestra idea dependiendo del rival. Está claro que tenemos que conocer lo que nos vamos encontrar y lo que puede ofrecer el conjunto adversario, pero no cambiamos nuestro planteamiento en función del rival o por jugar en casa o fuera". Ante el Mutilvera, en la primera jornada, Borja Iglesias no marcó pero las mejores ocasiones de los gallegos salieron de sus botas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario